Fiscalía halló a menonitas talando árboles con maquinaria pesada y sin autorización

Imagen: MAAP

  • Portal Mongabay Latam publicó los resultados de una intervención realizada el pasado 9 de noviembre, como parte de las investigaciones a las colonias menonitas por desbosque sin autorización.
  • Se halló el avance de una vía de 7.4 kilómetros entre el límite de Ucayali y Loreto, la cual hasta el 11 de octubre no mostraba huellas de desbosque.

 

El avance de una vía de 7.4 kilómetros de longitud en el límite de Ucayali y Loreto se encontró el último 9 de noviembre según el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP), un sector que hasta el 11 de octubre no mostraba huellas de desbosque.

El lunes 9 de noviembre la Policía de Medio Ambiente junto a la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Ucayali y la Gerencia Regional Forestal de Flora y Fauna Silvestre, ingresaron a la zona como parte de las investigaciones de deforestación en la zona. Durante la diligencia hallaron a cuatro integrantes de una colonia menonita talando árboles con maquinaria pesada en un área de desbosque primario intermedio de unos tres kilómetros, se detalló en el parte policial al cual Mongabay Latam tuvo acceso.

Tras este hallazgo se detuvo a cuatro miembros de la colonia menonita. De acuerdo al fiscal José Luis Guzmán Ferro de la FEMA de Ucayali “lo que hacen las menonitas es abrir caminos para trasladar la maquinaria y después continúan talando el resto”.

En una nota publicada a inicios de noviembre, Actualidad Ambiental conversó con el coordinador de la Procuraduría Pública del Ministerio del Ambiente, Danilo Espinoza, quien detalló que actualmente el caso de Ucayali es investigado por la Segunda Fiscalía en Materia Ambiental a cargo del fiscal Vladimir Rojas. Por otro lado, el de Loreto se encuentra remitido a la FEMA Nauta por ser parte de su competencia.

[Ver además ► Menonitas en la Amazonía: autoridades investigan deforestación de más de 2800 hectáreas de bosques]

De acuerdo a Espinoza, tan solo en Ucayali había hasta esa fecha (2 de noviembre) 68 imputados. “En Ucayali ya existe una medida cautelar solicitada por el Ministerio Público dirigida al juzgado pidiendo la prohibición de las actividades extractivas. En cambio, en Loreto está un poco más atrasado, igual se ha realizado la inspección y nos informan que en las próximas semanas se está sacando su disposición”, agregó Danilo Espinoza en conversación con Actualidad Ambiental.

El coordinador de la Procuraduría Pública detalló que las denuncias se sustentaron en los informes recogidos tanto del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) como de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA).

Según la Fiscalía en el sector de Masisea (Ucayali) se habría deforestado entre los años 2016 y 2019 unas 894 hectáreas de bosques, y 12 hectáreas en el 2020. En Tierra Blanca (Loreto) el escenario es más alarmante, al depredarse aproximadamente 1435 hectáreas de bosques entre los años 2017 y 2019, y 506 hectáreas más entre el 2019 y 2020. Dando un total de más de 2800 hectáreas de bosques primarios arrasados en los últimos cinco años.

Se ha obtenido información de los gobiernos regionales y tenemos entendido que no hay aprobación de concesión a favor de ninguna. Por lo menos, a la fecha, no se ha otorgado ningún tipo de concesión”, precisó el representante de la Procuraduría. “Acá hay intereses fuertes. Estamos hablando de sumas fuertes y no se entiende de dónde sacaron sumas tan altas. En el transcurso de la investigación se determinará”, finalizó.

Noticias relacionadas:

[Amazonía: imágenes satelitales de alta resolución permiten identificar tala ilegal]

[Nuevas tecnologías y su aporte en la batalla contra la deforestación en el Perú]

[¿Qué acciones se realizan frente a 1500 km de trochas en zonas de extracción de madera?]

 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

seven − six =