¿Cuáles son las tareas pendientes para la protección del mar peruano?

Foto: Sernanp

  • Según Oceana, incrementar áreas protegidas, fortalecer las cinco millas exclusivas para la pesca artesanal, combatir la pesca ilegal, y mejorar la transparencia y participación, son claves para la sostenibilidad del mar peruano.

 

El pasado 8 de junio se celebró el Día Mundial de los Océanos, una fecha que nos invita a reflexionar sobre el cuidado que merecen estos ecosistemas debido a su importancia para nuestra existencia.

Nuestro país tiene uno de los mares más ricos del mundo a nivel de biodiversidad, pero esta riqueza se opaca debido a diversas prácticas que ponen en peligro no solo a muchas especies protegidas, sino también a las que son destinadas para consumo humano y, además, impacta sobre la economía de las personas que aprovechan estos recursos.

Para conservar este importante espacio del país, el Perú ha implementado diversas acciones en los últimos años (emisión de normas, fortalecimiento de las instituciones, campañas de concientización, entre otros), pero aún quedan retos pendientes. Según Oceana, organización dedicada a la conservación de ecosistemas marinos, estas son algunas metas que aún nos falta alcanzar:

Mar protegido legalmente

Uno de los retos pendientes es el establecimiento de áreas protegidas. Según convenios internacionales (Metas Aichi), al 2020, el Perú debe proteger el 10% de su territorio marítimo. Sin embargo, hasta la fecha tiene solo el 0.5%. La creación de las reservas nacionales Mar Tropical de Grau y Dorsal de Nasca podrían hacer que nos acerquemos a esta meta (8%), pero aún continúan en proceso de establecimiento.

[Ver además ► Perú y las metas internacionales que debe cumplir para proteger su diversidad biológica]

Foto: Andina

Combate a la pesca ilegal

En el 2018, Perú ratificó el mayor tratado internacional contra la pesca ilegal, el Acuerdo sobre Medidas del Estado Rector en el Puerto, impulsado por la FAO. Este acuerdo exige que las naves extranjeras informen sobre sus actividades y capturas previo a su ingreso a puertos peruanos y someterse a inspecciones. Sin embargo, aún hay mucho por hacer para reducir la pesca ilegal en el país, como, por ejemplo, establecer un sistema de trazabilidad para el control de los recursos pesqueros en la cadena de comercialización y establecer sanciones efectivas para aquellos encontrados en falta.

Esto último se podría lograr incluyendo en los alcances de la Ley Contra el Crimen Organizado a los delitos contra la flora y fauna, aquí estarían también las especies marinas. Esta es una tarea pendiente del actual Congreso de la República, que permitiría aplicar medidas legales como el levantamiento del secreto bancario y de la reserva tributaria.

[Ver además ► [Infografía] Conoce qué son las Metas Aichi para la Diversidad Biológica]

Foto: ElTaller.pe

Transparencia y participación en la pesca

Si bien Perú ha sido uno de los primeros países en publicar la información de seguimiento satelital de sus naves pesqueras, Oceana considera que “la transparencia en el sector aún es incipiente, se necesita sistematizar la información, bajo reglas, procedimientos y roles bien definidos y conocidos por los actores interesados”.

La ratificación del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, también conocido como Acuerdo de Escazú, por parte del Congreso de la República, ayudará a garantizar el acceso a información actualizada sobre los recursos y la actividad pesquera, así como establecer mecanismos institucionalizados de participación para la toma de decisiones.

[Ver además ► SPDA presenta al Congreso opinión legal para priorizar la ratificación del Acuerdo de Escazú]

Regulación de la explotación pesquera

Actualmente solo ocho especies comerciales tienen un Reglamento de Ordenamiento Pesquero (ROP), principal herramienta para gestionar las pesquerías en el Perú.  Es necesario crear nuevas herramientas de manejo para los recursos que no están regulados y, a la par, modernizar los ROP existentes para que incluyan información biológica, ecológica, económica y social sobre los recursos y sus usuarios, así como establecer metas e indicadores de evaluación.

Por otro lado, es necesario que el Perú incluya el concepto de sobrepesca y la categoría de sobrexplotación en la clasificación de recursos pesqueros según su grado de explotación.

[Ver además ► 10 retos para la gestión de la pesca artesanal en Piura]

Foto: SPDA

Pesca artesanal

Uno de los temas urgentes en este sector es la necesidad de impulsar la formalización de la flota artesanal. El diseño de este procedimiento debe hacerse en base a un nuevo censo pesquero, que permita sincerar la real situación de esta flota.

Por otro lado, es primordial fortalecer la protección de las primeras 5 millas marinas, en teoría, de uso exclusivo para la pesca artesanal. Para ello se requiere hacer efectiva la prohibición de uso de redes de cerco y otros aparejos que resulten nocivos a los hábitats de fondo en esta área, para que aplique a todas las flotas.

Finalmente, el rol de los gobiernos regionales en el manejo de las flotas artesanales debe ser fortalecido, para que pueda ofrecer apoyo técnico e incluso, condicionando la entrega y/o extensión de más recursos económicos, al cumplimiento de metas claramente establecidas.

DATOS:

  • Los océanos constituyen la mayor fuente de proteínas del mundo, ya que más de 2600 millones de personas dependen de los océanos como fuente primaria de proteína.
  • El mar peruano posee alrededor de 1000 especies de peces.
  • El Perú posee cinco de las siete especies de tortugas marinas que existen en el mundo, más de 30 especies de cetáceos y más de 100 especies de aves costeras.

[Ver además ► [Informe] Investigación desarrolla un marco legal para la pesca deportiva de picudos en Perú]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

19 − 5 =