Involucrados en muerte de oso de anteojos serían sancionados

Foto: Sernanp

  • En mayo de este año, dos personas publicaron fotografías donde posaban con armas de fuego y un oso muerto. Se trata de una especie vulnerable.

 

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) anunció que las personas involucradas en la muerte de un oso de anteojos (Tremarctos ornatus), registrado en los últimos días de mayo en la provincia de Sandia (Puno), serán sometidos a un Proceso Administrador Sancionador.

Como se recuerda, dos personas publicaron fotografías en los que posaban con un arma de fuego al lado de un ejemplar de esta especie. En una de las fotos, uno de los involucrados llevaba una mascarilla, lo que evidenciaría que el hecho ocurrió durante la cuarentena decretada por el Gobierno.

Personal del Serfor inició las investigaciones y en coordinación con la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) Puno, el Departamento de Medio Ambiente de la Policía Nacional del Perú y autoridades locales, llegaron a la comunidad de Toldoqueri, ubicada en el distrito de Phara, para constatar la muerte del ejemplar de fauna silvestre.

[Ver además ► ¿Qué tanto sabemos sobre el oso andino u ‘oso de anteojos’?]

Asimismo, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) Puno inició una investigación preliminar a estas dos personas por presunto delito de depredación de fauna silvestre, con  el fin de determinar responsabilidades penales.

El oso de anteojos es un espécimen de fauna silvestre, protegido mediante Decreto Supremo 004-2014-MINAGRI, que aprueba la categorización de especies amenazadas de fauna silvestre, donde se encuentra categorizada como Vulnerable (VU).

Según la Ley Forestal, la infracción cometida por los involucrados se califica como una infracción “muy grave”, y de hallarse responsabilidad pueden recibir multas que fluctúan entre 10 y 5000 UIT.

El oso de anteojos es una especie clave en la regeneración de los bosques. Sin embargo, la caza ilegal furtiva, así como la percepción negativa de considerarlos peligrosos y la falsa creencia de que algunas de sus partes poseen propiedades medicinales y mágicas han afectado su hábitat, lo que pone en riesgo su supervivencia y estado de conservación.

[Ver además ► Publican guía técnica para garantizar la supervivencia del oso andino]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

ten + 8 =