(Entrevista) Premio Goldman Ruth Buendía: “No me rendiré, seguiré luchando por mi pueblo”

A Ruth Buendía la encontramos en el Ministerio del Ambiente (Minam) donde recibió un reconocimiento por parte de dicho organismo luego de ganar el premio Goldman para el medio ambiente, debido a su lucha contra la construcción de dos hidroeléctricas que pretendían inundar territorio asháninka y desplazarlos de manera forzada.

Estas últimas semanas fueron muy agitadas para Ruth, pero también reconfortantes. El premio, según nos contó, le dará mayor visibilidad en los medios y los organismos internacionales. “No crean que ya gané y ahí me voy a ir a dormir, no. La lucha continúa y cada vez es más difícil, y este premio me va a respaldar”, señaló la líder asháninka.

“A veces se dice que el pueblo indígena se opone al desarrollo y no es así. Se necesita energía, sí, pero hay que buscarla de otra manera. Para nosotros el desarrollo es equilibrado, vivir en la zona. Nosotros como poblaciones indígenas no queremos cosas materiales: carro, ventilación. Nosotros lo que queremos es una buena educación, la planificación de las inversiones sin alterar el medio ambiente y la cultura que tenemos”, dijo Ruth Buendía ante las autoridades del Minam.

Ruth sabe que si bien los proyectos están paralizados, todavía el Estado las puede volver a concesionar. Por ello, señala que “la población de mi comunidad no quiere eso, pero vamos a tener que conversarlo con el Ministerio de Energía y Minas (MEM) para que sustente sobre este tipo de energía que se quiere tener. Hay otras maneras de tener energía, por ejemplo la eólica, pero lo que pasa es que se quiere ir a lo fácil. Si lo van a seguir haciendo así, sin planificar, entonces no estamos pensando en las futuras generaciones, solamente se está pensando en este presente para poder hacer inversiones o para favorecer a empresas extranjeras”.

La líder asháninka también se refirió a las necesidades que pasan las comunidades de la selva central. “Se tiene que atender a las comunidades implementando los puestos de salud que tenemos, por ejemplo, en Satipo, se tiene que tener profesionales que nos puedan atender. Eso es lo que se quiere en toda la Amazonía. También se debe fortalecer en asistencia técnica a las comunidades (para cultivo de cacao o café)”.

“No se quiere mucha grandeza, la educación se debe mejorar porque si educas a los niños vas a tener un buen producto más adelante”, indica Buendía Mestoquiari.

Finalmente, enfatizó en que su lucha continuará: “No voy a rendirme, voy a luchar y voy a seguir luchando, diciéndole al Estado hay que coordinar, hay que articular, cómo podemos trabajar y eso es lo que se quiere”.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario