Greenpeace: con los actuales compromisos no se evitará una catástrofe

Vía EFE

Greenpeace ha alertado hoy de que los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono presentados por los países firmantes del acuerdo de Copenhague incrementarán la temperatura global más de tres grados, lejos de los dos grados fijados por la ciencia para evitar una catástrofe.

La organización ecologista recuerda, en un comunicado, que ayer finalizó el plazo para que los diferentes países presentaran sus objetivos de reducción de emisiones.

Según el análisis realizado por Greenpeace, el contenido actual del acuerdo queda lejos del objetivo que se habían marcado los países en la Cumbre de Copenhague: emprender las acciones para evitar que el calentamiento global supere los 2 grados, el límite crítico para evitar los peores impactos del cambio climático.

Greenpeace considera “un rotundo fracaso la debilidad de los compromisos de reducción de emisiones presentados”.

“Esta fragilidad”, a juicio de los ecologistas, “confirma que dicho acuerdo no sólo carece del consenso necesario que habría permitido su aprobación en el seno de Naciones Unidas, sino que los países que lo firmaron tampoco se lo toman en serio”.

“Por esta razón han presentado los mismos compromisos de reducción que ya pusieron sobre la mesa en Copenhague, sabiendo que son totalmente insuficientes para frenar el cambio climático”, señala el comunicado.

Según Aida Vila, responsable de la campaña de cambio climático y energía de Greenpeace, el acuerdo “se negoció y firmó al margen del procedimiento de Naciones Unidas por lo que muchos países no quisieron ratificarlo en la sesión plenaria final de la cumbre”.

“Los países que lo firmaron han desaprovechado este mes de enero en el que tenían que aumentar sus compromisos de reducción de emisiones si querían demostrar al mundo que este acuerdo no es sólo un lavado de cara”, ha señalado.

En vista de ello, Greenpeace ha planteado si los países firmantes serán capaces de comprometerse a las cifras de apoyo financiero necesarias -tanto a corto como a largo plazo- para afrontar la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

four × 2 =