Los republicanos irán a COP 15 para oponerse a la reducción de CO2 de Obama

sensenbrenner

Existe división en el Congreso norteamericano frente a la propuesta de la administración Obama de reducir gases de efecto invernadero. Hoy, uno de los líderes de la oposición, el senador republicano James Sensenbrenner, anunció que viajará a Copenhague para subrayar que el Congreso de su país no apoyará posibles promesas del presidente Barack Obama.

De acuerdo a la agencia DPA, Sensenbrenner dejará en claro a los líderes mundiales, reunidos en Copenhague, que el Congreso estadounidense no apoyará una ley para la reducción de gases hasta que termine lo que calificó de “fascismo científico”.

Sensenbrenner, vicepresidente del comité de la ciencia y el vicepresidente del comité de la judicatura, pidió hace pocos días el inicio de una investigación para determinar la responsabilidad, entre otros, del asesor del presidente Obama para asuntos científicos John Holdren, tras el caso Climagate, que implica el robo (o pirateo) de correos de la comunidad científica sobre el cambio climático.

Incluso, el político conservador republicano había escrito al presidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), Rajendra Pachauri, para exigirle que evite que se utilicen los estudios de los científicos cuya correspondencia electrónica se filtró recientemente a la opinión pública.

James Sensenbrenner es representante del estado de Wisconsin. Además, es conocido por ser el autor de la propuesta antimigrante H.R. 4437, que pretende establecer severas penas a los inmigrantes, sus familias y todo aquel que los proteja.

Noticia relacionada:
Copenhague: Sarah Palin le pidió a Barack Obama que boicotee la cumbre

————————–

Foto tomada de climateprogress.org.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


3 comentarios · Dejar un comentario

  • EL PROFESOR BERTOLDINO dijo:

    4 COMPAÑÍAS AUTOMOVILISTICAS PATROCINAN CONFERENCIA CLIMÁTICA DE COPENHAGUE

    HONDA ES UNA DE ELLAS … EL “BUSINESS SECRET” ES CUALES SON LAS OTRAS TRES

    EN MOMENTOS EN QUE LA CONFERENCIA PUEDE TRIVIALIZARSE POR PEQUEÑAS GRANDES PUGNAS EMPRESARIALES QUE ANTEPONEN TODO A LA SALUD DEL PLANETA, TIPIFICAN A LA CUMBRE DE “COPENHGATE” O DE “CLIMAGATE” Y SE ACUÑAN NUEVOS CALIFICATIVOS COMO “FASCISMO CIENTIFICO/AMBIENTALISTA”, TENEMOS LA SENSACIÓN DE NO HABER SALIDO DE CASA Y ESTAR PRESENCIANDO UNO DE NUESTROS DEBATES PARLAMENTARIOS

    EN MEDIO DEL PROBABLE PANDEMONIUM CLIMATICO, UN PEQUEÑO CARRO ELECTRICO TRATA DE SER PROPOSITIVO … OJALÁ NO LO BAUTICEN DE “BALANDRONADA SOBRE RUEDAS” O “GREEN CAR-GATE”

    Honda es una de las cuatro únicas compañías automovilísticas que patrocinan la Conferencia sobre el Cambio Climático, el COP15. El anuncio se hace público después de que Honda haya superado satisfactoriamente los estrictos requisitos medioambientales establecidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca.
    El patrocinio de Honda implica la cesión de una flota de vehículos respetuosos con el medioambiente, concretamente Honda Insight, durante las dos semanas de celebración de la conferencia. El FCX Clarity, el vehículo eléctrico de pila de combustible propulsado por hidrógeno y de emisiones cero de Honda, también estará presente en la exposición ‘Driving the Future’ del COP15. Los vehículos se utilizarán para el transporte de delegados, VIPS y periodistas.
    Según Svend Olling, Jefe de Departamento del Ministerio de Asuntos Exteriores danés: “Honda ha sido seleccionada como patrocinador oficial de la Conferencia COP15, al cumplir nuestros requisitos. Su participación no sólo nos permite reducir las emisiones durante la conferencia, sino que sus vehículos muestran la tecnología disponible ya hoy en día, y contribuyen a nuestros esfuerzos por reducir las emisiones de CO2 en el transporte”.
    Yuishi Fukuda, Presidente de Honda Nordic A.B. añade: “Nos sentimos orgullosos de que Honda haya sido seleccionada por el Ministerio de Asuntos Exteriores danés como patrocinador oficial del COP15. Los vehículos de Honda muestran el compromiso de la compañía en la fabricación de productos respetuosos con el medioambiente, utilizando procesos de producción con el menor impacto medioambiental”.
    En 2006 Honda se convirtió en el primer fabricante mundial de automóviles en anunciar sus objetivos mundiales de reducción de CO2, tanto para sus productos como para sus procesos de fabricación.
    /Honda Automóviles Comunicación
    December 08, 2009 – The announcement comes after Honda successfully met a series of strict environmental requirements set by the Danish Foreign Ministry.

    The sponsorship will see Honda supply the two-week climate summit with a fleet of environmentally friendly new Honda Insight hybrid cars. The FCX Clarity, Honda’s ground-breaking, zero emission hydrogen powered fuel cell electric vehicle will also be present at the summit as part of a COP15 showcase – ‘Driving the Future’. The vehicles will be used to transport delegates, VIPS and journalists to key venues around the conference.

    Commenting on the sponsorship, Svend Olling, Head of Department at the Danish Ministry of Foreign Affairs said: “In meeting our criteria, Honda has been selected as official sponsor of vehicles for the COP15 Climate Conference. Not only does the sponsorship enable us to lower emissions from the conference itself, but the vehicles also demonstrate technology, which already today can help us in our efforts to reduce CO2 emissions in the transportation sector.”

    Yuishi Fukuda, President of Nordic Honda A.B. added:
    “Honda is proud to have been accepted by the Danish Ministry of Foreign Affairs as an official sponsor of the COP15 Climate Conference. The vehicles on display will demonstrate Honda’s commitment to manufacturing products with the highest possible environmental performance, using production systems with the smallest environmental impact. ”

    In 2006 Honda became the first automobile manufacturer in the world to announce global per-unit CO2 reduction targets for both its products and production activities.

  • AUXILIO ALCALDE dijo:

    Universidad britanica asegura que datos del Calentamiento Global no han sido trucados

    Dec 3 PM US/Eastern
    By RAPHAEL SATTER and DAVID STRINGER
    Associated Press Writer

    La Universidad de East Anglia de Inglaterra dijo el jueves 3 de diciembre pasado que investigará si los científicos en su prestigiosa Climatic Research Unit amañaron datos sobre el calentamiento global.

    Miles de piezas de correspondencia entre algunos de los científicos del clima más importantes del mundo, fueron robados de la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia y se filtraron a Internet el mes pasado.

    Los escépticos del calentamiento global antropogénico (calentamiento global generado por el hombre) dicen que los e-mails son prueba de que los científicos han estado conspirando para ocultar la evidencia que muestra que el calentamiento global no era tan fuerte como generalmente se cree.

    Phil Jones, director de la unidad, renunció el martes primero de diciembre a la espera del resultado de la investigación. La universidad había prometido una investigación cuando Phil Jones se retiró, pero no se especificó lo que la investigación podría concluir. El anuncio del jueves fue el primer reconocimiento de que la investigación en sí misma sería objeto de escrutinio.

    La Universidad de East Anglia, dijo que su revisión examinará los mensajes de correo electrónico y otra información “para determinar si existe alguna prueba de la manipulación o supresión de datos que este en contradicción con la ética científica”. El robo de los e-mails y su publicación en línea-sólo unas semanas antes de la cumbre de la ONU sobre el calentamiento global, ha sido políticamente explosiva, aunque los investigadores dicen que su contenido no tiene relación con los principios del Cambio Climático en sí.

    LONDON (AP) – A British university said Thursday it would investigate whether scientists at its prestigious Climatic Research Unit fudged data on global warming.
    Thousands of pieces of correspondence between some of the world’s leading climate scientists were stolen from the unit at the University of East Anglia and leaked to the Internet late last month. Skeptics of man-made global warming say the e-mails are proof that scientists have been conspiring to hide evidence showing that global warming was not as strong as generally believed.
    Phil Jones, the director of the unit, stepped down Tuesday pending the result of the investigation.
    The university had promised a probe when Jones stepped down, but didn’t specify what the investigation would encompass. Thursday’s announcement was the first acknowledgment that the research itself would be under scrutiny.
    East Anglia said its review will examine the e-mails and other information “to determine whether there is any evidence of the manipulation or suppression of data which is at odds with acceptable scientific practice.”
    The theft of the e-mails and their publication online—only weeks before the U.N. summit on global warming—has been politically explosive, even if researchers say their content has no bearing on the principles of climate change itself.

    Hubo mucha critica, además, a raíz de la revelación de que la universidad había eliminado muchos de los datos de temperatura de algunas de sus investigaciones sobre el calentamiento global. La universidad dijo en un comunicado, que los datos almacenados en papel y cinta magnética, fueron descartados en la década de 1980, para ahorrar espacio cuando la unidad se trasladó a su nueva ubicación.

    La publicación de los datos ha llevado a algunos legisladores en Gran Bretaña a advertir, que los críticos del cambio climático, quieren destruir cualquier acuerdo global sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, que podría lograrse en la Cumbre sobre el Cambio climático de la ONU en Copenhague.

    Ed Miliband, secretario del cambio climático de Gran Bretaña, llamó a quienes cuestionan la visión científica dominante sobre el cambio climático, irresponsables y peligrosos.
    “Tenemos que tener cuidado con los saboteadores del clima, la gente que quiere decir esto, es de alguna manera la que duda, y quiere poner en entredicho todo lo esclarecido en el proceso de Cambio Climático”, dijo Miliband a los periodistas.

    Los republicanos en la Cámara de Representantes de EE.UU. tienen a los científicos del gobierno “a la parrilla” en la materia, con el legislador James Sensenbrenner argumentando de que los e-mails demuestran que el mundo necesita volver a examinar los enunciados de los expertos de la ciencia sobre el calentamiento.

    Sensenbrenner, un legislador republicano de Wisconsin, leyó en voz alta algunos de los emails de Jones en una audiencia el miércoles 2 en Washington, incluido uno en el que Jones escribió acerca de un truco de agregar en escala de tiempo real, tendencias climáticas que se daban a largo plazo. En otro de los e-mail Jones dice: “Me gustaría ver ocurrir el cambio climático para que la ciencia pruebe tener razón.”

    There was further criticism following the revelation that the university had thrown out much of the raw temperature data on which some of its global warming research was based. The university said in a statement last week that the data, stored on paper and magnetic tape, was dumped in the 1980s to save space when the unit moved to a new location.
    The release of the data has prompted some lawmakers in Britain to warn that critics of climate change want to wreck any global agreement on reducing greenhouse gas emissions that could be achieved at the Dec. 7-18 U.N. climate change summit in Copenhagen.
    Ed Miliband, Britain’s climate change secretary, on Thursday called those challenging the mainstream scientific view on climate change irresponsible and dangerous.
    “We have to beware of the climate saboteurs, the people who want to say this is somehow in doubt, and want to cast aspersions on the whole process,” Miliband told reporters.
    Republicans in the U.S. House of Representatives have grilled government scientists on the matter, with U.S. lawmaker James Sensenbrenner arguing that the e-mails show the world needs to re-examine experts’ claims that the science on warming is settled.
    Sensenbrenner, a Republican lawmaker from Wisconsin, read out loud some of Jones’ e-mail messages at a hearing Wednesday in Washington, including one in which Jones wrote about a “trick of adding in the real temps” in an exchange about long-term climate trends. Another of Jones’ e-mails reads, “I would like to see the climate change happen so the science could be proved right.”

    Los científicos llamados ante la comisión de cambio climático de la Cámara, respondieron que los e-mails no cambian el hecho de que la tierra se está calentando: “Los e-mails no tienen como socavar el consenso científico muy fuerte … que nos dice que la tierra se está calentando, ese calentamiento es en gran medida resultado de la actividad humana”, dijo Jane Lubchenco, la jefe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica(NOAA). Ella dijo que los e-mails no niegan los datos de su agencia o los datos de la agencia espacial (NASA), que mantienen registros climáticos independientes que muestran el calentamiento global dramático.

    En Londres, Miliband dijo que había leído algunos emails procedentes de East Anglia, pero insistió en que las secciones que parecen mostrar que los científicos habían manipulado los datos, o intentado suprimir las evidencias contradictorias, han sido en gran medida sacados fuera de contexto.
    “Una cadena de e-mails no deshacer el consenso científico, que es de base amplia y relativamente universal”, dijo Miliband.

    La investigación de la Universidad East Anglia se suma a una investigación de Penn State University, que también está examinando los correos electrónicos con su propio investigador, Michael Mann.
    East Anglia, dijo que el ex agente civil Muir Russell conduciría la investigación. Russell dijo que “no tiene vínculos con la universidad ni con la comunidad de cientificos del clima”.
    La universidad ha declarado que la investigación se completará en la primavera de 2010.

    Scientists called before House’s climate change committee countered that the e-mails don’t change the fact that the earth is warming.
    “The e-mails do nothing to undermine the very strong scientific consensus … that tells us the earth is warming, that warming is largely a result of human activity,” said Jane Lubchenco, the head of the National Oceanic and Atmospheric Administration.
    She said the e-mails don’t negate or even deal with data from her agency or the U.S. space agency NASA, which keep independent climate records that show dramatic global warming.
    In London, Miliband said he had read some of the leaked East Anglia e-mails, but insisted sections which appear to show that scientists had manipulated data, or attempted to suppress contradictory evidence, had been largely taken out of context.
    “One chain of e-mails does not undo scientific consensus which is broadly based and relatively universal,” Miliband said.
    The University of East Anglia’s investigation comes in addition to a probe by Penn State University, which is also examining e-mails by its own researcher, Michael Mann.
    East Anglia said former civil servant Muir Russell would lead the inquiry. Russell said he “has no links to either the university or the climate science community.”
    The university has asked that the review be completed by spring 2010.

  • MALCOLM ALLISON dijo:

    ESCÁNDALO DE ESPÍAS Y HACKERS EN COPENHAGUE: “CLIMAGATE” NO EVIDENCIA CONSPIRACIÓN CIENTÍFICA, MAS BIEN INVOLUCRA MÁS A LAS PERSONAS COMUNES EN LAS DECISIONES CLIMÁTICAS Y DEMANDA DE LOS CIENTIFICOS MAYOR TRANSPARENCIA PUBLICA EN SUS HALLAZGOS CLIMÁTICOS

    EXTRACTOS DEL ARTÍCULO DE LA PRESTIGIOSA REVISTA “NATURE”: “Stolen e-mails have revealed no scientific conspiracy, but do highlight ways in which climate researchers could be better supported in the face of public scrutiny.”

    Los archivos de correos electrónicos robados de la Unidad de Investigación Climática en la Universidad de East Anglia (UEA) de Reino Unido el mes de noviembre, han sido recibidos por los grupúsculos de Negacionistas del Cambio Climático, como un golpe de suerte propagandístico.

    Estos Negacionistas, califican los comentarios mordaces de algunos científicos acerca de ciertas reconstrucciones paleoclimáticas controvertidas como la proverbial “pistola humeante” que evidencia la conspiración científica para tratar de probar un calentamiento global de origen humano (antropogénico) que en realidad no existe, como la evidencia de que por conveniencia se han suprimido datos y pruebas que contradicen su “doctrina” del calentamiento planetario.

    Esta interpretación paranoide sería risible si no fuera por el hecho de que los políticos obstruccionistas en el Senado de los EE.UU. probablemente utilizarán el próximo año el “climagate” como una excusa para endurecer su oposición ante el proyecto de LEY DEL CLIMA tan necesaria. Nada en los e-mails socava los argumentos científicos de que el calentamiento global es real – y que las actividades humanas son casi con seguridad su causa-. Ese caso es apoyado por varias líneas de evidencia sólida, incluidos varias líneas de evidencia que son completamente independientes de las reconstrucciones del clima que se debaten en esos e-mails robados.

    En primer lugar, la Criósfera de la Tierra está cambiando, en la medida que uno esperaría en un contexto climático de calentamiento.
    Estos cambios incluyen:
    1- la retirada de los glaciares, el adelgazamiento y la reducción de superficie de hielo del mar Ártico, reducciones en la pérdida de permafrost (subsuelo congelado de las regiones boreales) y acelerada pérdida de la masa de hielos de Groenlandia y la Antártida.
    2- En segundo lugar, el nivel global del mar está subiendo. El aumento se debe en parte al vertido de agua producto del deshielo de los glaciares y casquetes de hielo , pero también a la expansión térmica de los océanos al calentarse (un proceso físico de dilatación molecular del agua, bien conocido).
    3- En tercer lugar, décadas de datos biológicos sobre las fechas de floración y similares datos paleobotánicos, sugieren que la primavera llega más temprano cada año.
    Los Negacionistas a menudo sostienen que estos cambios son sólo un síntoma de la variabilidad natural del clima. Pero cuando en los modelamientos climáticos se ensaya esta afirmación, al ejecutar las simulaciones con gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono mantenidos a concentración fija e invariable, los resultados tienen poco parecido con el calentamiento observado en los hechos, en nuestro planeta, actualmente.

    La fuerte implicación es que el efecto invernadero al aumentar las emisiones de gases, han jugado un papel importante en el calentamiento reciente, lo que significa que la limitación del apetito voraz del mundo por el consumo de gasolina, petróleo y combustibles fósiles es esencial para regular el clima planetario.

    LEER ARTÍCULO COMPLETO EN INGLÉS: http://www.nature.com/nature/journal/v462/n7273/full/462545a.html

    Stolen e-mails have revealed no scientific conspiracy, but do highlight ways in which climate researchers could be better supported in the face of public scrutiny.

    The e-mail archives stolen last month from the Climatic Research Unit at the University of East Anglia (UEA), UK, have been greeted by the climate-change-denialist fringe as a propaganda windfall.

    To these denialists, the scientists’ scathing remarks about certain controversial palaeoclimate reconstructions qualify as the proverbial ‘smoking gun’: proof that mainstream climate researchers have systematically conspired to suppress evidence contradicting their doctrine that humans are warming the globe.

    This paranoid interpretation would be laughable were it not for the fact that obstructionist politicians in the US Senate will probably use it next year as an excuse to stiffen their opposition to the country’s much needed climate bill. Nothing in the e-mails undermines the scientific case that global warming is real — or that human activities are almost certainly the cause. That case is supported by multiple, robust lines of evidence, including several that are completely independent of the climate reconstructions debated in the e-mails.

    First, Earth’s cryosphere is changing as one would expect in a warming climate. These changes include glacier retreat, thinning and areal reduction of Arctic sea ice, reductions in permafrost and accelerated loss of mass from the Greenland and Antarctic ice sheets. Second, the global sea level is rising. The rise is caused in part by water pouring in from melting glaciers and ice sheets, but also by thermal expansion as the oceans warm. Third, decades of biological data on blooming dates and the like suggest that spring is arriving earlier each year.

    Denialists often maintain that these changes are just a symptom of natural climate variability. But when climate modellers test this assertion by running their simulations with greenhouse gases such as carbon dioxide held fixed, the results bear little resemblance to the observed warming. The strong implication is that increased greenhouse-gas emissions have played an important part in recent warming, meaning that curbing the world’s voracious appetite for carbon is essential.

    LINK:http://www.nature.com/nature/journal/v462/n7273/full/462545a.html

3 × five =