¿Sabías que al consumir jugos Selva ayudas a proteger al mono aullador y al oso perezoso?

Mono aullador. Foto: Conservamos por Naturaleza

  • Jugos de la marca Selva destinan el 2% de sus ingresos a la recuperación y rehabilitación de animales víctimas del tráfico de fauna silvestre que habitan en el centro de rescate Amazon Shelter de Madre de Dios.

 

El tráfico de animales silvestres es uno de los delitos más comunes en nuestra Amazonía debido al dinero que logra recaudar. Al año, miles de animales son cazados y vendidos como mascotas, adornos o para consumo ilegal, sin tener en cuenta si se trata de animales en peligro de extinción.

Para detener esta actividad, se desarrollan diversas iniciativas como campañas de concientización, operativos por parte de las autoridades competentes y, además, nacen centros de rescate como Amazon Shelter, en Madre de Dios.

Este centro tiene como objetivo rehabilitar animales que han sido víctimas del tráfico de fauna. Sin embargo, para que pueda continuar con esta labor, necesita de apoyo no solo de las autoridades sino también de empresas y la ciudadanía en general.

Una de las formas en que podemos ayudar a estos centros es a través del “Porcentaje de ayuda”, iniciativa que consiste en unir fuerzas entre la ciudadanía y el compromiso de las empresas.

¿Cómo funciona?

Se trata de que un porcentaje de las ganancias de ciertos productos vayan directamente a centros como Amazon Shelter, con el fin de contribuir a que esta tarea a favor de nuestra fauna silvestre no se detenga. Para que ello funcione, se necesita que la ciudadanía sepa qué productos o empresas están comprometidos con nuestros recursos naturales.

En el caso de Amazon Shelter, existe la posibilidad de ayudar a este centro de rescate si consumimos el jugo de la marca Selva. Cada vez que compramos este producto, el 2% pasará automáticamente como fondo de ayuda a este centro de rescate.

El centro se dedica al recate y rehabilitación del oso perezoso, el mono aullador, el mono choro de cola amarilla, entre otros. Para que asegurar que la ayuda llega al lugar, además, existe un plan de monitoreo que garantiza el objetivo principal: mejorar los espacios y la calidad de vida de los animales rescatados en este centro para su posterior liberación.

Amazon Shelter

A 45 minutos de la ciudad de Puerto Maldonado, Magali Salinas, fundadora de esta ONG vive rodeada de monos, aves y sajinos. Este centro de rehabilitación y conservación de animales silvestres, a orillas del río Tambopata, busca rehabilitar animales silvestres rescatados de las mafias del tráfico ilegal de fauna, para darles una mejor vida. Unos se podrán reinsertar en la selva, mientras otros, tendrán que seguir sus vidas en el centro porque su domesticación es incompatible con la vida silvestre.

Magali y el equipo de Amazon Shelter hacen frente a esta práctica considerada la tercera actividad ilícita más grande del mundo. Cada año, se mueven alrededor de 8 y 10 mil millones en todo el mundo. Perú, uno de los países más biodiversos del planeta, no está ajeno a este problema. Por cada animal en cautiverio, se calcula que han muerto otros diez.

Los fondos recaudados de Selva serán destinados especialmente a reforzar la casa del perezoso “Agi” (Choloepus hoffmanni); la casa de los loros, una de las especies más vulnerables al tráfico; y la alimentación y medicina de los monos choro cola amarilla (Oreonax flavicauda) bebés y los monos aulladores (Alouatta) adultos que están próximos a ser liberados, además de los bebés que están siendo estabilizados.

DATOS:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario