Cusco: reconocen cuarta zona de agrobiodiversidad en el Perú

Foto: Sernanp

  • Estas zonas permiten conservar los valiosos recursos genéticos de la agrobiodiversidad a partir del conocimiento y saberes ancestrales.

 

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) reconoció a la comunidad campesina Marcapata Ccollana como la cuarta zona de agrobiodiversidad del Perú, y la tercera de la región Cusco.

Según la Resolución Ministerial 0018-2021-MIDAGRI, este lugar comprende 22 679 hectáreas, que se suman a las 21 478 reconocidas bajo esta categoría, en Cusco, nominadas como Parque de la Papa y Ccollasuyo.

Marcapata Ccollana es una comunidad de origen quechua, ubicada en el distrito de Marcapata, provincia de Quispicanchi (Cusco). Comprende un gradiente altitudinal que va desde los 2800 hasta los 5200 metros sobre el nivel del mar, favoreciendo el cultivo de más de 99 variedades de papa, 26 de oca, 25 de maíz, 17 de mashua, 13 de olluco, 4 de quinua, 3 de tarwi, 2 de kiwicha. Estos cultivos son la base de la seguridad alimentaria de 814 habitantes, sobre todo en un contexto de pandemia del COVID-19.

El reconocimiento de esta zona de agrobiodiversidad es una iniciativa comunal con apoyo de Conservación Amazónica (ACCA), el proyecto Amazonía Resiliente del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y del Gobierno Regional de Cusco.

Mediante este tipo de reconocimiento, el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego del Perú (Midagri), junto con las comunidades, buscan promover y potencializar la conservación in situ, uso sostenible, y gestión local de los cultivos y crianzas nativos y sus parientes silvestres, así como la revaloración de los saberes, técnicas y prácticas de cultivo ancestrales.

Foto: Sernanp

Zonas interconectadas

La Zona de Agrobiodiversidad Marcapata Ccollana se conecta a la Zona de Agrobiodiversidad Ccollasuyo, recientemente reconocida en noviembre de 2020, y al Área de Conservación Regional Ausangate, establecida en el 2019. Este mosaico de áreas de conservación permite salvaguardar la diversidad biológica y la calidad de los servicios ecosistémicos, en beneficio del bienestar y desarrollo sostenible de las comunidades altoandinas Phinaya, Sallani, Ccollasuyo y Marcapata Ccollana, aumentando la resiliencia del paisaje y de los pueblos originarios del país, en un contexto de crisis climática.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

19 + 12 =