Copenhague: aún no hay humo blanco

cop15_logoLas noticias sobre posibles acuerdos en la XV Cumbre de Cambio Climático de Copenhague (COP 15) siguen siendo poco esperanzadoras. Mientras China niega que la ONU audite sus emisiones.

El primer ministro chino, Wen Jiabao afirmó: “China está en un periodo rápido de industrialización y la situación del carbón hace difícil reducir emisiones” aunque ha enumerado su inversión en renovables. Luego se ha mostrado dispuesto a “mejorar los métodos de medición, aumentar la transparencia” pero ha concluido dejando claro que su plan “es una acción voluntaria”: “No tenemos ninguna condición ni la hemos vinculado a ningún acuerdo internacional”.

Frente a esto, el presidente Barack Obama, recién llegado a la cumbre, ha señalado que Estados Unidos no aumentará su compromiso de reducción de emisiones, (como sugería la UE).

En el diario El País se indica:

“Debemos tener un mecanismo de revisión” de emisiones “que no sea una intromisión y no afecte a la soberanía nacional. ¿Cómo puede haber un acuerdo internacional si no intercambias información?”, se ha preguntado, pesimista: “Llevamos dos décadas hablando y no hemos visto más que crecer el fenómeno del cambio climático. Este es el momento final.

Mientras tanto, los borradores previos al acuerdo final aún no han logrado consenso. Según se indica, los negociadores de las potencias buscan desesperadamente a puerta cerrada un acuerdo a base de rebajar sus expectativas.

“He visto varios borradores y todos son malos. Aunque unos son peores que otros”, ha afirmado Kim Carstens, de la organización ecologista WWF. En uno de ellos sólo aparece que las emisiones tocarán techo “cuanto antes”.
(…)
Estaba previsto que la cumbre acabara hoy, pero es probable que las conversaciones se prolonguen hasta mañana, según fuentes próximas a las mismas. Nadie quiere aparecer como el que rompió el acuerdo, y nadie cede. Así, el último borrador conocido es sólo el Acuerdo de Copenhague, aunque no especifica si será una decisión de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, lo que vincularía a EE UU y China, o sólo una declaración política, como las que periódicamente hacen el G-8 y el G-20. Las ONG consideran decepcionante el borrador, pero los textos cambian continuamente. El citado documento sí mantiene que la temperatura no debe subir más de dos grados centígrados.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

20 − fourteen =