Voces de Madre de Dios #6: El turismo también puede

Escribe: Guillermo Reaño #MadredeDiospuede

Como muchos de los 140 mil habitantes de Madre de Dios, Charlie Peña llegó a la región atraído por sus oportunidades y sus riquezas naturales. Nunca volvió a Lima.

Charlie es padre de tres hermosas niñas y un varón. También es tour conductor, consultor en turismo y conservación, catedrático de la UNAMAD y líder de Green House Tambopata. Desde allí, es un celoso guardián de los tesoros de su patria chica adoptada.

Y es que, al lado de los oriundos de la capital de la biodiversidad del Perú, distintos limeños, puneños, cusqueños y extranjeros de toda nacionalidad construyen un futuro personal y familiar que enaltece sus gestas.

No son casos aislados. Según un escueto informe del BCR (2017), unas 370.578 personas se registraron en establecimientos de hospedaje en Madre de Dios en el año 2015, lo que significó un crecimiento anual promedio de 8,9 por ciento en el periodo 2006-2015.

Por su parte, el número de visitantes a la Reserva Nacional Tambopata mostró un ritmo de crecimiento anual de 11,7 por ciento durante el mismo periodo, con lo que alcanzó la cifra de 45.440 visitantes en el 2015.

Este incremento puede ser beneficioso, según anota Augusto Mulanovich, otro madrediosense por elección y propietario e impulsor del célebre Mariposario Tambopata.

En un reciente artículo, Mulanovich resalta que el turista que llega a Puerto Maldonado, o el que ingresa al Manu por el Cusco, “llega para visitar la biodiversidad amazónica, y no solo espera poder observar fauna y flora, sino que también su visita pueda beneficiar a la conservación de la naturaleza y a las comunidades locales”.

Esa es la idea en esta región de la Amazonía Peruana. No solo #MadredeDiosPuede. El turismo también puede…



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario