Urgente: indígenas matsés piden ayuda humanitaria para regresar a sus comunidades

  • Indígenas del pueblo Matsés enfrentan la cuarentena varados en Iquitos, sin comida y sin ningún tipo de bono por parte del Estado ni un lugar estable para vivir.

Por Angela Rodriguez

 

“Ya son más de 15 días que no podemos volver a nuestras comunidades, nos hemos quedado atrapados en Iquitos, creemos que debemos cumplir con la cuarentena, pero nos hemos quedado sin alimento y sin un lugar para vivir 13 días más”, manifiesta Daniel Vela, dirigente indígena matsés según un comunicado publicado por la Organización Regional de los Pueblos del Oriente (Orpio).

La medida de aislamiento tomó por sorpresa a más de 40 indígenas del pueblo matsés cuando se encontraban en Iquitos, lejos de sus comunidades y familias. Han pasado más de 15 días intentando enfrentar la cuarentena, pero ya no cuentan con recursos para comprar alimentos y no tienen un lugar para vivir. Preocupados por no tener las condiciones para resistir más días piden el apoyo del Gobierno Regional de Loreto (Gorel).

Los matsés no serían los únicos indígenas a los que la emergencia nacional los encontró lejos de sus comunidades, pues muchos por diferentes razones se ven cotidianamente obligados a trasladarse hacia las ciudades ya sea por trabajo o trámites en las instituciones públicas. Ante este problema, los matsés decidieron organizarse y elaborar una carta solicitando ayuda.

Hasta el momento solo han recibido una bolsa de víveres por persona, por parte de la Gerencia Regional de Asuntos Indígenas de Loreto (Grai). Sin embargo, lo que más les preocupa es no tener un lugar que los albergue por lo que piden al Gorel que los apoye ante esta situación.

Bolsa de víveres entregadas el pasado 31 de marzo a 40 matsés. Foto: Orpio

“Ya no podemos quedarnos, no tenemos dinero, ni donde vivir. Sino pueden ayudarnos, aunque sea que nos hagan la prueba para descartar la enfermedad y que nos regresen a la comunidad”, plantea preocupado el líder matsés.

Los pueblos indígenas indican sentirse abandonados

Las comunidades nativas también han reclamado que no están siendo beneficiados con el subsidio monetario de 380 soles que anunció el Gobierno para las familias en condición de pobreza y pobreza extrema, a pesar de tratarse de poblaciones en vulnerabilidad.

“El bono del Estado no ha llegado a las comunidades indígenas y no abastece. Solo se quedaron en los distritos más grandes y zonas urbanas. Los hermanos indígenas que se encuentran atrapados en Iquitos no pueden acceder ni a los programas sociales, ni al bono de 380”, señaló indicó Jorge Peréz, presidente de Orpio. Por ello, el líder indígena hace un llamado a las municipalidades y al Gorel a “dar un fondo para que las comunidades suplan su necesidad de alimentación”.

En Loreto hay 1207 comunidades nativas reconocidas, muchas de estas se encuentran a grandes distancias de las ciudades y la única vía de acceso o salida es por transporte fluvial, además la telefonía móvil no llega a la mayoría de estas comunidades y ya no cuentan con telefonía rural, por lo que se sabe muy poco de cómo se encuentran enfrentando la emergencia nacional.

Y aunque hasta el momento la Dirección Regional de Salud de Loreto (Diresa) indica que no se han registrado casos de coronavirus en comunidades nativas, no se puede negar la vulnerabilidad en la que se encuentran debido a que la muchas no cuentan con un centro médico y cuentan con postas que no están debidamente abastecidas.

Asimismo, se debe tener en cuenta que Loreto, con 72 casos registrados, es la segunda región con más contagios de Covid-19 en el país. En este contexto, Orpio ratifica la recomendación de cumplir la cuarentena “donde se encuentren en las comunidades o en las ciudades. De ser en las ciudades, no regresar a las comunidades indígenas para evitar cualquier tipo de contagio”.

Para el apu Miguel Manihuari, presidente de la Asociación Indígena de Desarrollo y Conservación Samiria (Aidecos) –a quien la cuarentena lo dejó varado en Iquitos–, es necesario que las municipalidades distritales lleven las bolsas de víveres prometidas por el Gobierno a las comunidades también ”ya que muchos hermanos del San José de Parinari, dicen que no han entregado víveres, que no se sabe de los fondos de los programas sociales”.

DATO:

  • Los matsés enviaron una carta al Gorel solicitando apoyo.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

five + 5 =