Dimite jefe de la ONU para cambio climático

Vía AFP

El máximo responsable de Naciones Unidas sobre el cambio climático, Yvo de Boer, dejará su puesto el 1º de julio, anunció este jueves, dos meses después de la cumbre de Copenhague, considerada como una decepción e incluso como un fracaso por muchos de sus participantes.

De Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) desde septiembre de 2006, presentó su dimisión y a principios de julio entrará a trabajar en el grupo de consultoría KPMG además de colaborar con varias universidades, anunció el jueves su oficina.

Este anuncio tiene lugar apenas dos meses después del fin de la cumbre de Copenhague, a la que muchos de sus participantes calificaron de decepción e incluso como fracaso.

De Boer fue objeto de críticas por el resultado de la conferencia, organizada por la CMNUCC del 7 al 19 de diciembre en la capital danesa, que terminó con un acuerdo de mínimos elaborado a última hora por un pequeño grupo de jefes de Estado para evitar un estrepitoso fracaso y que no logró convencer a los 194 países participantes en la negociación.

Pero muy recientemente, el 20 de enero, el secretariado de la CMNUCC afirmó que De Boer seguiría en el puesto y esperaba que su mandato fuese renovado a finales de este año.

“Fue una decisión difícil de tomar”, explicó Yvo de Boer el jueves. “Pero creo que ha llegado la hora de que afronte un nuevo desafío, trabajando sobre el clima y el desarrollo sostenible con el sector privado y el mundo universitario”, agregó.

“Copenhague no nos proporcionó un acuerdo claro en términos legales, pero el compromiso político y el sentido de dirección hacia un mundo bajo en emisiones (de gases de efecto invernadero) son aplastantes”, consideró. “Esto necesita nuevas asociaciones con el sector privado y ahora tengo la oportunidad de realizarlas”, añadió en su despedida.

Este holandés de 55 años, de personalidad discreta y educación británica, ha jugado un papel clave en las negociaciones sobre cambio climático en los últimos años.

Hasta el último momento defendió la posibilidad de lograr en Copenhague un avance significativo que desembocase en un nuevo tratado internacional de lucha contra el calentamiento a partir de 2012, fecha en que expiran los actuales compromisos del Protocolo de Kioto.

Sin embargo, y pese a dos años de negociaciones desde la conferencia de Bali (Indonesia) en 2007, la reunión se terminó con un documento de orden general, sin valor jurídicamente vinculante y sin la legitimidad política de una aceptación consensuada.

El llamado Acuerdo de Copenhague alude a la necesidad de limitar a 2ºC el aumento de la temperatura media del planeta, pero no precisa los medios para conseguirlo ni impone ninguna obligación.

“Debemos admitir que fue un fracaso”, reconoció este mismo jueves el presidente ruso Dimitri Medvedev en referencia a Copenhague durante una reunión en Moscú con responsables rusos.

La dimisión de Yvo de Boer “es en parte la prueba de que se trata de un trabajo muy difícil”, declaró a la AFP Wendel Trio, jefe de la unidad política y negocios de Greenpeace International.

El nuevo secretario ejecutivo de la CMNUCC será nombrado por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

———————————-

Foto: Naciones Unidas



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


1 comentario · Dejar un comentario

  • AUXILIO ALCALDE dijo:

    EL SOLDADO HOLANDÉS DEL MEDIO AMBIENTE DIJO “GOODBYE” A LA ONU

    EL HOLANDÉS QUE SUPO CONDUCIR POR 4 AÑOS “LA MANADA DE 109 PAÍSES”, PAÍSES DISTINTOS Y CONTRAPUESTOS, HACIA LA MITIGACIÓN DEL CALENTAMIENTO GLOBAL, DECÍA: “NO SE TIRA A LA BASURA LOS ZAPATOS VIEJOS, MIENTRAS NO SE TENGA OTROS CON QUE REEMPLAZARLOS”

    ESOS “ZAPATOS VIEJOS” SON PARA LOS EMPRESAURIOS Y FINANSAURIOS DE LA GLOBALIZACIÓN, EL PLANETA TIERRA

    DE BOER SUPO MANTENER EL DIÁLOGO, CUANDO ANTE EL PLANTEAMIENTO DE UN FONDO DE SALVACIÓN PLANETARIA, QUE APORTARÍA 10,000 MILLONES DE DÓLARES A AFRICA, LOS AFRICANOS FURIOSOS LE ESPETARON: “ESOS 10,000 NO ALCANZAN NI PARA COMPRAR NUESTROS FÉRETROS”

    POR MÁS QUE HIZO, EL CÁLCULO Y EL CINISMO DE LOS GRANDES CONTAMINADORES, SIGUE PRIMANDO …

    ////////////////////////////////////////////////////////////////////

    El medio ambiente pierde un valioso soldado
    http://elcomercio.pe/impresa/notas/medio-ambiente-pierde-valioso-soldado/20100224/418847

    Por: Erik Struyf Corresponsal en Bruselas
    Miércoles 24 de Febrero del 2010

    La semana pasada, Yvo de Boer anunció que dejará de ser la máxima autoridad de la ONU sobre el clima a partir de julio. Su entorno no ha ahorrado esfuerzos por convencernos de que la dimisión no es consecuencia del fracaso de Copenhague ni que se debe a diferencias de fondo al interior de la ONU sobre cómo continuar las negociaciones que conduzcan a un acuerdo global para afrontar el cambio climático. Los analistas, sin embargo, sospechan que algo oculta el sorpresivo anuncio.
    El propio De Boer explicó que abandonará el cargo para pasar a trabajar en el sector privado: “Siempre sostuve que mientras los gobiernos suministran el necesario marco político, las verdaderas soluciones deben venir de las empresas”, declaró a través de un comunicado. Especulaciones aparte, la retirada del diplomático holandés es una mala noticia.

    De Boer, pese a ser el secretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) desde el 2006, no es tan conocido por la opinión pública. Quienes han seguido de cerca las vicisitudes del proceso que buscaba la firma de un nuevo protocolo climático que incluyera a EE.UU. y a los grandes países emergentes fueron testigos de la habilidad del holandés para conducir a una manada de 109 países con intereses diferentes, muchas veces contrapuestos, rumbo a un objetivo común.

    De Boer ha sabido combinar la mesura de un funcionario con la energía de un director de orquesta. Hizo de equilibrista durante las borrascas, pero fue combativo cuando el letargo se apoderaba de las negociaciones. Se enfrentó a los grandes (EE.UU., UE…) cuando estos pretendieron tirar a la papelera el Protocolo de Kioto (el único acuerdo internacional en vigor para reducir las emisiones de CO2 de países industrializados). Pasará a la historia su frase: “No se tiran a la basura los zapatos viejos, mientras no se tengan otros para reemplazarlos”. En ocasiones enervó a los pobres, como cuando dejó entrever que un fondo de urgencia de 10,000 millones de dólares para la adaptación al cambio climático sería un buen comienzo. Los africanos, furiosos, le espetaron que ese dinero no alcanzaba ni para comprarse los féretros.

    Sería injusto atribuir el fracaso de Copenhague a su falta de pericia o liderazgo. La cita en la capital danesa naufragó por la falta de voluntad de los mayores emisores de CO2 de hacer los sacrificios necesarios para contaminar significativamente menos. Un desenlace positivo en la próxima cumbre del clima (México) está en manos de estos mismos países y no dependerá de quién encabece la UNFCCC. Esto no quita que con la partida de De Boer hayamos perdido un talentoso y experimentado conductor que habría facilitado el difícil trayecto que tenemos enfrente.

    auxilio.alcalde@gmail.com

4 × 1 =