Nueva ANP: Zona Reservada Bosque de Zárate

Mediante Resolución Ministerial 195-2010-MINAM, publicada por el diario El Peruano, se ha oficializado la creación de la nueva Zona Reservada Bosque de Zárate. De esta manera, ahora suman setenta las Áreas Naturales Protegidas de Administración Nacional.

La Zona Reservada Bosque de Zárate tiene una superficie total de 545,75 hectáreas y se ubica en el distrito de San Bartolomé, provincia de Huarochirí, departamento de Lima; además pertenece a la vertiente occidental de los Andes Centrales, y comprende la cuenca del río Rímac a través de un tributario del río Seco.

———————–

¿Cómo llegar? Ruta de Exploradores. Información aquí
Fotos en Terra…
aquí

———————–

De acuerdo al Servicio Nacional de Áreas Protegidas – Sernanp, la conservación de esta área es importante debido a que su sistema hídrico constituye una fuente significativa de agua para el desarrollo agrícola y pecuario de las poblaciones aledañas y del interior de la zona.

Además, el Bosque de Zárate constituye una suerte de “reliquia natural”, uno de los pocos bosques que sobreviven en la zona del centro; está compuesto por una diversidad de pisos ecológicos que originan una variedad de comunidades de vegetales de las vertientes occidentales del Centro del Perú.

Otra de las características más resaltantes de la Zona Reservada Bosque de Zárate es que su altitud va desde los 1 850 m.s.n.m a los 3 600 m.s.n.m, lo que permite que cuente con diferentes climas, originando así la presencia de una gran biodiversidad, entre ellos varios árboles endémicos de la zona como Barnadesia blakeana Ferreyra y Myrcianthes quinqueloba (McVaugh) McVaugh.

Es por ello, que esta ANP necesita protección urgente, ya que debido al manejo inadecuado de los recursos naturales se está desarrollando una deforestación y sobrepastoreo, que está produciendo la fragmentación de los hábitats, la erosión del suelo, interrumpiendo y limitando la regeneración natural del bosque y por tanto el libre desplazamiento o flujo de las especies de fauna silvestre, muchas de ellas en situación de amenaza, como el caso del “cóndor andino” y otras, endémicas y nuevas para la ciencia.

Asimismo, la Zona Reservada Bosque de Zárate corresponde a un Área de Importancia para la Conservación de Aves – IBA, lo que potencia aún más, junto con otros recursos del área, un desarrollo de valores para la investigación, el turismo, la educación ambiental, así como un primordial potencial genético. La mejor época para visitarlo es entre los meses de abril a junio, cuando la montaña luce verde y sus quebradas cargan agua.

Existen restos arqueológicos en todo el valle del río Rímac y en el mismo Bosque de Zárate, en los cuales el material predominante es la piedra. Entre los restos arqueológicos se cuentan poblados, necrópolis, terrazas de cultivo y complicados canales de riego.

———————————–

Foto:  Revista Viajeros



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario