Defensoría alerta que una nueva vía Perú – Brasil pondría en riesgo a indígenas aislados y bosques vírgenes

Foto: Thomas Müller / Pronaturaleza

  • Organismo pide que al Pleno del Congreso no aprobar el proyecto de ley que promueve la construcción de una carretera entre Pucallpa y Cruzeiro do Sul.

 

A través de sus redes sociales, la Defensoría del Pueblo pidió al Congreso no aprobar el dictamen del Proyecto de Ley 6486/2020-CR, que declara de interés nacional la “integración sostenible multimodal” entre Pucallpa y Cruzeiro do Sul, porque atentaría contra los pueblos indígenas en aislamiento y los bosques vírgenes.

Como se recuerda, en marzo de este año la Defensoría ya se había pronunciado sobre este tema, y expresó su “profunda preocupación” porque la propuesta no tenía “argumentos técnicos jurídicos” ni “sustentos que garanticen la conservación de bosques y áreas naturales protegidas, y el respeto de los derechos de los pueblos indígenas en situación de aislamiento y contacto inicial (Piaci) que habitan y recorren territorios fronterizos entre Perú y Brasil”.

Esta vez, el organismo además resaltó que el proyecto de ley “carece de análisis y sustento sobre su viabilidad socioambiental. Es importante promover el desarrollo económico, pero este debe realizarse considerando alternativas compatibles con el desarrollo sostenible y la garantía de derechos”.

El Proyecto de Ley 6486/2020-CR fue presentado en octubre pasado por el legislador César Gonzales Tuanama (Somos Perú) en la Comisión de Transportes y Comunicaciones, y su dictamen –aprobado en abril– ya espera ser debatido en el Pleno del Congreso.

“Entre las ciudades de Pucallpa y Cruzeiro do Sul se encuentran miles de hectáreas de bosques húmedos amazónicos, en donde se albergan las más altas concentraciones de biodiversidad del planeta. Asimismo, en dichas áreas se han establecido el Parque Nacional Sierra del Divisor y la Reserva Indígena Isconahua, espacios territoriales que podrían ser gravemente impactados con los proyectos de infraestructura vial (hidrovías, carreteras, entro otros) que serían implementados para promover la integración y la creación de relaciones comerciales entre ambas ciudades”, expresó la Defensoría en su comunicado de marzo.

Asimismo, recordó que en el 2018, manifestó su preocupación por la Ley 30723 “Ley que declara de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en el departamento de Ucayali”, advirtiendo que su implementación pondría en riesgo la vida, salud e integridad de los Piaci. Cabe recordar que hasta hoy diversas organizaciones indígenas y ambientales exigen la derogación de dicha norma.

Mapa muestra las presiones que ya vive la zona por donde pasaría la carretera: concesiones forestales, deforestación agrícola y parches de coca. Imagen: mapa elaborado por la Universidad de Richmond y el Instituto del Bien Común a pedido de Mongabay Latam.

“Una carretera que podría disparar la violencia en Ucayali”

A fines de abril, Mongabay Latam alertó sobre los peligros que traería la mencionada carretera promovida desde Brasil por el presidente Jair Bolsonaro. Según el informe, la vía atravesaría un territorio que hoy ha sido invadido por el narcotráfico.

Asimismo, señaló que la vía ocasionaría una deforestación de más de 24 mil hectáreas y la pérdida de unos 17 millones de dólares, según el estudio realizado por Conservation Strategy Fund (CSF).

Por otro lado, según Luis Dávalos , investigador de The Nature Conservancy, el impacto de la vía tendría un efecto similar al que ha tenido la carretera Interoceánica en Madre de Dios. “Estos efectos pueden ser brutales. No solo porque a diferencia de la Interoceánica aquí no existe ni siquiera una trocha abierta, sino porque el ingreso de una vía en este bosque ocasionaría una transformación de las actividades productivas”, explicó Dávalos.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

fourteen − 12 =