[Video] Pescador cuenta cómo ha cambiado la pesca del róbalo, especie en ameanza de extinción

  • Nemesio Fiestas, veterano pescador de Lambayeque, cuenta cómo ha cambiado la captura del robalo peruano. Esta especie endémica ha reducido su población frente al ingreso de grandes embarcaciones dedicadas a su captura.

Escribe: Yuri Hooker / Gobernanza Marina SPDA

 

En el 2012, durante un viaje por Lambayeque, me encontré con don Nemesio Fiestas, en la oficina municipal en Santa Rosa. Empezamos a conversar y me contó que, de joven, se dedicaba a la pesca del robalo peruano o robalo de aguas frías (Robaloscion wieneri, antes Sciaena starski), una especie endémica de la costa peruana distribuida principalmente entre Lambayeque y Arequipa. Actualmente está en grave amenaza de extinción.

Por lo valiosa de su información le pedí permiso para grabar la entrevista. Hoy, después de diez años, recién la comparto, pues sirve para dar idea de la abundancia del mar peruano y del momento en que cambió la pesca en el Perú. El ingreso de las embarcaciones bolicheras y sus redes de cerco en el ecosistema litoral, trajo consigo la disminución dramática de muchos recursos y el inicio del empobrecimiento de los pescadores artesanales.

Actualmente, las bolicheras de hasta 32.6 metros cúbicos de capacidad de bodega -consideradas como artesanales en el reglamento de la actual Ley General de Pesca, a pesar de usar maquinaria para operar sus redes- pescan irrestrictamente en las primeras millas de la costa, salvo frente a Tumbes. La competencia desleal de estas grandes embarcaciones sigue arrebatando los recursos a los pescadores artesanales que usan artes de pesca selectivos, y alterando o deteriorando los ecosistemas de aguas poco profundas.

Nuestra legislación debe incluir subcategorías que reflejen la gran diversidad y complejidad al interior de la pesca artesanal, y aprobar medidas de ordenamiento pesquero acordes con ello. En particular, por sus impactos sobre el fondo marino y su baja selectividad, las redes de cerco mecanizadas y las redes de arrastre de fondo, no deberían ser empleadas dentro de las primeras 3 o 5 millas marinas de la costa, dependiendo de la región.

La primera milla marina de la costa en todo el país, por otro lado, debería estar reservada para el uso de artes y métodos de pesca altamente selectivos y de bajo impacto ecosistémico.

Dato:

  • El debate sobre la nueva Ley General de Pesca ha entrado a un nuevo intermedio en el Congreso de la República. La Comisión de Producción votó a favor de una nueva cuestión previa que incluye la creación de una nueva mesa técnica de trabajo. Se espera que pueda ponerse en agenda en la siguiente legislatura.

 

 

Notas relacionadas:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Comments are closed here.