Ojo Público: Tamshi busca anular multa de 129 millones de soles impuesta por el OEFA

Imágenes aéreas de Tamshi. Foto: Ojo Público

  • Luego de que la Corte de Justicia no fallara a su favor, la empresa acusada de deforestación anunció que apelará el caso al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

 

La empresa Tamshi S.A.C., investigada por deforestación en Loreto, busca anular la multa de S/ 129 millones impuesta por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA). Según narra una reciente investigación de Ojo Público, la compañía apelará a una nueva instancia, luego de que la Corte de Justicia de Lima Este declaró improcedente el pedido de suspensión del proceso de sanción que inició hace tres años en el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

De acuerdo a un comunicado de la empresa, Tamshi presentó una demanda al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) por “haber adoptado medidas administrativas que violan el Tratado de Libre Comercio (TLC) y que han ocasionado pérdidas millonarias y daños importantes a la compañía”.

Según Ojo Público, la empresa presentó su apelación y el caso se resolverá en Tribunal de Fiscalización Ambiental del OEFA y en las próximas semanas se conocerá si se mantiene la millonaria multa y las medidas correctivas como detener sus operaciones de forma inmediata y definitiva.

La nota también relata que en medio de la crisis política del país, Alonso Rey Bustamante, apoderado de Tamshi, envió una carta al entonces presidente Manuel Merino para que “tomen atención al caso” con el asunto “Atentado contra Tamshi SAC empresa de cacao de fino aroma en Loreto”, y que la comunicación también se extendió a la Presidencia del Consejo de Ministros, presidida por Ántero Flores Aráoz y a María Isabel León, presidenta de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep).

Hace poco también se conoció sobre un proyecto del Minagri para modificar el reglamento de gestión ambiental y que permitiría que empresas como Tamshi continúen con sus actividades comerciales por un plazo de dos años mientras adecuan sus certificaciones ambientales.

[Ver además ► Deforestación: conoce la cronología del histórico caso Tamshiyacu]

Hay que recordar además que la empresa Tamshi S.A.C., antes Cacao del Perú Norte S.A.C, fue sentenciada en julio de 2019 por traficar productos forestales maderables obtenidos del retiro de la cobertura boscosa forestal de 1946.21 hectáreas de Tamshiyacu, Loreto. El monto de reparación civil fue fijado en poco más de S/ 15 millones y a uno de sus extrabajadores, actualmente prófugo, se le ordenó prisión efectiva. El caso se encuentra en etapa de apelación y se definiría en diciembre de este año.

Sobre la multa

Ojo Público tuvo acceso a las resoluciones del OEFA y cuenta que luego de dos notificaciones hechas a Tamshi en 2017 y 2018, tras realizar visitas a su lugar de operaciones en Tamshiyacu, y una serie de retrasos por documentación recibida por el organismo de parte del Minagri durante el proceso de traslado de funciones (2019), recién en 2020 se retomaron las investigaciones.

Pese a los retrasos por la pandemia, en octubre de este año, la Subdirección de Sanción y Gestión de Incentivos del OEFA presentó un informe con la propuesta del cálculo de la multa (S/ 129 millones), la cual fue cuestionada por Tamshi en diversos medios periodísticos.

El OEFA basó su sanción aduciendo que Tamshi no cuenta con la aprobación que garantice que sus labores de “agricultura intensiva” se ejecuten con un “manejo y medidas ambientalmente adecuadas a fin de eliminar o mitigar los impactos ambientales que podría ocasionar su actividad”.

[Ver además ► Revisa el especial “Justicia para Tamshiyacu”]

En el informe se incluyeron imágenes satelitales que verificaron el inicio de actividades en Tamshiyacu, además de la ausencia de un certificado ambiental que valide el inicio de operaciones y que en el periodo 2013-2016 se registró un mas de 2 mil hectáreas acumuladas de desbosque (retiro de la cobertura forestal).

“Se ha podido evidenciar que la conducta antijurídica del administrado de desarrollar actividades de cultivo intensivo de cacao sin contar con un instrumento de gestión ambiental aprobado es de naturaleza continuada, habiendo iniciado dichas actividades en 2013 y manteniéndose en operación hasta la actualidad”, señala el documento.

Imagen satelital de la zona de actividad de Tamshi. Imagen: Ojo Público

El informe también considera que, debido a la envergadura de las operaciones de Tamshi, era necesario contar con un Estudio de Impacto Ambiental Detallado (EIAd). En respuesta, la empresa consideró que el OEFA “se excede en sus competencias al determinar el tipo de instrumento de gestión ambiental idóneo para sus actividades” y pidió al Poder Judicial, a fines de octubre, suspender el proceso. No obstante, la Corte de Lima no tomó en cuenta esta solicitud.

Posteriormente, Tamshi recurrió a publicar comunicados en medios impresos cuestionando la resolución del OEFA y calificándola de “arbitraria, confiscatoria, ilegal e injusta” y que generaba un impacto negativo en Tamshiyacu.

Avance de la tala

Una reciente investigación del Proyecto de Monitoreo de los Andes Amazónicos (MAAP, por sus siglas en inglés) de Conservación Amazónica – ACCA y Amazon Conservation, con el apoyo de USAID en el marco de Proyecto Prevenir, confirmó las investigaciones del OEFA: en la zona donde se ubica Tamshi se deforestaron más de 2 mil hectáreas de bosque primario.

Las imágenes satelitales no solo recogieron data desde 1985, evidenciando la poca presencia de tala o actividad agrícola en dicha zona, sino que hasta en un 98% de la superficie donde se realizaron los trabajos tenía bosques primarios.

Las imágenes satelitales evidencian la deforestación en la zona de Tamshiyacu. Imagen: MAAP

Otras sanciones

A la confirmación de la multa de S/ 129 millones se le suman medidas correctivas como la paralización de todo proceso de producción de Tamshi, desde los trabajos de cultivo y posterior comercialización. Es decir, la empresa tendría que retirarse del fundo Tamshiyacu.

Pero eso no es todo, pues también tendría la obligación de contratar una consultora para la elaboración de un proyecto de restauración de la zona afectada. Si Tamshi se negara a incumplir alguna de las obligaciones, podría ser sancionada con otras multas de hasta S/ 430 mil.

Ojo Público finaliza su investigación con un detalle no menor: la Dirección de Fiscalización y Aplicación de Incentivos del OEFA también determinó otra multa contra Tamshi de poco más de S/22 mil “por realizar un control deficiente de los residuos que generaba su actividad, al ubicar los restos peligrosos en el suelo”.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

two × 1 =