Madre de Dios: mineros que fueron echados de La Pampa invadieron zona de Amarakaeri

Madre de Dios: Poder Judicial liberó seis presuntos mineros ilegales_2

  • Autoridades realizaron operativo contra mineros ilegales que migran a nuevas zonas, como las áreas naturales protegidas en Madre de Dios.

 

En un operativo conjunto entre el Ministerio Público, Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, se logró destruir campamentos y máquinas utilizadas para la minería ilegal en la zona de amortiguamiento de la Reserva Comunal Amarakaeri, en Madre de Dios.

La intervención de las autoridades permitió la recuperación de unas 26 hectáreas que fueron invadidas por mineros que antes operaban en el sector conocido como La Pampa, de donde fueron desalojados en febrero de este año.

Según informó La República, en total se destruyó una una retroexcavadora, siete camiones volquetes, dos tractores oruga, dos cargadores frontales, 28 motores y 1550 galones de combustible. Asimismo, tres campamentos, 20 metros de tubos PVC, 200 metros de manguerones, dos motos lineales, cuatro bombas de succión, tres caballetes, un grupo electrógeno y dos grifos clandestinos artesanales.

“En forma constante venimos golpeando en La Pampa, por eso los mineros ilegales están migrando a la reserva de Amarakaeri”, advirtió Karina Garay, representante del Ministerio Público.

Antes que arriben las tropas, agregó Garay, los mineros huyeron a comunidades cercanas a las cuales mantienen manipuladas y amenazadas.

Mineros se defienden

Sobre los operativos en la zona, la Federación Minera de Madre de Dios aseguró que estas interdicciones se han realizado dentro del corredor minero y que se destruyeron maquinaria de mineros en proceso de formalización. Asimismo, la federación advirtió que esta situación pondría en riesgo el proceso de formalización.

DATO:

 

  • La Reserva Comunal Amarakaeri está ubicada en los distritos de Fitzcarrald, Manú, Madre de Dios y Huepetuhe, provincia de Manú, departamento de Madre de Dios; y tiene una superficie de 402 335.62 hectáreas. Su establecimiento busca contribuir a la protección de las cuencas de los ríos Madre de Dios y Colorado, a fin de asegurar la estabilidad de las tierras y bosques para mantener la calidad y cantidad de agua, el equilibrio ecológico y un ambiente adecuado para el desarrollo de las comunidades nativas Harakmbut.

 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

three + twelve =