Ucayali aprobó plan regional para proteger a los pueblos indígenas del COVID-19

El plan considera el fortalecimiento del primer y segundo nivel de atención en salud, así como la seguridad alimentaria para las comunidades nativas. Foto: CAAAP

  • Organizaciones indígenas piden implementación inmediata de esta herramienta aprobada luego de más de 50 días de iniciada la emergencia.

 

Ucayali, departamento que alberga a 19 pueblos indígenas, 3 reservas indígenas y una reserva territorial, es –después de Loreto– la segunda región amazónica más afectada por la pandemia del COVID-19. En este contexto, las organizaciones indígenas exigían un plan o estrategia con enfoque en la realidad de sus pueblos, a fin de prevenir la expansión del virus en sus territorios y contar con mecanismos de respuesta que eviten un genocidio indígena.

El pasado 7 de mayo, luego de 55 días de iniciada la emergencia nacional, el Gobierno Regional de Ucayali (Goreu) aprobó un plan de abordaje a la pandemia del COVID-19 en pueblos indígenas. Sin embargo, su implementación aún depende del presupuesto que se destine para ello.

El plan es de aplicación regional para el ámbito de jurisdicción del departamento de Ucayali y fue aprobado días previos a la estrategia de para la protección de pueblos indígenas ante el COVID-19, implementada por el Ejecutivo mediante el Decreto Legislativo 1489, que organiza acciones a realizarse en diferentes regiones del país.

“Este plan debe ser un precedente para las otras regiones. Ahora, si bien es un avance, no está completo, lo estará cuando ya se implemente”, señala Richard Rubio, vicepresidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), quien agrega que temen que la falta de un presupuesto destinado a este plan haga que se quede en un documento más. “Una de las dificultades que vemos es que no cuenten con el presupuesto. Esa es la dificultad más grande, el tema económico”, indica.

Imagen tomada del documento “Plan de abordaje a la pandemia del Covid-19 en pueblos indígenas” de la región Ucayali.

El plan, aprobado por Resolución Ejecutiva Regional 172-2020-GRU-GR, busca complementar el Plan de Reforzamiento de los Servicios de Salud y Contención del COVID-19 en Ucayali. Este último se implementó en marzo, pero no contemplaba aspectos relacionados a la salud y prevención de la enfermedad en las comunidades nativas.

A diferencia de este, el plan recientemente aprobado plantea promover el desarrollo de acciones para la prevención y contención, con enfoque intercultural, en las comunidades nativas. Además, dar respuesta oportuna a la emergencia en coordinación con las organizaciones indígenas, las mismas que han participado en la elaboración de dicho documento.

“El objetivo de ese plan justamente es promover el desarrollo de acciones intersectoriales e intergubernamentales de prevención, con un enfoque intercultural en las comunidades indígenas frente a la propagación y el incremento del COVID-19. [En coordinación] con las organizaciones representativas a nivel nacional, como Aidesep, y las regionales como la Organización Regional Aidesep Ucayali (Orau) y la Coordinadora Regional de los Pueblos Indígenas de Aidesep Atalaya (Corpiaa), entre otras”, explica el líder indígena en conversación con Actualidad Ambiental.

Implementación urgente

Según advierten las organizaciones indígenas, la implementación del plan aprobado es urgente. Pues la situación crítica en cuanto a atención sanitaria en la que se encontraban los pueblos indígenas desde antes de la pandemia, sumado a los conflictos generados por la escasez de recursos en sus territorios por contaminación, como el agua o alimentos, los dejan vulnerables ante la propagación del COVID-19.

“Lo que queremos es que se llegue a cumplir, porque hay varios documentos, pero la implementación es el trecho más grande. Cumplir con una resolución es implementarla y no esperar pues que pase 6 meses o un año teniendo conocimiento de la situación actual del avance de la pandemia”, exhorta el líder indígena Richard Rubio.

Richard Rubio, vicepresidente de Aidesep. Foto: Aidesep

Prevención y protocolos para una respuesta rápida

El plan se enfoca en el fortalecimiento de los dos primeros niveles de atención en salud y la capacidad de respuesta de estos en las comunidades nativas; en la implementación de la inmovilización social y cierre de limites distritales y fronteras, algo que ya han venido realizando por su cuenta las mismas comunidades; y en garantizar la seguridad alimentaria nutricional, un punto importante pues toma en cuenta que la situación de aislamiento viene impidiendo a las comunidades comercializar sus productos y adquirir víveres básicos para su consumo, restringiendo su alimentación. 

Foto: Forum Solidaridad Perú

El plan implementado también plantea el despliegue de una estrategia comunicacional con enfoque intercultural, la cual pretende diferenciarse de otras al desarrollarse en coordinación plena con las organizaciones indígenas a fin de llevar los mensajes e información a todas las comunidades.

Pese a que pone especial énfasis en la prevención, el plan no descuida el establecimiento de mecanismos y protocolos de vigilancia epidemiológica frente a posibles casos. Para ello, incluso plantea la creación de comités de COVID-19 a nivel de distritos y comunidades.

DATO: 

  • El Plan de abordaje a la pandemia del COVID-19 en pueblos indígenas es complementario al Plan de  de reforzamiento de los servicios de salud y contención del COVID-19 en la región Ucayali, aprobado con Resolución Ejecutiva Regional 147-2020-GRU-GR.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

5 × 5 =