Callao: vecinos piden proteger humedal que desaparecería por ampliación de aeropuerto

Foto: Ipama

La ampliación del aeropuerto internacional Jorge Chávez es una obra que permitirá incrementar la capacidad de vuelos y la atención de pasajeros. La concesionaria aeroportuaria Lima Airports Partners (LAP) calcula incluso que con esta obra se podría atender a unos 35 millones de pasajeros al año.

La obra, que debe ser concluida en el 2022 y superará una inversión de mil millones de dólares, ha sido calificada por el propio presidente Martín Vizcarra como una necesidad para el país porque tendrá “la capacidad de duplicar el servicio que presta”.

Antes de iniciar las obras de infraestructura, los trabajos de remoción de tierra, escombros y preparación previa ya se iniciaron. Sin embargo, dentro de estos trabajos figura la desaparición de un humedal a donde todos los años llegan miles de aves. Se trata del humedal de Sarita Colonia, un ecosistema poco conocido debido a su difícil acceso.

En este humedal, según el Instituto Peruano de Protección Ambiental (Ipama), se pueden encontrar hasta 49 especies de aves distribuidas en 25 familias, entre ellas aves migratorias y el halcón peregrino (falco peregrinus), considerada como una especie Casi Amenazada.

“El humedal provee 6 servicios ecosistémicos: Recursos biológicos, regulación de la erosión, regulación de agua, reservorio y depuración del agua, función ecológica y calidad paisajística”, detalla el propio estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto.  

De acuerdo con el EIA, agrega Ipama, Lima Airports Partners (LAP) se compromete a compensar esta desaparición restaurando una parte de los Humedales de Ventanilla, con una inversión de 630 mil soles.

Foto: Ipama

Ante esta inminente desaparición, los vecinos del lugar han solicitado que se revalúe esta decisión y pidieron apoyo al Ministerio del ambiente (Minam), Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), entre otros, para tomar acciones que protejan este ecosistema. Ellos consideran que la ampliación se puede hacer sin necesidad de afectar el humedal, ya que se encuentra lejos de la nueva pista de aterrizaje.

Los vecinos también han señalado que la empresa no respeta su jurisdicción ya que estaría invadiendo terrenos ajenos para colocar una tubería que drenará el humedal. Ante ello, han solicitado la presencia de representantes de LAP, pero hasta ahora no han tenido respuesta.

 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario