Reconocen árboles patrimoniales en el Bosque “El Olivar” de San Isidro

Foto: Municipalidad de San Isidro

  • Los árboles “Araucaria”, “Olivo” y “Ceiba” fueron reconocidos por su importancia cultural e histórica, a través de una ordenanza municipal.

 

La Municipalidad de San Isidro reconoció tres arboles patrimoniales con el fin de asegurar su protección y resaltar la importancia histórica y cultural de estos ejemplares para el distrito.

Como se recuerda, un árbol patrimonial o monumental es aquel que destaca por su longevidad, gran tamaño, belleza, originalidad en sus formas, su vinculación con el paisaje o su importancia cultural, histórica, científica o educativa, según el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

Los nuevos árboles patrimoniales, reconocidos a través de la Ordenanza Municipal 535-MSI, son “Araucaria” – Pino Navidad, ubicado en el cruce de las calles 24 de Abril y Las Amazonas; y “Olivo”, ubicado al costado de la Casa Museo Marina Nuñez. Estos se encuentran dentro del Bosque “El Olivar”. El tercer árbol reconocido es el “Ceiba”, ubicado en el parque Ernesto Alayza Grundi, en la calle Víctor Maurtua.

La ordenanza encarga a la Subgerencia de Gestión Ambiental, formular y ejecutar los proyectos o actividades que garanticen la implementación de estrategias conducentes a la protección, conservación y gestión de los ejemplares reconocidos.

Asimismo, encarga a la Gerencia de Educación, Cultura y Turismo, formular y ejecutar proyectos o actividades que garanticen la promoción y puesta en valor de los recursos mencionados en sus planes de educación ambiental, cultura y turismo.

[Árboles patrimoniales: ¿qué son, dónde se encuentran y cómo pueden ser identificados?]

Árbol patrimonial en Piura. Foto: Serfor

Alfredo Gálvez, abogado del Programa de Biodiversidad y Pueblos Indígenas de la SPDA, destaca que los árboles patrimoniales representan una “gran oportunidad para promover la conservación a nivel local e incentivar un turismo arbóreo único en el Perú”.

“A lo largo del tiempo ha existido una suerte de conexión espiritual y sentimental entre las poblaciones de la costa, sierra y selva, con muchos lugares y rasgos de la naturaleza que, por lo general, son espacios que a veces no cuentan con protección alguna ni reconocimiento por parte del Estado para su puesta en valor y una adecuada gestión. Entre ellos se encuentran los árboles monumentales, que pueden llegar a tener centenares de años, como testigos vivientes de nuestra historia”, explica el especialista.

Debido a la importancia de estos ejemplares, agrega Gálvez, resulta primordial brindarle a la población las herramientas necesarias para que puedan proteger y conservar aquellos árboles con los que tradicionalmente han mantenido una conexión histórica y un respeto especial.

[Arequipa: reconocen primeros ocho árboles patrimoniales por su valor histórico]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

17 − six =