Manuel Ruiz: “Existen muchos intereses detrás de los transgénicos”

De acuerdo figura en a la última versión del texto acuerdo al Código de Protección al Consumidor, y tras un largo debate sobre el tema, los alimentos de origen transgénico (o que contengan productos modificados genéticamente) no serán etiquetados. Por el contrario, y curiosamente, los alimentos orgánicos deberán llevar un rótulo que señale su origen.

Para Manuel Ruiz Müller, director del programa de Asuntos Internacionales y Biodiversidad de la SPDA, con la eliminación de la referencia a los transgénicos del Código de Protección al Consumidor se está obviando la responsabilidad de brindar información importante sobre lo que consume al usuario.

“En la medida que no se tiene conocimientos de su inocuidad (de los alimentos genéticamente modificado), pero tampoco de que sean inofensivos o positivos para la salud en general, se apela al principio precautorio, y una de las formas de estar precavidos es diciéndole a los consumidores, por lo menos, qué es lo que están consumiendo”, señaló Ruiz.

Para el especialista, es evidente que detrás de esta discusión, donde destaca la posición a favor del etiquetado de estos productos por parte del Ministerio del Ambiente, hay “intereses bastante fuertes que penetran los debates y discusiones. En este caso, han tenido un peso importante sobre los resultados del Código de Protección al Consumidor”.

Por lo pronto, el Consejo de Ministros, haciendo caso a una serie de cuestionamientos a la norma, anunció el inició de la revisión del anteproyecto del Código de Protección al Consumidor.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

eighteen − seven =