Ganador del Óscar graba documental en el Parque Nacional del Manu

Rencontre au bord du fleuve Manù from Wild-Touch on Vimeo.

El director cinematográfico Luc Jacquet, ganador del Óscar por el mejor largometraje documental con La marcha de los pungüinos (2005), se internó por dos meses, acompañado de su equipo, en el Parque Nacional del Manu, en Madre de Dios, para filmar la película “Érase una vez el bosque”, que será estrenada en el mes de junio.

Pakitza, en Madre de Dios, fue el lugar elegido para levantar el campamento donde el Luc Jacquet y un equipo de 35 personas se instalaron para grabar durante julio y agosto del 2012. Bajo la asesoría del botánico y biólogo francés Francis Hallé, el documental, que cuenta con el apoyo de Promperú, tiene como objetivo crear conciencia sobre la importancia de los bosques tropicales frente a la depredación causada por el hombre.

Jacquet, y fundador de la Wild Touch, se dedicada a grabar temas de naturaleza y medio ambiente,  y en el caso de el Manu buscó captar su ecosistema para contrastarlo con tomas realizadas en Gabón (África), donde los bosques han sido devastados por la tala y la deforestación.

“Escrita y dirigida por Luc Jacquet, en base a una idea original de Francis Hallé, reconocido botánico. Érase una vez el bosque nos invita a un descubrimiento inédito de los bosques tropicales primarios. El rodaje se desarrollará hasta octubre de 2012, en el Perú, Gabón y Francia. La banda sonora original será compuesta por Lady y Bird. Por primera vez, una selva tropical va a nacer ante nuestros ojos. Esta película sintetiza una gran cantidad de conocimientos adquiridos a lo largo de los siglos”, informa la nota de prensa de la película.

El video adjunto es el primer adelanto de “Érase una vez el bosque” y fue grabado por parte del equipo del experimentado director.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


2 comentarios · Dejar un comentario

2 × 1 =