Informe internacional “La máquina lavadora” cuestiona el sistema de concesiones forestales en el Perú


A través del informe, la organización Environmental Investigation Agency (EIA por sus siglas en inglés), denunció que los mecanismos formales para aprovechar recursos maderables estarían sirviendo en el país para “blanquear” madera de procedencia controversial o de procedencia ilegal.

El documento “La máquina lavadora, cómo el fraude y la corrupción en el Sistema de concesiones están destruyendo el futuro de los Bosques del Perú”, analiza el modo en que se viene desempeñando el sistema de concesiones forestales en el Perú, a través de 14 casos sistematizados y revisados.

Como se sabe, especies como la caoba están protegidas por las leyes peruanas, que establecen que sólo puede explotarse en zonas dadas en concesión a ciertas empresas. Sin embargo, según EIA, muchos se dedican a talar caoba y cedro en zonas que no tienen concesión, luego venden la madera de forma ilegal a empresas formales, las que a su vez hacen pasar por caoba y cedro de sus áreas de concesión, madera que posteriormente es exportada.

El informe hace referencia a diferentes momentos en donde el Estado peruano no ha intervenido de manera eficaz, ni ha hechos los mayores esfuerzos por comprometerse para resolver el problema desde el sector empresarial (principalmente exportador), al cual se le critica duramente en varias partes del documento.

Al respecto, José Luis Capella, abogado del Programa Forestal de la SPDA, mencionó que este informe “pone el dedo en llaga acerca de los muchos problemas que tienen las operaciones forestales de extracción de especies de alto valor comercial (la caoba y el cedro)”.

El informe, menciona Capella, pone en evidencia que, si bien se pueden estar dando operaciones formales de aprovechamiento forestal maderable, estamos aún muy lejos de alcanzar aquello que busca la ley y que debería priorizar una política nacional forestal (con la que aún no cuenta el Perú), es decir, el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales en equilibrio con el mantenimiento de los ecosistemas y las especies que existentes en nuestro país.

El énfasis de la investigación de EIA se encuentra en el comercio internacional de madera y en las duras normas como el “Lacey Act”, que sancionan a quienes importan desde EEUU madera de características controversiales o ilegales.

Capella hizo énfasis en la necesidad de considerar los hallazgos identificados en la sección “14 casos” en el marco de las modificaciones al sistema de concesiones forestales, siendo el marco de la reglamentación de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre (Ley 29763) un escenario ideal para repensar aspectos del sistema, política pública forestal y el marco regulatorio que la debe acompañar.

Finalmente dijo que para la SPDA, el énfasis se encuentra en que el comercio formal, de acuerdo a la Ley de recursos forestales maderables, puede ser una opción a la importante degradación y deforestación que se viene produciendo en la Amazonía, pero esta premisa queda descartada cuando la gestión forestal y el cumplimiento de la Ley no se cumplen en los casos reseñados por EIA.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario