Ucayali: intervienen a empresa de palma aceitera por denuncias laborales y casos de COVID-19

Foto: Ocho Sur

  • Ministerio Público realizó inspección en Ocho Sur, en Pucallpa, tras conocerse ciertas irregularidades que fueron publicadas en un reportaje de Convoca.

Por Luis Chacón

 

La empresa Ocho Sur, ubicada en Pucallpa (Ucayali), fue intervenida por el Ministerio Público luego de que diversas organizaciones presentaron una denuncia –que fue recogida por Convoca– por presuntas malas condiciones de trabajo del personal de esta compañía en medio del estado de emergencia por el COVID-19.

La Federación de Comunidades Nativas de Ucayali (Feconau), la Comisión de Derechos Humanos de Pucallpa y el Instituto de Defensa Legal (IDL) presentaron la denuncia contra Ocho Sur P. y su gerente Serge Georges Verhaert, el 9 de junio, a fin de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.

Según Convoca, los representantes de la Fiscalía Penal Corporativa de Campo Verde, liderados por el fiscal David Rosas Carhuaricra, llegaron el jueves 11 de junio a la plantación de Ocho Sur, ubicada en el distrito de Nueva Requena en la provincia ucayalina de Coronel Portillo, junto a personal policial a fin constar los hechos denunciados.

Linda Vigo Escalante, abogada de Feconau, contó al medio en mención que la inspección fiscal comprobó que la empresa mantuvo en actividad a ciertos empleados con síntomas de este nuevo coronavirus, poniendo en peligro la salud de este grupo y del total de trabajadores.

Hay que mencionar que en la investigación se revela que el 5 de junio personal de la Dirección Regional de Salud de Ucayali realizó pruebas rápidas a 39 trabajadores de Ocho Sur. El resultado fue alarmante: 35 personas contagiadas de COVID-19, es decir, el 90% de la muestra.

En el reportaje, que sería incluido como elemento de investigación fiscal, unos trabajadores de la plantación de palma aceitera indican que recién el 15 de mayo de 2020, dos meses después de iniciado el estado de emergencia, la empresa recién tomó las medidas de prevención a fin de evitar la propagación de la enfermedad.

Respecto a Ocho Sur, según su propia información, el 87% de sus trabajadores son de las regiones amazónicas de Ucayali y Loreto, distribuidos en sus dos grandes plantaciones ubicadas cerca al distrito de Nueva Requena, al interior de la selva ucayalina. En cuanto al área deforestada por esta empresa, que representa el 12% de cultivos de palma aceitera en el Perú, Monitoring Andean Amazon Project calcula que sería de 12 200 hectáreas.

Foto: Diego Pérez

En la mira junto a Tamshi

Una reciente investigación de Ojo Público sobre el vínculo entre el rubro de palma aceitera y la deforestación en los bosques del Perú, indica que el pasado 30 de abril la Defensoría del Pueblo solicitó la Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) constatar si las empresas Grupo Ocho Sur (de palma aceitera) y Tamshi SAC (cultivo del cacao en la región Loreto) se encontraban operando durante la cuarentena.

Ante esta comunicación, el OEFA indicó que en noviembre de 2019 había realizado una inspección en Ocho Sur que evidenciaba incumplimientos en materia ambiental. El 15 de mayo, la Defensoría insistió sobre nuevas intervenciones, las cuales aún estarían pendientes.

Un dato importante es que hasta abril de 2016, Ocho Sur era conocida como Plantaciones Pucallpa SAC, de propiedad del empresario Dennis Melka, involucrado en varias denuncias de deforestación, como la que culminó con el histórico fallo de Tamshiyacu a favor del Estado en contra de Cacao del Perú Norte S.A., ahora Tamshi S.A.C.

Precisamente, durante este periodo (2016), la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés) ordenó que Plantaciones de Pucallpa S.A.C. detener sus actividades hasta probar que no incurría en la deforestación de los bosques peruanos. Dos años después, en enero de 2018, el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional tomó la misma medida contra esta empresa.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

four + 12 =