Gobierno de Chile firmó el Acuerdo de Escazú y va camino a su ratificación

Foto: Ministerio del Ambiente de Chile

  • El presidente Gabriel Boric firmó el tratado que garantiza los derechos de participación ciudadana y justicia ambiental, y protege a los defensores ambientales. En Perú, si bien el acuerdo también fue firmado, este no fue ratificado por el Congreso de la República.

 

A casi un año de su entrada en vigor, el presidente de Chile, Gabriel Boric, firmó el Acuerdo de Escazú, el histórico tratado internacional de América Latina y el Caribe y que busca garantizar tanto el derecho de acceso a la participación y justicia ambiental, así como la protección de los defensores ambientales.

“Desde América Latina y el Caribe estamos hablando al mundo. Ustedes, luchadores y luchadoras por el medioambiente, luchadores y luchadoras por la vida, nos han enseñado a perseverar”, manifestó Boric, quien deberá esperar la ratificación del acuerdo en el Legislativo chileno.

La firma del acuerdo se realizó con la presencia de las ministras de Asuntos Exteriores, Antonia Urrejola, y Medioambiente, Maisa Rojas. Esta última destacó el tratado por reconocer “la relación explícita y necesaria entre medioambiente y derechos humanos, generando un vínculo virtuoso en donde el acceso a la información, a la participación y la justicia medioambiental se entienden como interdependientes”.

[Ver además ► Relator de la ONU resaltó la importancia del Acuerdo de Escazú ante el Congreso]

En el caso de la ministra Urreloja, esta señaló que “el futuro de Chile está inevitablemente conectado con la protección del medioambiente y los ecosistemas. La adhesión al acuerdo de Escazú representa el retorno a lo mejor de nuestra tradición diplomática. Queremos recuperar el prestigio internacional de Chile y que los chilenos y chilenas se sientan orgullosos y orgullosas de la contribución del país al mundo”.

[Ver además ► El peor desastre ambiental y la urgencia de ratificar el Acuerdo de Escazú]

Para Fátima Contreras, especialista legal de Política y Gobernanza Ambiental de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), será fundamental que el parlamento chileno ratifique el acuerdo luego de un debate que no se asemeje al ocurrido en el Congreso peruano, donde se compartieron mensajes polarizados y se descartó una futura adhesión, pese a la problemática ambiental que existe en nuestro territorio, así como el asesinato de defensores ambientales, sobre todo en el espacio amazónico.

“Es una buena noticia para Chile, que ahora estará en la instancia legislativa la decisión de adherirse y poder alinearse al proceso regional de América Latina y El Caribe de implementación del Acuerdo de Escazú para estandarizar la democracia ambiental. A un mes de realizarse la primera COP del Acuerdo de Escazú, esperamos que el debate en el Congreso chileno esté a la altura técnica y sea objetiva, ya que solo así podrá tomar una decisión informada sin mensajes polarizados que, lamentablemente, estuvieron presentes en el debate legislativo en nuestro país”, manifestó Contreras.

Sobre el Acuerdo de Escazú y Perú

El Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe fue suscrito por 24 países, entre ellos Perú, el 4 de marzo de 2018 en la ciudad costarricense de Escazú y entró en vigor en abril de 2021. Sin embargo, solo 12 países lo han ratificado a través de sus parlamentos.

El acuerdo es considerado como uno de los instrumentos ambientales más importantes para evitar las amenazas y los asesinatos de defensores ambientales e incluye, entre sus disposiciones, incluye perspectiva de género, gobierno abierto y criterios de prioridad en su aplicación para personas en situación de vulnerabilidad.

[Ver además ► Acuerdo de Escazú realizará su primera COP y Perú será el gran ausente]

En el 2020, el Legislativo peruano rechazó ratificar este acuerdo. La Comisión de Relaciones Exteriores –luego de un largo debate y diversas sesiones informativas del tema– decidió archivar el Proyecto de Resolución Legislativa 4645/2019-PE, documento que proponía la ratificación del Acuerdo de Escazú en el Pleno.

“Al no ratificar Escazú, Perú está perdiendo la oportunidad de no participar en la definición de estos instrumentos internos. Además, estamos desperdiciando un espacio de retroalimentación y cooperación internacional a favor de la transparencia, la rendición de cuentas, la participación y la justicia ambiental, cuya implementación no es efectiva, como lo hemos podido ver en el manejo del derrame de petróleo”, comentó Contreras de la SPDA.

Dato:

  • El 4 de marzo de 2022, representantes de doce países se reunieron en la Reunión Preparatoria de la Primera Conferencia de las Partes del Acuerdo de Escazú, denominada PRECOP1.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Comments are closed here.