Huánuco celebra por su segunda área de conservación regional: Codo del Pozuzo

Paisaje ACR Codo del Pozuzo

Foto: ACAS Huánuco/ SPDA

  • Esta ACR protegerá más de 10 mil hectáreas de bosques donde se ubican importantes fuentes de agua y, además, es el hábitat de especies como el oso de anteojos, la sachavaca, la huangana y el gallito de las rocas.

 

Hoy se estableció el Área de Conservación Regional (ACR) Codo del Pozuzo, que protegerá 10 453 hectáreas de ecosistemas de Yungas y Bosques Húmedos Montanos altamente diversos en el departamento de Huánuco.

Esta nueva ACR, creada a través del Decreto Supremo 014-2021-Minam, también alberga las nacientes de ríos que aseguran el bienestar de las poblaciones del distrito de Codo del Pozuzo y otros aledaños, en la provincia de Puerto Inca.

“Estamos muy orgullosos de este gran logro, que ha sido posible gracias al esfuerzo sostenido de las autoridades municipales y regionales de Huánuco, con el valioso apoyo de la sociedad civil”, declaró el Gobernador Regional de Huánuco, Juan Alvarado Cornelio.

“La creación y gestión de esta área contribuirá también al desarrollo sostenible de Huánuco, permitiendo el aprovechamiento sostenible de recursos naturales que son muy importantes para el bienestar de la población local”, añadió.

Antes de su presentación final a la PCM, el expediente del ACR, preparado por el Gobierno Regional de Huánuco, fue aprobado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) a finales del año pasado.

aves del ACR Codo del Pozuzo

La nueva área abarca dos ecorregiones de gran importancia para el país: las yungas y los bosques húmedos de Ucayali. Entre sus objetivos de conservación de figuran los ecosistemas montanos húmedos en las nacientes de los ríos Sungaroyacu y Chorropampa, que albergan diversidad de flora y fauna silvestre, brindan bienes y servicios ecosistémicos a las poblaciones aledañas, y contribuyen a la mitigación del cambio climático y a la generación de bienestar mediante el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales renovables y no renovables en esta área de uso directo.

El área contribuirá también a proteger especies amenazadas como la maquisapa (Ateles chamek), la huangana (Tayassu pecari), el sajino (Pecari tajacu), el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), y el otorongo (Panthera onca), entre otras, y otras endémicas de estos ecosistemas montanos como la tangara de montaña de lomo dorado (Buthraupis aureodorsalis) que forma parte de las 43 especies de aves registradas en la zona.

Al preservar las cabeceras de cuenca de los ríos Sungaroyacu y Chorropampa, el área juega un papel fundamental para el abastecimiento de agua a  más de 5 mil habitantes de Codo del Pozuzo, y los caseríos Río Blanco, Palma Pampa, Delicia, Andahuaylas, 20 de enero, Río Codo, Alto Cenepa, Huanca y Alto Mashoca.

Asimismo, la creación del área garantiza los derechos colectivos de las poblaciones y cuida los lugares sagrados que comprende. Además, el ACR permitirá aumentar la conectividad del paisaje dada su cercanía (colindancia) a la Reserva Indígena Kakataibo en beneficio de los pueblos indígenas en aislamiento o contacto inicial (PIACI).

El Instituto del Bien Común brindó asesoría técnica a lo largo de las etapas que condujeron al establecimiento del Área de Conservación Regional Codo de Pozuzo. La iniciativa también fue impulsada por Andes Amazon Fund (AAF), así como por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Sernanp, quienes implementan el Proyecto Amazonía Resiliente, y por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).

 

Noticias relacionadas

 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Comments are closed here.