Amazonas: 5 años de cárcel por deforestar 30 hectáreas de bosque en el Santuario Nacional Cordillera de Colán
copallin_conservamospornaturaleza_actualidad_ambiental_amazonas_cordillera_colan

Zona de amortiguamiento del Santuario Nacional Cordillera de Colán. Foto: Conservamos por Naturaleza.

Un juzgado de la Corte Superior de Justicia de Amazonas condenó a Wilson Silva Requejo a 5 años de pena privativa de libertad efectiva y al pago de 48 mil soles de reparación civil a favor del Estado peruano por el delito contra los bosques o formaciones boscosas.

Wilson Silva Requejo fue hallado responsable de la deforestación de 30 hectáreas de bosque primario en el Santuario Nacional Cordillera de Colán, según información del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

Esta área natural protegida fue creada el 9 de diciembre del 2009, tiene una extensión de 39 215.80 hectáreas y se ubica en los distritos de Aramango y Copalín (provincia de Bagua) y Cajaruro (provincia de Utcubamba), en el departamento de Amazonas.

En el 2007, guardaparques de Cordillera de Colán hallaron a Wilson Silva Requejo responsable -por realizar actividades agrícolas- de la deforestación de 2 hectáreas en el sector Chaka, al sureste del área protegida. Pese a recibir una notificación por realizar actividades prohibidas dentro de un área natural protegida, Silva Requejo continuó con sus trabajos agrícolas alegando que contaba con un certificado de posesión otorgado el año 2000 por la comunidad campesina Yambrasbamba.

En el 2014 el Sernanp, junto a la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Bagua, inspeccionaron la zona y evidenciaron que la deforestación había alcanzado las 30 hectáreas. Frente a este hecho, Wilson Silva Requejo fue denunciado ante el Ministerio Público y se le abrió un proceso penal por el delito de depredación de bosques dentro de un área natural protegida.

La condena fue dictada por el Primer Juzgado Penal Unipersonal de Bagua, que declaró fundada la denuncia presentada por el Sernanp en el 2014.

Según el Código Penal, la tala de árboles dentro de un área natural protegida es una actividad ilegal tipificada como delito grave. Los infractores pueden ser reprimidos con penas privativas de libertad de entre 5 y 8 años.

<Al lado del Santuario Nacional Cordillera de Colán, un Área de Conservación Privada es cuidada por la Comunidad Campesina de Copallín>

Más información

El Santuario Nacional Cordillera de Colán busca conservar la diversidad biológica que tiene debido a su alta capacidad generadora y reguladora de agua de los bosques de niebla. Allí se encuentra una diversidad biológica única. Se han registrado 470 especies de aves, 67 de mamíferos y 9 de reptiles.

Área de Conservación Privada Copallín from Conservamos por Naturaleza on Vimeo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario