Reserva Tambopata: el esfuerzo para restaurar espacios dañados por la minería ilegal

Foto: Ministerio del Ambiente

  • Para este año, el Sernanp tiene proyectado una campaña para la restauración de 225 hectáreas.
  • Debido a las acciones contra la minería ilegal en Madre de Dios, se redujo esta actividad en sectores como “La Pampa” pero se reportó el rebrote en otras zonas. 

 

La Reserva Nacional Tambopata es la zona con más alto índice de biodiversidad. De las 274 690 hectáreas que la conforman, aproximadamente 500 fueron afectadas por la minería ilegal, detalla el viceministro de Gestión Ambiental Mariano Castro. Ahora el reto es cambiar esta tendencia, y una de estas acciones es la restauración de estos espacios dañados, con la ayuda de la ciencia.

El pasado 8 de enero se realizó una visita para evaluar los trabajos que realiza el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp) para la restauración ecológica de las áreas impactas por la minería ilegal al interior de la Reserva Nacional Tambopata. En esta visita se pudo constar la instalación de 230 hectáreas bajo un modelo de restauración que busca obtener la mayor cobertura de suelos con especies de rápido crecimiento, de manera combinada con especies estratégicas que propician y brindan mayor soporte a la fauna y la biodiversidad, así como la regeneración natural de los bosques; bajo este modelo, se espera que en el mediano y largo plazo se pueda restablecer tanto la cobertura como la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.

Para este año, el Sernanp tiene proyectado una campaña para la restauración de 225 hectáreas. De otro lado, es importante señalar que los trabajos de restauración que desarrolla Sernanp comprenden no solo la instalación de plantones, sino también el respectivo mantenimiento y monitoreo periódico del progreso de la restauración.

“Esto nos permite afirmar que es posible escalar los esfuerzos de restauración a otros espacios, como las áreas impactadas por la minería ilegal en la zona de amortiguamiento, particularmente en la zona denominada como ‘La Pampa’, donde los mayores esfuerzos para la restauración ahora se deben enfocar en el aseguramiento de la erradicación de las actividades ilegales, así como en el saneamiento de las áreas a restaurar. Sobre el tema técnico, ya tenemos un claro ejemplo de cómo se puede hacer”, indicó el viceministro en conversación con Actualidad Ambiental.

Por su lado, el director regional del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) Madre de Dios, Ronald Corvera, también integrante del equipo de trabajo, resaltó el avance para recuperar estos espacios afectados.

“Empezamos a hacer una modalidad de trabajo en cuarentena, entonces se inició la contratación de 70 personas, y estas eran monitoreados tres veces al día en tema de salud. Con todo ello, en siete meses, a partir de marzo se logró una producción de 741 mil plantas de 18 especies forestales de importancia ecológica y económica para la recuperación de las áreas degradadas”, indicó Corvera.

Amenazas frente a actividades ilícitas

De acuerdo a Mariano Castro, durante su visita a la región se realizó un sobrevuelo a los principales frentes de expansión y amenaza de la minería ilegal en la región y se pudo constatar que, debido a las acciones emprendidas contra la minería ilegal el 2019 y 2020, la actividad ilegal se ha desplazado hacia otros sectores.

“Se pudo constatar la presencia de minería ilegal en el sector de la parte baja del río Pariamanu, que requiere continuidad para la erradicación y contención temprana. Del mismo modo, se pudo apreciar operaciones ilegales en ambas márgenes a lo largo del río Madre de Dios, en el que los operadores ilegales aprovechan la temporada de creciente para esconderse en las zonas bajas inundables. Una atención especial requiere la situación de la zona de amortiguamiento de la Reserva Comunical Amarakaeri, a lo largo de la cuenca del río Punkiri, que actualmente presenta muy altos niveles de impacto en términos de deforestación, degradación de ecosistemas, colmatación de cauces y sedimentación, por mencionar algunos, y urge un trabajo muy fino para interdicción, ya que, en buena parte de ese sector, también operan mineros en proceso de formalización minera”, indicó el viceministro.

Agregó que la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Bahuaja Sonene, entre los límites de Puno y Madre de Dios, en los sectores de Lechemayo y Chaspa, se pudo constatar presencia de cultivos ilícitos y pozas de maceración. “Esta situación de amenaza de expansión de actividades ilícitas como la minería y los cultivos de hoja pone de manifiesto la necesidad de abordar esta problemática a una escala mayor, articulando acciones y estrategias con regiones vecinas como Puno y Cusco”, finalizó el viceministro Castro.

Noticias relacionadas:

[Impulsan reducción y eliminación progresiva del mercurio en actividades productivas]

[38 sucesos ambientales que marcaron el año 2020]

[Reserva Tambopata: inaugurarán áreas restauradas que fueron dañadas por minería ilegal]

[Reserva Nacional Tambopata: realizan dos nuevos operativos contra la minería ilegal]

[Minam expresa preocupación por dos proyectos de ley que promoverían la minería ilegal]

 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

16 − two =