Presentan herramientas para preservar las áreas naturales protegidas de Oxapampa

Foto: selvacentral.com.pe

En la provincia de Oxapampa (Pasco), en la selva central del país, se encuentran el Parque Nacional Yanachaga Chemillén, las Reservas Comunales Yánesha y El Sira, además del bosque de protección de San Matías – San Carlos. Estas áreas naturales protegidas, que abarcan en total 1.8 millones de hectáreas, fueron reconocidas el 2010 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como la reserva de biósfera “Oxapampa – Asháninka – Yánesha” por cumplir con funciones de conservación y desarrollo, y contar con una alta diversidad biológica y cultural. La zona cuenta con varios microclimas, diversidad de especies de fauna (incluidas endémicas) y cabeceras de cuenca que regulan el clima y proveen de agua a Oxapampa.

“El 2 de junio del 2010 toda la provincia de Oxapampa, con sus 8 distritos, recibió el título de reserva de biósfera y fue incorporada a la Red Mundial de Reservas de Biósfera durante la 22ª reunión del Consejo Internacional de Coordinación del Programa Hombre y Biosfera (MaB) de la Unesco. El reconocimiento fue posible por contar en la provincia con áreas naturales protegidas por el Estado, iniciativas locales de conservación emprendidas por los Gobiernos locales con el apoyo de la sociedad civil y la cooperación internacional, además de la presencia de culturas vivas, esfuerzos por ordenar el territorio, emprendimientos económicos locales y la voluntad de los ciudadanos de asumir el reto de un desarrollo en armonía con el entorno natural”, señaló César Laura, especialista del Instituto del Bien Común (IBC).

Imagen del parque nacional Yanachaga – Chemillén. Foto: Facebook del parque nacional Yanachaga Chemillén.

Agregó Laura que el reconocimiento como reserva de biósfera fue la culminación de un proceso para poner en valor a la provincia y colocarla en la senda de un desarrollo humano sustentable. “Además, marcó el inicio para acercar a las personas a la toma de decisiones, con el reto de armonizar las necesidades de conservación con el turismo, la industria extractiva (hidrocarburos y minería), las actividades agropecuarias y forestales”, señaló el representante del IBC.

Sin embargo, Oxapampa como provincia y Pasco como departamento, no se encuentran libres de amenazas. Según el reporte “Datos oficiales de bosques y pérdida de la cobertura de bosques húmedos amazónicos”, en el 2016 se deforestó 7 503 hectáreas de bosque amazónico en Pasco, ubicando al departamento como el séptimo con mayor cantidad de bosques deforestados en ese año, siendo responsable del 5% de la deforestación anual de todo el país el 2016.

Fauna silvestre en el parque nacional Yanachaga Chemillén. Foto: Facebook del parque nacional Yanachaga Chemillén.

Para proteger la reserva de biósfera

Frente a este escenario y con el objetivo de dar a conocer los beneficios concretos que brinda a sus ciudadanos la reserva de biósfera, los riesgos que amenazan su conservación y las herramientas que tienen las personas para la prevención de delitos contra el ambiente y los recursos naturales en la zona, se realizó el “I Seminario: Alcances de las normas para la prevención y protección del ambiente en la Reserva de Biósfera Oxapampa, Asháninka, Yánesha: una oportunidad en nuestras manos”.

El evento fue un trabajo conjunto de la Municipalidad Provincial de Oxapampa, la Municipalidad Distrital de Villa Rica, Sernanp, el Comité Salvemos Sho´llet, el Instituto Jurídico José Hurtado Pozo, el Instituto del Bien Común y el Centro Federado de Periodistas de Oxapampa.

De izq. a der. Jhon Zuasnábar (Sernanp – Oxapampa), Grecia Witting, gerente de Recursos Naturales y Gestión Ambiental de la Municipalidad Provincial de Oxapampa y César Ipenza, abogado especializado en materia ambiental. Foto: Jhonny Salazar / Actualidad Ambiental.

Las ponencias se enfocaron en dar a conocer la situación legal de la reserva de biósfera Oxapampa – Asháninka – Yánesha y las herramientas disponibles que permiten a los ciudadanos acceder a justicia para defender el ambiente, identificando los roles y competencias de los distintos actores clave encargados de impartir justicia. Además, explicar el alcance de las normas de protección y las etapas del proceso penal en delitos contra el ambiente a las ciudadanos, autoridades y actores clave, según el nuevo Código Procesal Penal. También se destacó la importancia de los medios de comunicación para dar a conocer los problemas de la zona y las alternativas para alcanzar mayor difusión con la información.

Rogelio Zea Pantigoso, Juez del Juzgado Unipersonal de la provincia de Oxapampa. Foto: Jhonny Salazar / Actualidad Ambiental.

Grecia Witting, gerente de Recursos Naturales y Gestión Ambiental de la Municipalidad Provincial de Oxapampa, destacó la necesidad de regular las actividades productivas que se realizan en la zona y que pueden terminar afectando el área, como las quemas para agricultura o la caza de fauna silvestre. “La reserva de biósfera “Oxapampa – Asháninka – Yánesha” tiene que protegerse y gestionarse porque puede haber resultados lamentables. El año pasado se ha detectado incendios forestales en Oxapampa y se ha tenido que recurrir a la Fuerza Aérea para poder mitigarlos. Quizá está faltando información a quienes realizan actividades de agricultura. Nadie está prohibiendo que realicen actividades productivas, pero deben hacerse con cautela y respetando las normas. Otros problemas son la tala indiscriminada y la caza de fauna silvestre”, sostuvo.

La representante de la Municipalidad Provincial de Oxapampa recalcó el potencial de la reserva de biósfera “Oxapampa – Asháninka – Yánesha” y al mismo tiempo su fragilidad ante actividades que realiza la sociedad para beneficiarse. “Necesitamos realizar un ordenamiento territorial y es necesario educar a nuestra población. Si nuestra sociedad, funcionarios y políticos no tienen educación y conocimiento de todos estos aspectos, no vamos a tener campo por más que hagamos muchas cosas, por más que haya mucho presupuesto. La educación es la clave en todos estos procesos. Tenemos una responsabilidad compartida para garantizar un desarrollo sostenible dentro de la reserva de biósfera Oxapampa – Asháninka – Yánesha”, señaló durante su exposición en el seminario.

Rogelio Zea Pantigoso, Juez del Juzgado Unipersonal de la provincia de Oxapampa, explicó los roles que cumplen la Policía, Fiscalía Ambiental y los jueces ante las denuncias ambientales. Señaló que las instituciones se encuentran parametradas por la ley. “Si no cumplimos o si vamos más allá de lo que la ley permite, cometemos irregularidades o hasta delitos”, sostuvo Zea.

También participaron como expositores Jhon Zuasnábar, representante del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) de Oxapampa; el abogado especializado en materia ambiental, César Ipenza; Jimmy Carrillo, Director de la Unidad de Comunicaciones de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) y un representante del Centro Federado de Periodistas de Oxapampa.

Bosque de Sho´llet (Oxapampa – Pasco). Foto: Jhonny Salazar / Actualidad Ambiental.

El caso del bosque de Sho´llet

El bosque de Sho´llet forma parte de la reserva de biósfera “Oxapampa – Asháninka – Yánesha”. Se encuentra en la zona de amortiguamiento del parque nacional Yanachaga Chemillén. Actualmente la conservación de este bosque, que alberga fauna endémica y brinda agua a la zona, representa un desafío ante titulaciones irregulares en su interior que suman alrededor de 5 mil hectáreas, casi la mitad del bosque.

César Ipenza, abogado especializado en materia ambiental, destacó la importancia de este bosque calificándolo como un “espacio único que cuenta con especies endémicas que no se encuentran dentro del parque nacional Yanachaga Chemillén. Además, brinda agua en cantidad y de calidad a la población local. Es un centro de endemismos y un espacio donde se puede conocer una cantidad importante de orquídeas”.

Imagen de interior del bosque Sho´llet. Foto: Jhonny Salazar / Actualidad Ambiental.

Referido al problema de titulaciones irregulares, señaló Ipenza: “A pesar de que todas las autoridades conocen que es un espacio importante y los municipios de Oxapampa, Villa Rica y la cooperación internacional han asignado recursos para su protección y conservación, autoridades han venido titulando con información inexacta y falsa a gente que nunca ha tenido ni posesión ni presencia en la zona. Han facilitado que estas personas se apropien de algo que no es suyo sino de todos. Esto llevaría a que empiecen a realizar desbosque y depredación, como ha sucedido ya en algunos casos puntuales.

Finalmente, referido a las acciones que se pueden tomar para proteger el bosque de Sho´llet, indicó Ipenza: “Existen herramientas jurídicas y legales. Lo importante es que las autoridades como el Poder Judicial y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental las apliquen y, sobre todo, que los municipios y Gobierno nacional ejerzan autoridad en su protección”.

DATO

Actualmente hay en la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Chanchamayo un proceso penal seguido contra 26 posesionarios ubicados en el bosque de Sho´llet. La denuncia es por delito ambiental y fue presentada en sus inicios por la municipalidad de Villa Rica. También hay un proceso penal contra 1 funcionario por facilitar documentos ilícitos (responsabilidad de funcionarios). Inicialmente eran 8 funcionarios los denunciados. También hay un proceso judicial en la vía civil de mejor derecho que se viene disputando la municipalidad distrital de Villa Rica y una persona natural.

NOTICIAS RELACIONADAS

<Titulaciones irregulares amenazan unas 5 mil hectáreas del Bosque Sho’llet en Oxapampa>

<Aprueban proyecto de ley que protege y conserva la Reserva de Biósfera Oxapampa>

<Pasco: Crean comité para salvar al bosque Sho’llet de invasores y delitos ambientales>

<Pasco: construyen trocha ilegal sin certificación ambiental en Parque Nacional Yanachaga Chemillén>

<[Video] Conoce la Casa Museo Antonio Brack: un lugar que rinde homenaje al reconocido ambientalista peruano>

<Pasco: inauguran Casa Museo en homenaje a Antonio Brack Egg>

<¿Construyendo para destruir?: el caso del Bosque de Protección San Matías – San Carlos>

<Oxapampa-Ashaninka-Yanesha es inscrita en la lista de la biosfera de la UNESCO>



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario