La historia detrás de Apaktone, el centro pastoral que visitará el Papa Francisco

“El papa sabio y anciano”. Así llamaron los nativos amazónicos de Madre de Dios al misionero dominico José Álvarez Fernández, quien llegó desde España a la región en 1917. En su lengua, harakbut: “Apaktone.

Cuenta la historia que, en su tenaz objetivo de contactar nuevas comunidades nativas, Álvarez conoció a los amarakaeris en la primera mitad del siglo pasado.

Rodeado por arcos y flechas, fue defendido por uno de los guías que lo llevó hasta la zona. “Apaktone jiurambayo ahuajijikda ombeinapene yayukaatei“, exclamó. En español: “¡Mi papá es anciano y sin ropa, se morirá de frío, devuélvansela!”.

Así nació el apelativo Apaktone, que luego de tantos años vuelve a la palestra, pero esta vez en referencia al Papa Francisco, quien esta semana llega a Puerto Maldonado en el marco de su visita oficial al Perú.

 

EL PAPA TAMBIÉN ES “APAKTONE”

Como parte de su apretada agenda, el Sumo Pontífice tendrá un almuerzo con líderes de pueblos indígenas. La reunión se realizará, justamente, en el Centro Cultural Apaktone, llamado así en 1995 en honor al mencionado misionero español.

Hace unos días Monseñor David Martínez, Vicario Apostólico de Puerto Maldonado, se preguntaba cómo explicar a los nativos quién es el Sumo Pontífice. Los líderes indígenas, entonces, recordaron a José Álvarez y le recomendaron que les diga que “es el Apaktone”.

Álvarez es recordado con cariño y admiración en Madre de Dios. Durante 50 años, llevó el Evangelio a distintas comunidades asentadas a lo largo de los ríos Tahuamanu, Tambopata, Heat, Acre, Malinowski, Colorado y Manu. También se ofreció a pacificar a las etnias en guerra y frenar los abusos de los barones del caucho.

En 1930, fundó la misión multiétnica de población fundamentalmente “ese eja”. Y en 1963, siete años antes de su muerte, fue condecorado con la Gran Cruz al Mérito por Servicios Distinguidos en el grado de Comendador.

“El Apaktone (Papa Sabio-Anciano) hizo esto. Vino a esta selva y estableció una relación muy bonita como la de otros misioneros con estos pueblos, ganándose el cariño y el aprecio de ellos”, resaltó Monseñor Martínez, en declaraciones a ACI Prensa.

Así, tiene total sentido que el Papa Francisco se reúna con líderes indígenas en un recinto del mismo nombre de este misionero. El Papa, al igual que el recordado español, llega con un mensaje en defensa de los pueblos indígenas.

Por esta razón, recibirá el Pacto de Madre de Dios, un documento con compromisos a favor de la justicia ambiental y las comunidades nativas.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario