Doe Run: No más burlas al Estado y los trabajadores (Editorial de El Comercio)

El diario El Comercio en su edición de hoy:

El tiempo nos va dando la razón. A falta de avances concretos, ha trascendido que siguen los problemas para encontrar un socio estratégico y financiar los aproximadamente US$200 millones necesarios para pagar a sus proveedores y adquirir nuevo mineral.

Eso no llama la atención. Es verdad que el acuerdo parlamentario se logró bajo una fuerte presión social, de miles de trabajadores que viven de la actividad minera. Pero, como se puede ver, la empresa sigue actuando con el mismo formato de irresponsabilidad y total desdén por la palabra empeñada y firmada.

(…)

Hay que poner coto a la excesiva tolerancia con un infractor reincidente que se permite en La Oroya lo que no haría en su país. Doe Run, cuyo accionista mayoritario posee una fortuna calculada en US$4.000 millones, ha sido denunciada y sancionada por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, por haberse encontrado niveles de plomo de 400 partes por millón en propiedades aledañas a su fundición en Missouri.

Más información en este enlace.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


1 comentario · Dejar un comentario

  • simon rodriguez dijo:

    LA MULTA A DOE RUN NO TENDRÁ EFECTO DISUASIVO

    LA MULTA A DOE RUN SERÁ APELADA Y “PATEADA A FUTURO”. PARA HACERLA EFECTIVA, UNA PARTE DEBIÓ INGRESAR AL TESORO PÚBLICO MIENTRAS SE RESUELVE LA APELACIÓN

    Raul Chacon sociólogo y periodista que impulsa ECOCHASQUI y es profundo conocedor de la realidad de la Oroya, como que tiene varios cortometrajes de la problemática en ACULLICU FILMS dice: “que la Doe Run Peru se merezca una serie de adjetivos calificativos nada positivos no es nuevo, asi como que tambien se los merece el Estado peruano por dejar que las cosas se hayan vuelto a salir de curso, en perjuicio del ambiente de todos y de la salud de los oroinos (aunque muchos de estos no lo adviertan o lo nieguen). Queda el desafio de construir o reformar al Estado, a la par que se dan las leyes y normas mas efectivas, para que este tipo de tristes sucesos no se repitan.

    Hace dos meses, el economista Humberto Campodónico concedió una entrevista telefónica al programa radial Agenda Agraria de Huancayo, sobre el caso Doe Run Perú. Aquí la transcripción del diálogo, gracias a Agenda Agraria:

    ¿Cuál es su opinión sobre la nueva paralización a la que están convocando los trabajadores de La Oroya para solicitar la ampliación del Pama de DRP?
    El principal responsable aquí es DRP. En los años 2007 y 2008, esta empresa tuvo una importante cantidad de utilidades y debía disponer de un fideicomiso para financiar el Pama, pero en la época de vacas flacas, cuando empezaron a bajar los precios de los minerales, dicen no tener dinero para continuar, que no pueden pagar los créditos y que no pueden invertir en el Pama. Así, la primera responsabilidad recae en esta empresa minera. Ahora, pese a que hubo varios planteamientos de solución, el señor Ira Rennert, dueño de la minera en Estados Unidos, no quiere capitalizar la deuda y quiere una ampliación del Pama de 30 meses; ahí está el principal problema. Otro problema son los trabajadores que incorrectamente quieren sacar adelante una solución. Entonces, lo que el Estado debería hacer es formar una comisión transitoria que garantice el empleo de los trabajadores, que evalúe las inversiones de la empresa, que reanude el Pama y que busque un nuevo inversionista. Con sus demoras, pareciera que el Estado no quiere admitir que esta privatización ha resultado un fracaso.

    ¿Entonces la solución a esta crisis supone que el multimillonario Ira Rennert se meta la mano al bolsillo?…
    Sí, porque utilidades tiene. Ellos alegan que las utilidades de los años anteriores se repartieron entre los trabajadores y que no hay dinero para afrontar la crisis de hoy, pero hay que recordarles que en los tres últimos años hubo muy buenas utilidades. ¿Qué es lo que les ha dicho el presidente Barack Obama a los bancos de Estados Unidos? Pues que si tienen problemas, capitalicen, aumenten el patrimonio del banco para que en esa medida, el gobierno también los pueda ayudar. Pero en Perú, DRP solo quiere invertir una mínima cantidad, no quiere capitalizar sus deudas y no quiere invertir en el Pama: eso no es correcto, ellos no quieren capitalizar sus deudas.

    ¿Qué significa capitalizar la deuda?
    DRP tiene una deuda de 150 millones con Doe Run de Estados Unidos. Eso quiere decir que se le debe a la matriz. Cuando se le pide que capitalice su deuda, quiere decir que el empresario norteamericano debe convertir esa deuda en capital, es decir, aumentar en esa misma cantidad el capital para darle un nuevo impulso a la empresa. (…) Los trabajadores piden que se amplíe el Pama para que DRP disponga de dinero para reiniciar sus operaciones.

    ¿Debe ceder el Estado?
    Tengo una posición clara: no hay ampliación posible del Pama de DRP porque me parece que es una empresa tramposa. Entiendo que los trabajadores pidan que la empresa continúe porque sino no tendrán puestos laborales, pero el Estado debe garantizar el empleo plenamente, incluso con la firma de un acta con el presidente de la República si es posible. Entendamos que si se amplía el Pama, las demás empresas del país buscarían incumplir con sus proyectos ambientales y dirían: “si a La Oroya le dan porque no me podrían dar a mí”. DRP incumplió su Pama en el 2004, y luego de dos años de negociaciones suscribió un acta en el 2006 con la garantía de un fideicomiso, pero tres años más tarde, incumple y ahora pide otra ampliación. No se puede ampliar el Pama con esta empresa. Ya hemos llegado a un límite. Pero hay temor de los trabajadores de que se cierre el complejo… La garantía del Estado para que los trabajadores no pierdan sus empleos resuelve eso; si yo tuviera esa responsabilidad, me desligaría de esa empresa garantizando el 100% de puestos laborales.

    ¿Y en cuánto tiempo otra empresa podría asumir el complejo metalúrgico?
    Si nadie quiere venir, que se convierta en una actividad del Estado. En Chile, por ejemplo, la corporación de cobre que se llama Codelco, es la empresa de cobre más grande del mundo, le va muy bien e incluso el 10% de sus exportaciones se destina a las fuerzas armadas de Chile. En Colombia, la empresa de petróleo funciona con apoyo estatal al igual que la peruana Petroperú, que es una empresa eficiente.

    ¿Entonces, cuál es el problema?
    Ninguno. Solo que la derecha liberal hace campaña para que no se privatice señalando que el Estado es mal administrador y eso no es así, no es verdad que una empresa pública sea mala, ineficiente, burocrática y corrupta, ese es un mito que hay que romper. Lo malo es que como el Gobierno no es partidario de las empresas públicas, no las impulsa. Hay que tomar en cuenta que esta no es una corriente aislada en América Latina y muchos piensan que solo Chávez aplica este sistema, ¡nada que ver!, está Colombia y Chile, que son gobiernos liberales pero también tiene empresas públicas exitosas.

    ¿Por qué estaría mal que venga otra empresa a La Oroya?
    Al contrario, tal vez resulte mejor administradora.

    ¿Ha tenido conocimiento de la última multa contra DRP?
    No conozco el tema directamente, pero sí conozco que toda multa puede ser apelada. Por eso no sería un problema para DRP, porque la apelación se resuelve en años, y mientras tanto, el Estado no recibe ningún ingreso por la multa. El efecto disuasivo que la multa debiera tener, en el fondo no se cumple. Para hacerla efectiva, una parte de la multa debería ingresar al tesoro público mientras se resuelva la apelación.

    simon69rodriguez@yahoo.es
    _________________________________________________________________

three + 14 =