Satélite peruano permite detectar minería, caminos forestales y plantaciones en la Amazonía

El satélite peruano PerúSAT-1, el primero de observación del país y el más potente de Sudamérica, fue puesto en órbita en setiembre del 2016. Permite tomar imágenes satelitales de hasta 70 centímetros de resolución, una calidad y precisión altísimas que puede utilizarse para el monitoreo de la deforestación en la Amazonía.

Según el reporte de MAAP (Monitoring of the Anden Amazon Project), este material es administrado por el Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (CNOIS) y es la Agencia Espacial del Perú (Conida) quien controla el satélite.

Como muestra de la calidad de imágenes satelitales que genera el PerúSA-1, se muestran casos en Madre de Dios de minería aurífera, expansión agrícola (plantaciones de papaya en Mavila) y caminos forestales que atraviesa bosque primario (Iñapari).

Consultado por la importancia del satélite en la lucha contra los delitos ambientales, Jean Pierre Araujo, abogado del Programa de Bosques y Servicios Ecosistémicos de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) indicó: “El contar con mayor y mejor calidad de información sobre el estado actual de nuestro territorio, en el que podamos apreciar tendencias y amenazas que impactan en nuestros recursos naturales, nos va a permitir mejorar nuestros procesos de planificación y toma de decisiones. En el contexto del enfrentamiento de las amenazas y la promoción del acceso a la justicia ambiental, las imágenes, a fin de que puedan ser procesadas por las autoridades administrativas o judiciales, van a requerir ser complementadas por el análisis de una entidad gubernamental, para que puedan ser incorporadas como medios probatorios en los procedimientos administrativos, investigaciones fiscales y procesos judiciales”.

Además, Araujo sostuvo que el manejo de información satelital actualizada va a requerir que las entidades de gobierno y del sistema de justicia peruano inicien oportunamente procesos de investigación de oficio, con el objetivo de adoptar medidas rápidas y eficientes que eviten impactos mayores en el ambiente y los recursos naturales. “Ante la complejidad de los problemas ambientales, se requerirá la implementación de espacios de coordinación intergubernamental a fin de asegurar la adopción de medidas coordinadas para identificar y procesar a los responsables de las actividades ilegales que afectan a nuestros recursos”, finalizó el abogado de la SPDA.

NOTICIAS RELACIONADAS

<[OPINIÓN] Las carreteras y el impacto ambiental en los bosques tropicales>

<REPORTAJE | Madre de Dios: Comunidad Boca Pariamanu y su lucha contra la deforestación>

<José Luis Capella (SPDA): “En lugar de perseguir a un talador busquemos a las mafias dedicadas a la deforestación, tráfico de tierras y madera”>

<Titular la tierra para combatir la deforestación>

<Histórico: Poder Judicial inaugura el primer Juzgado Ambiental en Madre de Dios>

<Víctor Zambrano: El Juzgado Ambiental en Madre de Dios es un anhelo largamente esperado>

<Madre de Dios: En el 2017 la deforestación superó las 20 mil hectáreas>



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

eighteen + sixteen =