Incremento de muertes de guardaparques genera gran preocupación mundial

Foto: Sernanp.

  • La Federación Internacional de Guardaparques (IRF) se pronunció sobre las inusitadas cifras de decesos registradas en el último año.

A través de una nota de prensa, la Federación Internacional de Guardaparques (IRF) mostró su preocupación por la elevada cifra de muertes de guardaparques en el último año y que acumula una dolorosa cifra de 1175 decesos en la última década.

“En el último año hemos visto el mayor número de muertes de guardaparques registradas desde que comenzamos el ‘Rollo de Honor’ (137 muertes). Sabemos que este número podría ser considerablemente mayor, ya que no todas las muertes de guardaparques se informan o se publican. El número sigue siendo inaceptablemente alto, con 1175 muertes de guardaparques registradas en la última década. Esto es de gran preocupación”, se lee en el mensaje.

Dentro de las siete regiones que maneja la IRF, Asia fue la más afectada con el 48% del total de muertes de guardaparques seguida por África con un 30% de pérdidas humanas. Lo más preocupante es que la principal causa de decesos fue por homicidio (43 muertes: 31% del total) en los continentes mencionados.

La segunda causa más alta de las muertes (24: 18% del total) se dio por ataques de animales en las zonas donde los guardaparques realizaban sus labores. Hay que tener en cuenta que el entorno donde se realizan los trabajos puede ser hostil y peligroso debido a la presencia de diversas especies salvajes.

Imagen: IRF.

CASOS EN PERÚ Y SUDAMÉRICA EN 2020

En lo que va de 2020, en nuestro país se han registrado 6 muertes de guardaparques, con un solo caso de homicidio, siendo la víctima un trabajador de la Reserva Comunal Chayu Nain, en Amazonas. Tres compatriotas fallecieron a causa de COVID-19, uno en servicio y el último de un infarto.

[Ver además ► Amazonas: asesinan a guardaparque de la Reserva Comunal Chayu Nain]

Hasta la fecha, ‘Rollo de honor’ incluye a 24 guardaparques sudamericanos fallecidos de los países de Brasil, Colombia, Ecuador, Argentina, Chile, Venezuela y Perú.

 

CONGRESO MUNDIAL

En noviembre de 2019 se realizó en Nepal el Congreso Mundial de Guardaparques del IRF. En este participaron 550 guardaparques de todo el mundo y se planteó la Declaración de Chitwan (Chitwan Declaration), donde se acordó aplicar ciertas acciones que reduzcan las amenazas y los problemas que enfrentan los guardaparques.

No obstante, para mejorar la eficacia de la declaración se necesita el apoyo de otras organizaciones y alianzas, como la que ha emprendido la IRF junto con su brazo caritativo de la Fundación Thin Green Line y que tiene como ejemplo la Alianza Universal de Apoyo al Ranger (URSA) con la finalidad de formar una red de guardaparques asistidos en diversos temas.

Foto: Sernanp.

LE LLEGADA DEL COVID 19

Debido a que la labor de un guardaparque es clasificada como un servicio esencial, muchos de estos han continuado con sus labores pese a la pandemia (COVID-19) que azota a todo el mundo. No obstante, la nota de la IRF también muestra su preocupación por la situación de otros trabajadores que han perdido sus empleos o tienen problemas en cuanto a su capacidad operativa.

[Ver además ► Guardaparques: necesidades urgentes de los defensores de nuestra biodiversidad]

El mensaje de la IRF también incentiva a la reflexión sobre la situación que atraviesa la humanidad y la importancia de proteger la Tierra a través de diversas acciones y que dentro del grupo de protagonistas se encuentran los guardaparques.

“Esperamos que el mundo aprecie mejor el valor de las áreas protegidas y conservadas, y de las personas que las protegen, y que nos demos cuenta de que tener un mínimo del 30% de la Tierra protegida para 2030 es una necesidad real. Un vínculo más tangible a por qué el mundo necesita guardaparques se ha vuelto más visible, pero en este momento, los guardaparques necesitan el apoyo del mundo”, señala la nota.

[Ver además ► Foro Público: “Guardaparques: defensores de la conservación de la biodiversidad”]

La comunicación de la IRF finaliza con un agradecimiento a quienes apoyan la labor de los guardaparques, los programas que han permitido facilitar que estos continúen con sus labores en medio de la pandemia y las acciones en curso, además de un mensaje final a los familiares de los guardaparques quienes celebraron su día hace poco (31 de julio).

“La IRF, Thin Green Line Foundation y Global Wildlife Conservation (GWC) facilitaron recientemente una mesa redonda para ver cómo la comunidad internacional puede apoyar a los guardaparques y mitigar los impactos de COVID-19. También manténganse atentos al Desafío de Los Ranger de Vida Silvestre en el que nosotros y la Fundación Thin Green Line estamos involucrados”, finaliza la nota.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

seventeen + two =