El potencial de las amunas: sistema preincaico puede aumentar la disponibilidad de agua en Lima

Foto: SPDA

Sistemas utilizados hace más de 1400 años podrían aumentar la disponibilidad de agua durante la temporada de sequía en Lima, capital del Perú. Según una nueva investigación publicada esta semana en la revista científica Nature Sustainability, liderada por investigadores del Imperial College London, iMHEA (Iniciativa Regional de Monitoreo Hidrológico de Ecosistemas Andinos), CONDESAN, SUNASS, FONAG, Forest Trends, PUCP, University of Birmingham, Universiti Putra Malaysia y University of Leeds.

La región costera de Perú depende de las aguas superficiales de los Andes para abastecer de agua potable a la población y para el desarrollo de actividades productivas como la agricultura. La capital a menudo es afectada a causa de las lluvias intensas, pero durante la temporada seca el agua es escasa. Estos factores, junto con el rápido crecimiento de la población hacen que suministrar agua durante los meses de estiaje, a los más de 12 millones de habitantes en Lima, signifique una lucha constante.

Es así como los investigadores señalan que recuperar técnicas ancestrales para el manejo del agua pueden contribuir a la regulación y almacenamiento natural del agua, durante la época de lluvias, para que esta pueda ser aprovechada durante la época seca.

Hacía el año 600 d.C., antiguas civilizaciones de la costa peruana crearon un sistema con el que derivaban el agua de las quebradas hacia la laderas y zonas rocosas, facilitando el proceso de infiltración. Este proceso, que dura varios meses, permite que el agua infiltrada a través de los suelos durante la temporada de lluvias resurja en la superficie en zonas más bajas (cuenca media y baja), durante la temporada seca.

El autor senior, Dr. Wouter Buytaert, del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de Imperial College London, declaró: “La gente de Lima vive en una de las situaciones más inestables del mundo con relación al agua. Hay demasiada agua en la estación húmeda, y muy poca en la época seca. Los pueblos indígenas del Perú sabían cómo manejar esto, por lo que estamos buscando respuestas en estas técnicas ancestrales”.

Para estudiar esto, los investigadores analizaron uno de estos antiguos sistemas en Huamantanga (Canta, Lima), donde utilizaron trazadores colorantes, así como monitoreo hidrológico, para estudiar estos sistemas durante los periodos de estaciones húmedas a secas durante las temporadas 2014-2015 y 2015-2016. El equipo de investigadores contó con la participación de científicos sociales, quienes trabajaron con la población local de Huamantanga para comprender esta práctica y ayudar a cartografiar el paisaje.

[Infraestructura natural: Aprovechar recursos de la naturaleza y conservarla a la vez]

Foto: SPDA

En este estudio se encontró que el agua tardó entre dos semanas y ocho meses en resurgir en la superficie, con un tiempo promedio de 45 días. A partir de estos hallazgos, se calculó que, si los gobiernos invirtieran en potenciar y replicar estos sistemas de acuerdo a la demanda hídrica de la población de Lima, estos podrían desviar y retrasar el 35% del agua de la estación húmeda, equivalente a 99 millones de metros cúbicos por año de agua a través del terreno natural de Lima, para beneficio durante la estación seca. Esto podría aumentar el agua disponible en la estación seca hasta en un 33% en los primeros meses, y un promedio de 7.5% para los meses restantes.

El método esencialmente podría extender la temporada de lluvias, proporcionando más agua potable y períodos más largos de cultivo para los agricultores locales. El Dr. Buytaert dijo: “Al igual que en muchas ciudades tropicales, la población de Lima está creciendo rápidamente, demasiado rápido para que las reservas de agua puedan mantenerse durante las estaciones secas. Escalar los sistemas preincaicos existentes podría ayudar a aliviar los meses secos en Perú”.

El estudio, publicado en Nature Sustainability, es el primero en examinar el sistema pre-inca a detalle para encontrar respuestas a los problemas de la crisis hídrica. Esta investigación muestra cómo los sistemas indígenas podrían complementar las soluciones de ingeniería moderna para asegurar el abastecimiento de agua en la costa del Perú.

[Infografía: ¿Qué beneficios trae la infraestructura natural bien gestionada?]

El Dr. Boris Ochoa-Tocachi, también del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de Imperial College London, autor principal del estudio manifestó: “Resulta que tenemos mucho que aprender de las habilidades creativas de resolución de problemas de nuestros antepasados”.

Para el equipo de investigación, este trabajo representa un fuerte argumento para usar soluciones basadas en la naturaleza a fin de mejorar la disponibilidad de agua, que actualmente encabeza las agendas tanto a nivel local como global.

El Dr. Buytaert explicó: “Debido a que no podemos confiar plenamente en un método, debemos ser abiertos y creativos, pero nuestro estudio muestra que tenemos mucho que aprender de la forma en que la población indígena de Perú gestionó su paisaje de manera inteligente hace 1.400 años”.

NOTA:

  • Esta investigación fue financiada por el Proyecto Mountain-EVO, Proyecto Natural Capital, CONDESAN, ONG Alternativa, AQUAFONDO y TNC, Investigación e Innovación del Reino Unido y el Proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica.
  • Imperial College London es la universidad más internacional del Reino Unido, según Times Higher Education, con vínculos académicos en más de 150 países. Reuters nombró al Colegio como la universidad más innovadora del Reino Unido debido a su excepcional cultura empresarial y sus vínculos con la industria.

Si requiere más información puede contactarse con Javier Antiporta, Investigador del Proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica a través del teléfono +51 1 3755889



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

six − 2 =