Liberan a menonitas que talaron árboles con maquinaria pesada y sin autorización

Imagen: MAAP

  • Las cuatro personas detenidas fueron liberadas, luego de 48 horas, por el juez Roy Ruíz Dávila, del Juzgado de Investigación Preparatoria de Ucayali, porque consideró que no existía suficiente indicio para su detención.
  • A la fecha, la Fiscalía trabaja en tres casos relacionados con los menonitas por la deforestación de más 2800 hectáreas de bosques primarios tanto en Ucayali como en Loreto.

Por Fiorella Fiestas / ffiestas@spda.org.pe

 

El pasado 9 de noviembre, durante una inspección policial, cuatro integrantes de la colonia menonita fueron arrestados tras ser encontrados realizando desbosque en un área de tres kilómetros en el sector Caserío Jerusalén, distrito de Nueva Requena, provincia de Coronel Portillo (Ucayali). Los intervenidos no contaban con el permiso de la autoridad competente.

Tras permanecer 48 horas detenidos, el juez Roy Ruíz Dávila, encargado del juzgado de investigación preparatoria de Ucayali, concluyó que no existía suficiente indicio para su detención, pese a que fueron hallados en flagrancia.

Actualidad Ambiental tuvo acceso a la resolución judicial de la Primera Fiscalía de Ucayali donde se detallan los argumentos expuestos por el juez para determinar la liberación de los cuatro implicados que deforestaban un bosque primario con maquinaria pesada, y sin los permisos correspondientes.

En primer lugar, el juez de la investigación preparatoria de Ucayali no advirtió la existencia de graves elementos de convicción para que se estime algún delito contra los bosques. Esto debido a que los dos testigos citados no resultaron consistentes en sus argumentos, según se indica en el reporte. Por otro lado, el juez mencionó que un informe del Gobierno Regional de Ucayali no detallaba con precisión y de forma tajante la presencia de tala en la zona. Por lo que se determinó la no contundencia del delito de tala.

Para el coordinador de la Procuraduría Pública del Ministerio del Ambiente (Minam), Danilo Espinoza, se cumplían todos los requisitos para la detención. “De la revisión del acta de los hechos, para nosotros se cumplían con los requisitos que se establecen en el código procesal penal. Se trata de un área de dimensiones considerables, para nosotros se reunían las condiciones. Tengo entendido que el fiscal a cargo apeló la medida”, precisó Espinoza.

[Ver además ► [Opinión] Menonitas y el ambiente en América del Sur]

Las colonias menonitas tienen denuncias similares en otros países por atentar contra los bosques. Foto: Elizabeth Alonzo

Avances en las investigaciones

Actualmente, la Fiscalía investiga tres casos que vinculan a las colonias menonitas en la deforestación de más de 2800 hectáreas. El primero en la zona de Masisea (Ucayali), el segundo en Tierra Blanca (Loreto) y el último registrado en el sector de Nueva Jerusalén el último 9 de noviembre, donde se halló el avance de una vía de 7.5 kilómetros entre el límite de Ucayali y Loreto. Sin embargo, existen diversas limitaciones que impiden un mejor trabajo por parte de las autoridades.

Según Danilo Espinoza, una limitación para las investigaciones es el tema geográfico y las jurisdicciones de cada región. “Geográficamente el lugar donde encuentran a estos nuevos miembros de las comunidades, debería pertenecer a la FEMA Nauta (Loreto). Pero por el tema de desplazamiento, donde están sucediendo los hechos, son lugares alejados de la Fiscalía. El último caso registrado el pasado 9 de noviembre, geográficamente pertenecería a la FEMA Nauta, pero por tema logístico ha sido derivado a la Primera Fiscalía de Ucayali”, detalló el representante de la Procuraduría Pública del Minam.

“Sobre estos casos lo que se observa es un tema con el Gobierno Regional de Ucayali. ¿Qué autoridad o funcionario otorgó algún tipo de autorización más allá del ambiental? Ya se comprobó que nadie dio un permiso para que se realice desbosque. Estamos yendo más allá para averiguar quién autorizó la venta de terreno, y eso va bien, porque al parecer ya van apareciendo algunos nombres”, agregó Espinoza.

Como se recuerda, estas denuncias se sustentaron en los informes recogidos tanto del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) como de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA).

Según la Fiscalía, en el sector de Masisea (Ucayali) se habría deforestado, entre los años 2016 y 2019, unas 894 hectáreas de bosques, y 12 hectáreas en el 2020. En Tierra Blanca (Loreto) el escenario es más alarmante, porque se depredaron aproximadamente 1435 hectáreas de bosques entre los años 2017 y 2019, y 506 hectáreas más entre el 2019 y 2020. En total, son más de 2800 hectáreas de bosques primarios arrasados en los últimos cinco años.

“Surge la necesidad de coordinar mejor con el Gobierno Regional de Ucayali para tener la información a la mano. Contamos con tecnología que muchas veces no se utiliza. El mismo tema de las imágenes satelitales debería fluir de manera inmediata. No queremos que surja un cuarto caso, queremos que estos señores de las colonias menonita entiendan que sus actividades no están acorde a nuestra normativa”, finalizó Espinoza.

 

Noticias relacionadas:

[Opinión: Menonitas y el ambiente en América del Sur]

[Fiscalía halló a menonitas talando árboles con maquinaria pesada y sin autorización]

[Menonitas en la Amazonía: autoridades investigan deforestación de más de 2800 hectáreas de bosques]

[Amazonía: imágenes satelitales de alta resolución permiten identificar tala ilegal]

[Nuevas tecnologías y su aporte en la batalla contra la deforestación en el Perú]

[¿Qué acciones se realizan frente a 1500 km de trochas en zonas de extracción de madera?]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

nineteen + seventeen =