Publican guía técnica para garantizar la supervivencia del oso andino

El oso andino (Tremarctos ornatus) única especie de oso en Sudamérica, que enfrenta diversas amenazas en el Perú. Foto: FZS

El avance de grandes proyectos de inversión económica y el uso de tierras para agricultura o ganadería ha provocado que el oso andino se convierta en una especie amenazada, frente a esta situación urge plantear medidas para asegurar su conservación y bienestar en su hábitat. Por ello, Ministerio del ambiente (Minam), el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y la Sociedad Zoológica de Frankfurt (FZS) presentaron la primera guía técnica denominada “Conviviendo con el oso Andino en el Perú. Diagnóstico y pautas para el manejo de los conflictos humano-oso”.

Sobre dicha publicación, el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Minam, Gabriel Quijandría, dijo que esta guía es muy importante para trazar una estrategia a fin de entendernos con la naturaleza, “teniendo en cuenta que cada vez las actividades humanas se acercan más al hábitat del oso andino. Es por ello, que se requiere de una mayor capacidad de gestión para resolver los conflictos que puedan generarse con esta especie”.

El documento está dividido en dos secciones: la primera, brinda un diagnóstico sobre el estado del conocimiento a escala nacional de los conflictos entre los humanos y el oso andino, que incluye a los actores sociales, instituciones y el marco normativo en relación a la conservación de esta especie; y, en la segunda parte, se plantean propuestas de mitigación frente a estos conflictos y alternativas económicas al cultivo del maíz y crianza de ganado vacuno, principales actividades que son parte de este conflicto.

Esta especie vive en diversos ecosistemas a lo largo de la Cordillera de los Andes, desde los bosques secos y los bosques húmedos tropicales. Su presencia impulsa la regeneración de bosques y cabeceras de cuencas. Además, es considerado un “dispersor de semillas”, ya que pueden ser trasladadas por medio de su pelaje o en su excremento. Asimismo, es calificado como una “especie sombrilla”, ya que al tener grandes requerimientos para desarrollarse y reproducirse en los diferentes entornos en los que habita ayuda al desarrollo de otras.

La publicación está dirigida a especialistas de fauna e instituciones que promueven el cuidado del medio ambiente. Así como a dirigentes y líderes comunales para que puedan tener una mejor gestión frente a estos problemas. Se ha previsto realizar talleres de capacitación con guardaparques y personal que tienen contacto con estas especies en Rioja, Oxapampa y Cusco.

[Ver además ► ¿Qué tanto sabemos sobre el oso andino u ‘oso de anteojos’?]

Captura de pantalla de la publicación. Fuente: FZS

DATOS:

  • El oso andino es un animal solitario y habita en territorios ubicados entre los 200 y más de 4500 m.s.n.m. Sus hábitos son mayormente diurnos y es una especie omnívora. Prefiere alimentos de origen vegetal (frutos, cortezas, hojas y hongos), pero también su alimentación es de origen animal (insectos, miel, huevos, peces, roedores y mamíferos grandes, así como algunos animales domésticos como vacas, ovejas, cabras, cuyes, llamas y alpacas, entre otros).
  • Es una especie amenazada y cuenta con un Plan de Conservación Nacional del Oso Andino publicado en el 2016 e implementado por el Serfor.

[Puedes leer y descargar la publicación aquí]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

4 × three =