Envían carta al presidente para observar ley que pone en peligro a las lomas costeras

  • El pasado 14 de setiembre, el Pleno del Congreso aprobó la norma sobre posesiones informales, pese a opinión en contra del Ministerio de Vivienda y Ministerio del Ambiente (Minam).
  • La carta fue elaborada por la Red de Lomas del Perú en conjunto con URBES-LAB y UDEAL, y está firmada por diversos especialistas y organizaciones, entre ellas la SPDA.

 

El mes pasado, el Pleno del Congreso de la República aprobó la ley que amplía los plazos de titulación de terrenos ocupados por posesiones informales y que, según la Red de Lomas del Perú, pone en riesgo a los ecosistemas frágiles como las lomas, exponiéndolas a los avances del tráfico de tierras.

El dictamen debatido por el Pleno, acumulaba diez proyectos de ley, y tenía la opinión desfavorable del Ministerio de Vivienda, el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri), la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales, la Superintendencia Nacional de Registros Públicos y el Ministerio del Ambiente (Minam).

Según un informe del Minam, las iniciativas legislativas no consideran las implicancias o consecuencias que tendría la eventual formalización en ámbitos como las lomas y recomendó excluir de sus alcances a los ecosistemas frágiles reconocidos por la Ley General del Ambiente. Sin embargo, esta recomendación no fue escuchada.

Ante este escenario, la Red de Lomas del Perú, en conjunto con URBES-LAB y UDEAL, enviaron una carta al presidente Martín Vizcarra para expresarle su preocupación por esta norma y pedir que la observe por representar un atentado contra las lomas, ecosistemas frágiles que en los últimos años han perdido grandes extensiones de territorio debido sobre todo a las invasiones.

En la carta, la Red de Lomas del Perú señala que “esta ley aprobada presenta graves deficiencias y genera severos riesgos para el desarrollo de nuestras ciudades, el acceso a la vivienda digna y la vida en armonía con nuestras áreas naturales” y resalta además que la actual política de formalización de posesiones informales ha sido un fracaso porque “no ha logrado reducir el crecimiento informal de las ciudades ni el acceso a la vivienda adecuada”.

“Las posesiones informales de las últimas dos décadas han sido producto del tráfico de tierras, actividad económica ilegal que representa el 40% de la actividad delictiva del país, que según la DIVIAC-PNP es la segunda actividad ilegal en el país, solo después del narcotráfico. Por lo tanto, se puede asumir que los principales beneficiarios de la ampliación de plazo de la titulación de Ley aprobada serán los traficantes de terrenos, quienes lucran y especulan con la necesidad y anhelo de vivienda de las familias más pobres”, advierte la misiva.

[Ver además ► Minam: lomas costeras serían afectadas por norma que favorece ocupaciones informales]

Invasiones a las lomas se dan durante todo el año, especialmente en temporada seca.

Amenaza a los defensores ambientales

La Red de Lomas del Perú también hizo referencia a los defensores ambientales (entre ellos dirigentes vecinales y de comunidades campesinas) que protegen las lomas y que, en los últimos años, han sufrido diversas amenazas contra sus vidas por parte de traficantes de terrenos que usan la fuerza para apropiarse de territorios considerados frágiles y no aptos para viviendas.

“Si se promulga esta ley, se estará legitimando las actividades delictivas y la desaparición de las lomas costeras y otras áreas naturales que sufren la presión de la expansión urbana. Por ello, le exhortamos a proponer y discutir una política de vivienda social en zonas seguras, con acceso a servicios, en armonía con el ambiente y patrimonio cultural”, agrega la carta.

Asimismo, señala que “la ley aprobada también genera un efecto pernicioso en la gestión urbana al darle la potestad a las municipalidades de entregar constancias de posesión para la instalación de servicios básicos, independientemente del proceso de titulación. Esto conlleva a que se ejerza una fuerte presión sobre las municipalidades, aumentando el riesgo de corrupción y la formación de redes de clientelaje, asociado al tráfico de tierras”.

“Actualmente, no hay control alguno sobre las constancias de posesión, aún cuando entran en contradicción con las normas de áreas naturales protegidas, ecosistemas frágiles, patrimonio cultural, playas y zonas de riesgo no mitigable”, concluye la organización.

La carta está firmada por diversas asociaciones que protegen las lomas de Lima y el resto del país, diversos profesionales que defienden y trabajan en estos ecosistemas frágiles, y organizaciones como la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), Pefireria, MiCiudad, Lima Cómo Vamos, Coordinadora Nacional de Derecho Humanos, Movimiento Manuela Ramos, CMP. Flora Tristán, entre otros.

Leer la carta:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

ten + 17 =