[Opinión] ¿Necesitamos una ley que regule el uso de bolsas de plástico en el Perú?

Foto: Ahora Noticias

Escribe: Fátima Contreras (@faticotz) / Programa de Política y Gobernanza Ambiental de la SPDA

 

En las últimas semanas, se presentaron más de diez proyectos de ley respecto a la regulación de bolsas plásticas en nuestro país. Como se sabe, millones de bolsas hechas de este material son usadas a diario y, al ser desechadas, terminan en lugares frágiles como el bosque o el mar donde generan un impacto negativo en la biodiversidad.

Para explicar sobre la necesidad de regular el uso de estas bolsas, Fátima Contreras de la SPDA, ha preparado estos 4 puntos clave que ayudarán a entender y ampliar la discusión sobre este tema:

 

  1. El impacto de las bolsas de plástico en el ambiente

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)[1], cada año, se arrojan al menos 8 millones de toneladas de plástico a los océanos, de los cuales entre el 60% al 90% está formada por polímeros plásticos.

Esta misma fuente indica que debido a la cantidad de plástico en el mar, 600 especies marinas son dañadas y que el 15% de las especies que ingieren o se enredan con la basura en el mar, están en peligro de extinción. Asimismo, predice que para el 2050 el 99% de aves marinas habrá ingerido plástico.

La revista internacional National Geographic dedicó un especial[2] sobre los dramáticos escenarios que reflejan a la perfección el uso indiscriminado de los plásticos innecesarios en nuestro planeta, tanto en territorio acuático como terrestre, a lo que han denominado crisis global.

[VIDEO] Mira la conferencia sobre reducción del consumo de bolsas plásticas en el Perú

Sin embargo, la existencia de bolsas de plástico no sólo afecta ambientalmente nuestro planeta, sino también impacta negativamente los ingresos por actividades extractivas y turísticas. El PNUMA, en el 2016, indicó que la región Asia-Pacífico reportó una pérdida de 1 265 billones de dólares anuales debido a los impactos que causan los residuos marinos en la pesca y el turismo marino[3].

Estas evidencias estadísticas y cuantitativas sobre el impacto de los plásticos en nuestros ecosistemas nos demuestran que efectivamente existe un problema: la innecesaria y excesiva generación de plásticos en nuestras actividades cotidianas. El uso de plásticos ha transitado de facilitar nuestras vidas a ser usadas de manera abusiva y descontrolada sin ser consientes de cómo impacta en la calidad de nuestros recursos y como atenta contra la conservación de especies y ecosistemas.

  1. El incremento de países alrededor del mundo que están limitando el uso de bolsas de plástico

Esta tendencia global no es una coincidencia. En el 2015, se plantearon 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales establecían metas para el 2025, de los Estado para adoptar medidas que pongan fin a la pobreza, desigualdad, la degradación del ambiente y de nuestros recursos, entre otros. Uno de ellos, se orienta a mejorar la conservación de los océanos y su territorio terrestre el cual se ha planteado para hacer frente a la contaminación plástica marina.

En febrero de 2017, el PNUMA lanzó en Bali (Indonesia) la campaña “Mares Limpios”, la cual busca la eliminación de los residuos plásticos para el 2022 mediante compromisos de los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y todos los ciudadanos interesados.

Sin embargo, ya en el 2011, un país del continente africano, Kenia, fue uno de los pioneros en establecer la prohibición de las bolsas de plástico en sus territorios, iniciando con la prohibición de bolsas de plástico cuyo grosor eran menos de 33 micras. Sin ir muy lejos, en nuestra región, ya son 6 países[4] que tienen legislación o iniciativas legislativas orientadas a reducir la generación de residuos de bolsas de plástico. El último país en unirse a esta tendencia fue Panamá que ha optado por usar como mecanismo legal, la prohibición de bolsas de plástico.

A manera de resumen, los mecanismos legales que han usado los distintos países alrededor del mundo son:

Todos estos mecanismos fueron implementados de manera progresiva. Además de estos, es importante destacar casos como el de Costa Rica, en donde si bien la iniciativa legislativa aún viene siendo discutida en el Congreso de la República costarricense, el Ministerio del Ambiente junto con autoridades locales y sector privado y sociedad civil, vienen implementando la “Estrategia nacional para la sustitución de plásticos de un solo uso por alternativas renovables y compostables”[5].

  1. Criterios para limitar el uso de bolsas de plástico

De la revisión de la legislación internacional, identificamos 3 criterios que orientan las limitaciones en el uso de bolsas de plástico, ya sean prohibiciones o cobro de impuestos:

  • Primer criterio: características de las bolsas de plástico

Este criterio orienta las limitaciones en el uso de bolsas de plástico en función de las características de bolsas de plástico respecto de su grosor, dimensión y composición.

En aplicación de este criterio, las bolsas objeto de las limitaciones de uso serían aquellas que son más delgadas que 33 micras, más pequeñas de 30 cm x 30 cm y sean producidas de manera convencional o sean biodegradables.

  • Segundo criterio: fuentes de generación

Es decir, las limitaciones se aplican a las bolsas de plástico que son distribuidas en giros de comercios como retails, grandes establecimientos de comercios, bodegas, farmacias, entre otros; o, incluso, desde su producción.

  • Tercer criterio: finalidad de uso de bolsas de plástico

En algunos países, las limitaciones del uso de bolsas de plástico se aplican a aquellas que son distribuidas para el transporte de mercancías.

En el caso peruano, las 11 iniciativas legislativas que se encuentran en el congreso incluyen estas medidas indistintamente. No todos los proyectos de ley definen el ámbito de aplicación de los mecanismos de limitación del uso de bolsas de plástico.

Por ello, es importante que la ley responda a los criterios mencionados anteriormente, de manera que éstas se apliquen a aquellas bolsas que se usen de manera innecesaria, como las bolsas pequeñas que sirven para transportar objetos del tamaño de una pastilla, aquellas que por su grosor no permitan su reúso como insumo para fabricar nuevos productos o que por su composición permanecerán en el ambiente por cientos de años.

  1. Sobre las bolsas de plástico biodegradables

Un grupo reducido de congresistas y empresarios de la industria han propuesto como solución usar aditivos a la composición de bolsas de plástico a fin de que se convierta en “biodegradable”.

Las bolsas de plástico biodegradables no son necesariamente amigables con el ambiente. De hecho, en el Perú, la gran mayoría de estas bolsas son conocidas como “oxobiodegradable” y para conocer sus implicancias, es muy importante que conozcamos los tres tipos de bolsas de plástico[6], según su descomposición, además de las de tipo convencional:

  • Se llaman “biodegradables” a las bolsas de plástico que se desintegran o descomponen por la acción de microorganismos que se encuentran en la naturaleza pero que no siempre se encuentran en un mismo ambiente. Es decir que una bolsa de plástico “biodegradable” puede degradarse en ambientes secos, pero no en ambientes acuáticos.
  • También existen las bolsas “compostables”, los cuales son bolsas de plástico que se biodegradan por condiciones controladas que dan como resultado el compost, un producto rico en nutrientes y puede actual como enmienda del suelo.
  • Finalmente, existen las llamadas bolsas “oxobiodegradables”, las cuales son bolsas de plástico convencionales pero que se han introducido aditivos en su composición con la finalidad de acelerar la fragmentación del material en trozos muy pequeños sin desaparecer completamente del ambiente.

Lamentablemente, debido a que parte de su denominación contiene el término “biodegradable” es confundido constantemente como una solución a la acumulación del plástico en el ambiente cuando en realidad sólo se hace invisible a los ojos y generan un impacto mucho mayor y de más riesgo.

Entonces, ¿necesitamos una ley que regule el uso de bolsas de plástico?

 Sí, la necesitamos. El Perú necesita un marco legal que establezca limitaciones al uso de bolsas de plástico, ya sea por valorar y preservar nuestra riqueza natural o por la necesidad de transformar los malos hábitos que hemos creado al usarlas.

Sin embargo, es importante reconocer que esta es una tarea de todos. El sector ambiente deberá asumir el reto de liderar estas iniciativas y alentar a que más miembros del Estado se adhieran, mientras que el sector productivo deberá generar información científica que nos permitan encontrar soluciones alternas que sean amigables con el ambiente.

[Ver además-> Propuestas para reducir el uso de bolsas plásticas y las mal llamadas “biodegradables”]

Mientras tanto, la industria también debe innovar la producción de medidas alternativas que contribuyan a la conservación del planeta, así como las buenas prácticas que algunos agentes han empezado a implementar, como la no entrega de bolsas de plástico para el transporte de productos plastificados, o la disposición de bolsas de tela a los consumidores.

Finalmente, los ciudadanos debemos reorientar nuestras acciones a hábitos más sostenibles. Pensar dos veces antes de usar una bolsa de plástico es un buen ejercicio para tener en cuenta el impacto que sólo una bolsa puede generar en todo un ecosistema.

Sea quien empiece con este trabajo, debemos dar el primer paso y debe ser ahora, de lo contrario, estaremos postergando una respuesta urgente y necesaria a los llamados de ayuda que nos da nuestro planeta.

 

___________________________________

[1] http://www.cleanseas.org/get-informed
[2] https://www.nationalgeographic.com/magazine/2018/06/plastic-planet-waste-pollution-trash-crisis/
[3] http://wedocs.unep.org/bitstream/handle/20.500.11822/8630/-Marine_litter_legislation_A_policy_toolkit_for_policymakers-2016marine_litter_legislation.pdf.pdf?sequence=2&isAllowed=y
[4] Antigua y Barbuda, 2016; Brasil, 2015; Buenos Aires – Argentina, 2017; Municipios chilenos, 2018; Colombia, 2017; Panamá, 2018.
[5] http://www.zonalibredeplastico.org/sobre-la-estrategia
[6] Informe de la Comisión al Parlamento Europea y al Consejo sobre el Impacto en el medio ambiente del uso de plásticos oxobiodegradables, incluidas las bolsas de plástico oxodegradables. COM (2018) 35 final.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario