La Isla: el primer ecosistema frágil de punta rocosa

Foto: Serfor

  • Serfor incluyó a La Isla como parte de la Lista Sectorial de Ecosistemas Frágiles, convirtiéndola en el primer ecosistema frágil de punta rocosa en el Perú. Su concentración y gran diversidad de especies amenazadas y endémicas convierten a este espacio en un gran atractivo turístico y ambiental.

 

La Isla, en el distrito de Punta Hermosa, ha sido reconocida por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) como el primer ecosistema frágil de punta rocosa en el Perú, junto con otros 9 ecosistemas en la región Amazonas. Estos ecosistemas son valorados por sus recursos singulares y su vulnerabilidad ante los cambios. Entre ellos se encuentran espacios en desiertos, pantanos, bofedales, entre otros, que requieren atención para su conservación.

Rodeada de rompientes para surfear y playas para veraneantes, es un hábitat que protege un ecosistema sumamente rico en especies marinas como el lobo marino chusco (Otaria flavescens) o el gaviotín zarcillo (Larosterna inca) y algunas especies endémicas, como el churrete marisquero (Cinclodes taczanowskii), entre otras. Estas características la convierten en un espacio de gran atractivo turístico y ambiental. Por estas razones y ante la aparición desbordada de desperdicios en el área, una propuesta de la actual gestión municipal cerró el acceso peatonal a La Isla, construido hace más de 50 años.

Debido al aislamiento social obligatorio por la COVID-19, bastaron 6 meses para volver a ver retornar a su hábitat a la gran cantidad de especies, sobre todo aves. La vida comenzaba a recuperar sus espacios naturales.

Esto motivó a la Municipalidad de Punta Hermosa a buscar el reconocimiento de este espacio bajo alguna categoría de protección, pero no tenían las herramientas ni el conocimiento necesarios. Finalmente, Serfor decidió agregar La Isla a la lista de ecosistemas frágiles.

Esta designación ha tenido buena acogida por parte de la comunidad y motiva aún más la promoción de actividades complementarias, como la limpieza de playas explicó Jean Rivas, coordinador de la Municipalidad de Punta Hermosa. “Este nuevo producto turístico, enfocado en las aves marinas, sirve de ejemplo y abre las puertas para la protección de otras puntas rocosas, lomas u otros ecosistemas costeros en el país“, agregó.

[Ver además ► Campaña de la SPDA sobre conservación de olas triunfó en Premios Latinoamérica Verde]

Foto: Serfor

Olas protegidas

En el lado norte y sur de La Isla existen olas que están protegidas legalmente desde el 2017 (Kontiki, La Isla, El Paso, Playa Norte, Pico Alto, Señorita, Caballeros, El Silencio). Gracias a la campaña HAZla por tu Ola de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, en alianza con la Federación Nacional de Tabla, y al esfuerzo de los líderes involucrados en la conservación de estas olas, se pudo financiar los estudios técnicos necesarios protegerlas en el marco de la Ley 27280 para la preservación de olas para la práctica deportiva.

Carolina Butrich, coordinadora de la campaña, destacó el gran paso que se ha dado con la inclusión de La Isla como ecosistema frágil. Además, recordó el apoyo de la municipalidad para la promoción y protección de las rompientes de la zona sur (La Isla, El Paso, Playa Norte, Señoritas, Caballeros y El Silencio). “La denominación de ecosistema frágil se suma a la protección de las rompientes que, en conjunto, se complementan para ayudar a conservar al entorno marino-costero”, aseguró la especialista.

[Ver además ► Carolina Butrich: “Queremos replicar Hazla por tu Ola en Latinoamérica”]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

four + 6 =