Cierran de manera indefinida acceso al Pastoruri

El director del Parque Nacional Huascarán, Marco Arenas Aspilcueta, informó que se ha decidido cerrar, de manera indefinida, el acceso al nevado Pastoruri para turistas peruanos y extranjeros.

De acuerdo a Marco Arenas, se ha prohibido las visitas a la zona para evitar las consecuencias que estas tienen en el ecosistema del nevado.

El director del Parque Nacional Huascarán dijo que el nevado se ha reducido considerablemente a raíz de la temperatura promedio en la zona que se ha venido elevando con los años.

Agregó que hasta ese lugar podrán llegar los visitantes para contemplar y tomarse foto con “lo que queda del nevado”.

El siguiente video, realizado por elcomercio.com.pe, muestra el deterioro histórico sufrido por el Pastoruri, como consecuencia del cambio climático…



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


4 comentarios · Dejar un comentario

  • MALCOLM ALLISON dijo:

    GOODBYE, PASTORURI

    Antes, la manera más sencilla para un turista, de tocar el hielo en el Perú, era subir al Glaciar Pastoruri, un nevado de cima plana a 70 km al sur de Huaraz. La montaña helada era de fácil acceso para excursionistas, y pese a que su pico está a unos asombrosos 5,200 msnm, la caminata hacia arriba era relativamente suave, en la medida de los glaciares iban desapareciendo. Si las cosas se ponían realmente difíciles, siempre se podía alquilar un burro o un caballo en la estación de servicio y llegar montando a las nieves perpetuas.

    Ahora no. Ya no. No hay burros en alquiler en Pastoruri porque el glaciar está oficialmente cerrado a los turistas y a casi todo el mundo, excepto para los glaciólogos y uno que otro equipo de filmación. El glaciar ha retrocedido de manera espectacular en los últimos 25 años, y se acerca inevitablemente a su desaparición.

    Glaciólogos como Marco Zapata, no dicen exactamente cuando Pastoruri desaparecerá, pero el hecho esta a la vuelta de la esquina. Los números cuentan la historia. Entre 1980 y 1990, Pastoruri retrocedía a una tasa de 12,7 metros por año, dice Zapata. La década siguiente, entre 1990 y 2000, la tasa de retroceso glaciar casi se duplicó a 22 a 23 metros por año. El glaciar se había reducido mucho, era ya dos pequeños mantos de hielo en 2007 y ha sido oficialmente degradado como glaciar, siendo ahora descrito como una “gorra de hielo.” Es un triste destino para lo que antes era una de los sitios más visitados en la cadena montañosa de la Cordillera Blanca. Probablemente pronto veremos Pastoruri convertido en un charco.

    Goodbye, Pastoruri | An American in Lima
    14 Oct 2009 … I visit Pastoruri Glacier in October 2009, with reporter Anne Thompson and … moraine of small black shards and messy, melting ice chunks. …americaninlima.com/2009/10/14/goodbye-pastoruri/ –
    Climate Change & Disappearing Glaciers, Peru’s Andes Mountains

    Once upon a time, the easiest way for a visitor to touch ice in Peru was to climb the tourist trail to Pastoruri Glacier, a flat-topped glacier 70 km south of Huaraz. Roads from the highway made the glacier easily accessible to daytrippers, and even though its peak is a staggering 5,200 meters above sea level, the trek upward is relatively gentle, as far as glaciers go. If things got really rough, you could always rent a burro or a horse in the parking lot and haul yourself up that way.

    Not now. No longer. There are no burros for hire at Pastoruri because the glacier is officially off-limits to tourists and nearly everyone else, except for glaciologists and the lone film crew or two. The glacier has receded so dramatically over the last 25 years, it’s on a death watch.

    Glaciologists like Marco Zapata (below) won’t say exactly when Pastoruri will bite the dust, but the glacier’s demise is around the corner. The numbers tell the story. Between 1980 and 1990, Pastoruri was receding at a rate of 12.7 meters per year, says Zapata. The following decade, that rate almost doubled to 22 to 23 meters per year. The glacier has dwindled so much, it thinned into two tiny ice masses in 2007 and has been formally downgraded to an “ice cap.” It’s a sad fate for what was formerly once of the most visited sites in the Cordillera Blanca mountain chain. Within our lifetime, we will probably see Pastoruri become a puddle.

    Tomé las fotos con la ayudar del equipo de producción de la NBC Nightly News, nos acompañaba la corresponsal de medio ambiente, Anne Thompson, que estaban en Perú cubriendo el informe sobre el derretimiento de glaciares y sus efectos posteriores. Mi papel era explorar el sitio, realizar entrevistas y ayudar al equipo a trasladarse con seguridad y eficacia.

    Visitar Pastoruri estaba en la cima de la lista Thompson, y una vez que conseguimos el permiso para filmar en el Parque Nacional Huascarán (donde se encuentra el glaciar Pastoruri), yo deseaba ver el glaciar por mí mismo. Una vez allí, sin embargo, la esterilidad del glaciar moribundo me abrumó. El hielo está huyendo de la montaña, dejando a la vista la morrena glaciar de pequeños cascajos de piedra negra, y retazos de nieve fundiéndose acá y allá. Parado al lado del glaciar, usted puede ver el agua que gotea sin parar, como el hielo en un congelador cuya puerta se ha dejado abierta en verano.

    Alrededor del mediodía nos sorprendió el granizo y una tormenta eléctrica, pero no detuvo al equipo de la filmación (habían pagado mucho por un día de visita y no estaban dispuestos a dejar la cima de la montaña con las manos vacías) Anne Thompson entrevistó a Zapata y al glaciólogo Thomas Condom y visitó el Instituto de Montaña Jorge Recharte entre los hielos fundentes, mientras las bolas de granizo nos golpeaban la cara. El show debía continuar. Había algo triste y acongojador en los edificios abandonados, donde los vendedores solían ofrecer refrigerio y alquiler de burros para turistas fuera de forma. Y me recordó lo que se avecina, no sólo en el Perú sino en el resto del mundo. Una vez que el hielo se ha ido de la mayoría de los glaciares tropicales del mundo, las comunidades alrededor de ellos tendrá que cambiar también. Sin hielo, sin agua, quien visitará la Montaña Negra? ¿Quién va a querer vivir allí? ¿Quién será capaz de hacerlo?

    I took these photos last week while assisting a production team from NBC Nightly News, including environmental correspondent Anne Thompson, who were in Peru to report on Peru’s melting glaciers and the downstream effects. My role was to scout out locations and interviewees and to help the team get from point A to point B efficiently and safely. Visiting Pastoruri was at the top of Thompson’s list, and once we got the permission to film from Huascaran National Park (where Pastoruri is located), I was looking forward to seeing the glacier for myself. Once there, however, the barrenness of the dying glacier overwhelmed me. The ice is fleeing up the mountain, leaving behind churned-up moraine of small black shards and messy, melting ice chunks. Stand next to the glacier, and you can see the water dripping nonstop, like the ice in a freezer whose door has been left open in July. Around noon we were hit by hail and an electric storm, neither of which stopped the crew from filming. (They’d paid a lot for their one-day permit and weren’t about to leave the mountaintop empty-handed.) Anne Thompson interviewed Zapata and glaciologist Thomas Condom and the Mountain Institute’s Jorge Recharte there on the shifting ice, with hard hail pellets whipping everyone in the face. The show must go on. There was something sad and compelling about the abandoned buildings (above) where vendors used to sell snacks and rent donkeys to out-of-shape tourists. And it reminded me of things to come, not just in Peru but in the rest of the world. Once the ice is gone from most of the world’s tropical glaciers, the communities around them will have to change as well. Without ice, without water, who will want to visit a black mountain? Who will want to live there? Who will be able to?

    ———————————————————————-

    El glaciólogo Marco Zapata, ya da por hecho la desaparición del glaciar en unos 8 años. Ello no va a significar que deje de ser una atracción el Parque Nacional del Huascarán, ni el Pastoruri, ya que se cubrirá de verde, aparecerán camélidos, cervidos, depredadores carnívoros, etc. y atraerá otro tipo de turismo sin escaladores de nieve ni fanáticos del esquí.

    Se da por sentado que solo nos quedaremos con unos 50 picos nevados, todos sobre los 6,000 msnm. Habrá menos escorrentería y ríos, de manera regular… pero cuando vengan lluvias, serán torrenciales, erosivas y desencadenarán catástrofes por la pérdida de glaciares y sus collarines boscosos, que naturalmente actuan como esponjas de las precipitaciones.

    malcolm.allison@gmail.com

  • rogelio dijo:

    estubo bonito por la preocupacion de la montaña patoruri

  • maria dijo:

    horrible

  • Sara dijo:

    Deberiamos cuidar el pastoruri para nuestras proximas generaciones aunque esto es culpa de la contaminacion deberiamos cambiar esto y tomar conciencia sibres esto…

6 − two =