Al 2020, Perú debe tener 10% de su mar como área protegida pero solo tiene el 0.5%

  • Las propuestas para la creación de las reservas nacionales Mar Tropical de Grau y Dorsal de Nasca aún están en espera. Chile tiene el 42% de su mar representado en áreas protegidas.

 

En octubre de este año, el presidente Martín Vizcarra y la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, anunciaron que nuestro país estaba trabajando para tener pronto dos áreas protegidas marinas para resguardar una muestra importante de nuestra biodiversidad. Se trata de las reservas nacionales Mar Tropical de Grau y la Dorsal de Nasca.

De ambas propuestas, la más conocida es el Mar Tropical de Grau, un área que -de establecerse- protegería la zona de alimentación y refugio de especies como ballenas, tortugas o mantarrayas, pero también gestionar la pesca sostenible y generar beneficios ambientales, sociales y económicos para la población de Tumbes y Piura. En total se protegerían 116 mil hectáreas en cuatro ámbitos: Arrecifes de Punta Sal, Cabo Blanco – El Ñuro, Isla Foca y Banco de Máncora.

En el caso de la Dorsal de Nasca, se trata de una novedosa propuesta pero no menos importante. Esta zona abarcaría más de 5 millones de hectáreas y se convertiría en el área protegida más grande del país, después del Parque Nacional Alto Purús. Además, sería la primera que conserve el fondo marino y los montes submarinos, zonas donde se concentra gran diversidad biológica.

[Conoce la propuesta ► revisa el expediente que propone el establecimiento de esta área protegida]

Imagen: Sernanp

Dorsal de Nasca, la más próxima

Según el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente (Minam), Gabriel Quijandría, el Ejecutivo se ha comprometido a trabajar en estas dos propuestas de manera intersectorial y, posiblemente, tengamos buenas noticias sobre la Dorsal de Nasca en el primer trimestre del próximo año.

“Para el caso de la Dorsal de Nasca lo que decidimos fue hacer un ejercicio multisectorial. Hemos creado un comité, un grupo de trabajo en el cual hemos incluido desde el principio, y en el proceso de formulación y de construcción del expediente, al Ministerio de la Producción, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Defensa y al Instituto del Mar del Perú (Imarpe), para decirles: esta es una propuesta del Ejecutivo, no es una propuesta solo del sector ambiental”, afirmó Quijandría en conversación con Actualidad Ambiental.

Quijandría consideró además que el establecimiento del área es una decisión política y puso como ejemplo lo que sucedió en Chile, país que ha creado áreas protegidas marinas con la firme decisión de conservar su biodiversidad, y fruto de ello ahora tiene el 42% de su mar protegido. En cambio, el Perú solo tiene el 0.5% de su mar representado en áreas protegidas.

“Creo que la puesta por la Dorsal de Nasca tiene que pensarse en cuánto de porcentaje representará y eso es el 6.5% de nuestro mar. Con ello llegaríamos a 7% y estaríamos solo a 3% de la meta Aichi que se vence en el 2020, el cual plantea tener 10% de nuestros ecosistemas marinos protegidos”, explicó.

Las metas Aichi son 20 compromisos, agrupados en cinco objetivos estratégicos, planteados por representantes de 196 países, todos firmantes de la Convención de Diversidad Biológica (CBD), durante la COP 10 sobre biodiversidad que se realizó en la provincia de Aichi (Japón), en el 2010.

[Mira el especial multimedia sobre el Mar Tropical de Grau]

Foto: Pacifico Adventures

Mar Tropical de Grau en espera

El viceministro Quijandría también se refirió al caso del Mar Tropical de Grau, propuesta que se mantiene en espera desde hace más de diez años debido a discusiones en torno a la existencia de lotes petroleros en el área.

“En el caso de Mar Pacífico Tropical la cosa es distinta. Tenemos este proceso de lotización que viene de muchos años atrás porque hay un potencial real de hidrocarburos en esa zona. No hay que engañarse en ese sentido. Tampoco se trata de poner áreas protegidas porque queremos bloquear la actividad económica. Si se propone un área es porque existe diversidad biológica en el lugar”, explicó.

Quijandría planteó además que la propuesta del Mar Tropical de Grau debería replantearse y proponer que siga el mismo camino de la Dorsal de Nasca, a partir de una iniciativa multisectorial y no solo del Sernanp o Minam.

“A partir del aprendizaje de este proceso de incorporación de los otros sectores al proceso de construcción del área protegida, creo que debemos replantear el proceso de la misma manera. En este caso es más complejo porque debemos incorporar al Ministerio de Energía y Minas, pero con ellos hemos tenido bastantes avances al asegurarle que los derechos preexistentes no se van a afectar. La idea es avanzar la Dorsal de Nasca y luego retomar Más Tropical de Grau, que de seguro va a tomar un poco más de tiempo”, concluyó.

Conoce más sobre el Mar Tropical de Grau en palabras del biólogo marino Yuri Hooker:

DATOS

Según Sernanp:

  • Los montes submarinos de la Dorsal de Nasca son ecosistemas representativos de nuestro patrimonio natural.
  • Albergarían gran variedad de especies endémicas, es decir, solo pueden encontrarse allí.
  • La parte superficial de los montes es una zona de tránsito donde ocurren las largas migraciones que realizan algunas especies protegidas como la ballena azul y la tortuga dorso de cuero.
  • Es hogar de una variedad de especies de aguas profundas como los corales de agua fría y el bacalao de profundidad, consideradas especies vulnerables y de difícil recuperación.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

three + three =