Carole Excell: El Acuerdo de Escazú defenderá el derecho de las personas a participar en la toma de decisiones ambientales

Carole Excell del World Resources Institute. Foto: SPDA

Ha pasado más de un año desde que 16 países de América Latina y el Caribe firmaron en Costa Rica el Acuerdo de Escazú, un compromiso a favor del ambiente y los ciudadanos que dispone medidas de cooperación entre los países para el desarrollo y mejora de los derechos. Sin embargo, para que entre en vigor debe ser ratificado en al menos 11 países de la región.

A la fecha, Guyana ya ratificó el acuerdo, Bolivia inició el proceso formal para ratificarlo y en nuestro país se espera que el Ministerio de Relaciones Exteriores derive el expediente a la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República, encargada de remitir al pleno una propuesta de resolución legislativa que, finalmente, apruebe la ratificación.

Actualidad Ambiental conversó con Carole Excell, directora del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), una de las organizaciones mundiales promotora de la implementación del Acuerdo de Escazú y encargada de la secretaría de La Iniciativa de Acceso (TAI, por sus siglas en inglés), sobre la importancia de su ratificación y el papel que cumple la sociedad civil en el desarrollo de herramientas legales que promueven los derechos de las poblaciones más vulnerables.

¿Cuál es el escenario regional del proceso de ratificación del Acuerdo de Escazú?

Creo que el Acuerdo de Escazú es un verdadero símbolo de esperanza para la región de Latinoamérica y el Caribe. Es el primer acuerdo de derecho ambiental que asegura el rol de las personas en la toma de decisiones respecto al medio ambiente, y los derechos que tienen de acceder a la información, participación y en acceso a la justicia.

Creo que es un momento interesante porque 16 países de la región han firmado el acuerdo. Guyana ha ratificado y Bolivia inició su proceso de ratificación. Esto demuestra que hay, al menos, un reconocimiento de la importancia del acuerdo y el potencial para que se dé el cambio en la percepción de la gente al asumir que tienen un rol en las decisiones respecto a la energía, bosques y calidad del aire. Les otorga a las personas el derecho a ser consultadas y que este cambio sea de manera efectiva y oportuna.

Ahora buscamos lograr que 11 países ratifiquen el Acuerdo de Escazú y que las personas se involucren y sepan de qué trata, si es sobre cambio climático, bosques, playas, océanos. Esta convención es acerca del derecho a participar en la toma de decisiones a un nivel nacional y local.

¿Cuál ha sido el rol de la sociedad civil en la implementación del Acuerdo de Escazú y qué papel debe cumplir en la etapa de ratificación?

El World Resources Institute ha sido privilegiado en servir a una secretaría para La Iniciativa de Acceso (TAI, por sus siglas en inglés), una red que trabaja en la promoción de los derechos ambientales alrededor del mundo y los miembros que tenemos en Latinoamérica y el Caribe han tenido un rol importante en el proceso de las negociaciones, en definir los términos del acuerdo y su potencial éxito. Creo que este rol se vuelve aún más importante ahora que estamos en el proceso de ratificación del acuerdo. Es muy probable que los Gobiernos van a continuar con las intenciones políticas de actuar si escuchan a personas cuya opinión importa.

Todos los días las personas quieren tener un rol, entender la información que tiene el Gobierno antes de tomar decisiones, saber las maneras en las que pueden participar. Se vuelve crucial que la sociedad civil continúe con un rol activo para definir cómo el público puede participar en el acuerdo, en enfocarse en cómo debería darse la implementación, en llamar a la ratificación, firma e implementación del acuerdo. Es necesario poner luces en temas clave en los que la sociedad civil ha sido excluida y los resultados de esa exclusión son los que hasta ahora sabemos que están relacionados al conflicto de tierras, incidentes desafortunados que concluyen en escenarios donde los defensores son asesinados. Todo eso va a continuar si seguimos tomando decisiones conflictivas sobre proyectos de desarrollo e infraestructura en la región.

El rol de la sociedad civil es continuar fuertemente con la incidencia en la importancia de este acuerdo y asegurar que las personas tienen algo que decir respecto al desarrollo nacional de su país. Debemos continuar fortaleciendo nuestra sociedad civil y darle una voz en el espacio de la convención.

¿Cuáles son los beneficios que ofrece la ratificación del Acuerdo de Escazú?

El Acuerdo de Escazú es uno de los dos acuerdos del mundo que trata sobre la importancia del derecho de las personas en participar en la toma de decisiones ambientales. Escazú es una convención que en los países en desarrollo sería diferente respecto a otras convenciones y ha sido diferente a otras convenciones. El hecho de que Escazú se enfoque en grupos vulnerables y cómo pueden participar en la toma de decisiones, en cómo pueden acceder a la justicia lo hace verdaderamente innovador. Considero que si logramos la implementación de los derechos de Escazú, se apoyará en el desarrollo de capacidades en la región, a los Gobiernos que vienen trabajando en asegurar que no continuemos dejando atrás a poblaciones vulnerables. Aquellos que viven en pobreza. Que incluyan a los grupos indígenas en el proceso de toma de decisiones acerca de lo que sucede en la tierra alrededor de ellos, o incluso en la ciudad, las decisiones sobre el uso de energía, agua. Todas esas personas que tienen un rol a desempeñar. En informar las necesidades que tienen y cómo los Gobiernos deberían tomar decisiones que los ayuden.

Lo que realmente es importante en Escazú es el trato a los grupos vulnerables y creo que funciona como un contexto para su implementación en las metas de desarrollo sostenible que nos dice cómo mejorar sin generar daños ambientales ni dejar a nadie de lado.

Para mí el Acuerdo de Escazú es un símbolo que puede influenciar en otras regiones del mundo como África y Asia, donde ya hay un trabajo de incidencia y que podrían verse inspirados por este acuerdo. Entonces se vuelve mucho más importante que se logre la ratificación en 11 países lo más pronto posible para iniciar el proceso de implementación.

Mira la entrevista completa aquí:

Noticias relacionadas:

<Fátima Contreras: Acuerdo de Escazú permitirá construir mejores estándares ambientales>

<Ministra del Ambiente explica el Acuerdo de Escazú>

<¡Confirmado! Perú sí suscribirá el Acuerdo de Escazú sobre acceso a información, participación y justicia ambiental>

<Acuerdo de Escazú: Perú firmó histórico compromiso a favor del ambiente y el ciudadano>

<Defensoría del Pueblo: “Pedimos al Estado peruano suscribirse al Acuerdo de Escazú”>

<Perú apuesta por ser el primer país de la región en ratificar el “Acuerdo de Escazú”>



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario