Expiden primera sentencia por el delito de tráfico ilegal de fauna silvestre
Foto: Serfor

Foto: Serfor

Tres años de pena privativa de libertad suspendida más el pago de una reparación civil de 4 mil soles, fue la sentencia a dos personas por comercializar ilegalmente un tigrillo (Leopardus pardalis) en Jesús María, informó el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

Según el organismo, esta es la primera vez que se emite una sentencia por este tipo de delito, registrado en el artículo 308 del Código Penal. Los sentenciados, además, tendrán que pagar 180 días multa a razón de 5 soles diarios.

“Los procesados también cometieron una infracción muy grave por la comercialización ilegal de fauna silvestre estipulado en la nueva Ley Forestal y de Fauna Silvestre y su reglamento para la Gestión de Fauna Silvestre, el pago de la multa, en estos casos, no es menor de S/ 39,500 soles (10 UIT)”, explicó el Serfor.

El tigrillo rescatado por el Serfor –con apoyo de la Dirección contra la Tala Ilegal y Protección de los Recursos Naturales de la Policía Nacional del Perú y la Fiscalía Provincial de Prevención del Delito–, fue trasladado a un zoológico local autorizado como centro de cría en cautiverio, donde estará bajo cuidado.

El representante de Serfor, Juan Moncada Alvites, manifestó que continuarán reforzando todas las acciones de control en los diferentes distritos y provincias de Lima, con el objetivo de disminuir el tráfico ilegal de animales silvestres.

Este tigrillo se encuentra protegido por el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES) y por la normatividad forestal y de fauna silvestre.

Para comercializar o comprar animales silvestres, estos deben proceder de un zoocriadero autorizado por el Serfor o las autoridades regionales de fauna silvestre, y no pueden ser extraídos de su hábitat natural para ser comercializados.

OTRO FELINO RESCATADO

Durante un operativo en la ciudad de San Ramón (Junín), el Serfor también rescató un margay (también conocido como tigrillo) de seis meses y con visibles signos de deshidratación y estrés.

El ejemplar de la especie Leopardus wiedii iba a ser vendido a 150 soles en una feria local. Esta especie se encuentra en la Lista de Clasificación y Categorización de las Especies de Fauna Silvestre legalmente protegidas por el Estado (D.S 004-2014-MINAGRI).

El hábitat de estos felinos son los bosques húmedos y tropicales, pero las invasiones humanas en las zonas donde habitan están generando su fácil captura y comercialización. El tigrillo fue puesto en custodia de un zoológico autorizado que lo mantendrá en cuarentena para tenerlo en vigilancia antes de ponerlo en contacto con otros cachorros felinos de su misma especie.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario