Agricultores: héroes del campo piden apoyo del Estado para continuar con sus labores

Foto: Otto Alegre / SPDA

  • Medidas sanitarias, bono económico y libre traslado de sus productos son algunas de las demandas de los agricultores según la Confederación Nacional Agraria (CNA) y la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro).

 

Desde que inició la cuarentena para luchar contra la propagación del coronavirus (COVID-19), los peruanos hemos reconocido y aplaudido la labor de muchos héroes de nuestra sociedad como el personal médico, las fuerzas militares y policiales, el personal de limpieza y los agricultores, quienes con su trabajo están sosteniendo esta dura batalla contra la enfermedad.

Sin embargo, cuando se dieron las primeras medidas para enfrentar la pandemia también hemos conocido la precariedad de nuestro sistema de salud y de otros sectores, entre ellos el agropecuario, que hoy y antes de presentarse la emergencia –según afirman sus gremios más importantes– es uno de los más olvidados a pesar de ser los responsables del 70% de abastecimiento de alimentos que llegan a las ciudades.

Tanto la Confederación Nacional Agraria (CNA) y la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), organizaciones que agrupan a diversos gremios nacionales de agricultores y ganaderos, hasta ahora no se ha brindado el debido apoyo y reconocimiento a los agricultores peruanos durante esta época de emergencia nacional.

Ambas organizaciones emitieron hace poco pronunciamientos dirigidos al Gobierno con el fin de solicitar ser considerados en la ayuda que se está brindando a los peruanos para enfrentar estos tiempos de cuarentena y así poder continuar con sus labores de abastecimiento.

Conveagro, por ejemplo, solicitó “que se implemente, equipe y trabaje un protocolo sanitario” para que se practique en la cadena de comercialización de productos con el fin de proteger a los agricultores que son un sector vulnerable debido a que carecen de servicios básicos de salud en zonas rurales o, si lo tienen, “son deficientes y sin ningún equipo que pueda tratar con éxito a los infectados con este terrible virus”.

Giovanna Vásquez Luque, gerente de Conveagro, agrega además que han solicitado “la extensión del bono que se da en las ciudades al sector rural para asegurar la seguridad alimentaria de las personas en el campo”. Este bono sería de S/ 1000 y se daría a través de una transferencia bancaria no reembolsable.

“Tenemos una propuesta técnica presentada, que propone otorgar un Bono Productivo Agrario, el cual debería cubrir insumos, salarios, jornales y todo aquello que los productores necesiten para emprender una segunda campaña. Si bien es cierto, no es una gran cantidad de dinero, pero podría hacer que el productor tenga algo de liquidez para poder emprender la segunda campaña”, manifestó Vásquez Luque en conversación con Actualidad Ambiental.

Conveagro también solicitó la creación de un Fondo de Salvataje y Reactivación de la Agricultura Familiar para ser administrado y ejecutado a través del fondo AGROPERÚ. Además, solicitan que las canastas de alimentos que reparten los gobiernos locales incluyan productos comprados a los campesinos; y, finalmente, que se facilite la movilidad de sus alimentos en carreteras porque en varios lugares se han dado casos en que los agricultores no han podido trasladar sus productos debido a las restricciones de las fuerzas del orden.

Antolín Huáscar (CNA) y Giovanna Vásquez (Conveagro).

“Los productos se están malogrando”

 La Confederación Nacional Agraria (CNA) también expresó su preocupación por los problemas que existen para movilizar los productos. Antolín Huáscar, presidente de la organización, señala que respetan las medidas de prevención dictadas por el Gobierno, pero solicitan que se preste una especial atención a los agricultores porque, al no mover los alimentos, estos se están malogrando en las carreteras.

“Respetamos todas las decisiones del presidente para salvaguardar la salud de todos los peruanos, tanto la zona urbana como las comunidades campesinas. Pero hay un problema: las Fuerzas Armadas y Policía Nacional no dejan pasar los productos agrícolas. Ahora, por ejemplo, me comuniqué con la zona rural de Cusco de donde salen productos perecibles a la ciudad, o con agricultores de Ucayali y Junín, y tienen el mismo problema a pesar de que hay órdenes de que los transportistas que cargan alimentos deben pasar sin problemas”, señala el presidente de la CNA.

Antolín Huáscar también pide que el Gobierno destine la ayuda a través del bono económico que se está dando en las ciudades. “No hay prevención para las comunidades campesinas, todo se ha concentrado en las ciudades. En el campo no se visibiliza esa ayuda y no se está entregando el bono de S/ 380. Ni un comunero o hermano indígena ha sido beneficiado con este bono. Entonces nos preguntamos: ¿cómo han elegido a las personas que deben recibir este bono, con qué base de datos se ha trabajado para empadronar a los beneficiarios? Esa es una pregunta que nos hacemos los agricultores”, manifestó en conversación con Actualidad Ambiental.

Finalmente, al igual que la gerente de Conveagro, recordó que las zonas rurales carecen de servicios médicos y que el virus podría ocasionar una tragedia en las comunidades campesinas. Asimismo, hizo una invocación para que haya más control en el caso de las personas que regresan de las ciudades al sector rural. Igualmente, pidió el mismo control para el caso de los transportistas, con el fin de evitar el contagio a los héroes del campo.

[Ver además ► [Video] Coronavirus y seguridad alimentaria: “80% de alimentos proviene de pequeños agricultores”]

Foto: Cortesía de Sara A. Fajardo/Centro Internacional de la Papa

El apoyo del Gobierno

El pasado 3 de abril, a través de la Resolución Ministerial 94-2020-Minagri, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) publicó el “Protocolo del Sector Agrario COVID-19”, con el fin de salvaguardar la vida de los agricultores durante el desarrollo de sus labores. Sin embargo, tanto Conveagro como el CNA consideran que esta herramienta de protección aún no se implementa a cabalidad.

Por otro lado, el 9 de abril, el ministerio anunció que se destinarán S/ 600 millones para el financiamiento directo al pequeño agricultor.

“El Minagri cuenta con S/ 440 millones para brindar financiamiento directo a los pequeños agricultores. En forma simultánea, a través de Agroideas se destinará más de S/ 65 millones en financiamiento no reembolsable a productores, a fin de tener proyectos productivos (agrícolas y pecuarios) a nivel nacional”, informó el ministerio a través de una nota de prensa.

“También hay S/ 100 millones del Fondo para la Inclusión Financiera del Pequeño Productor Agropecuario (FIFPPA) para reducir la tasa de interés del Agrobanco y promover la bancarización, productividad y asociatividad. Además, se realizan coordinaciones con el Agrobanco para reprogramar las deudas de los agricultores a 6 meses sin intereses”, agregó Minagri.

Foto: Jaime Tranca / SPDA

Reconocimiento real a los agricultores

Durante las últimas semanas las mismas circunstancias han evidenciado el valor real del sector agrícola, sin embargo hace falta reconocer la labor de los agricultores en diferentes niveles, según señala Silvana Baldovino, directora del Programa de Biodiversidad y Pueblos Indígenas de la SPDA.

“No se les ha dado el valor que corresponde pese a que, definitivamente, el Perú es un país que basa su alimentación en la producción de los agricultores de las zonas rurales. Eso ha quedado más que comprobado esta vez. En un país como el nuestro la mayor producción no viene a gran escala, sino de agricultores de chacras pequeñas”, explicó la especialista.

“Hay un tema de la reivindicación que viene desde la Reforma Agraria. Los campesinos han sido un sector que siempre ha estado oprimido, donde existen niveles de pobreza, falta de educación y el menor acceso a los recursos básicos como agua y saneamiento. A nivel de reconocimiento, poco se ha valorado la importancia que tienen los agricultores para mantener al país no solo alimentado sino también en movimiento”, agregó.

Silvana Baldovino también señaló que el Estado no debe descuidar en estos momentos la educación de los hijos de los agricultores que, en muchos casos, no tienen electricidad y por ello no pueden acceder a la educación que se está dando a través de medios digitales o la televisión.

“El reconocimiento debe se debe dar a través del acceso a servicios básicos como salud, que es crítico, y educación. Se trata de generar igualdad y equidad de condiciones. Asimismo, se debe hacer un análisis sobre cuál es el valor real de los agricultores en el mercado porque su aporte a la economía nacional está poco valorado”, concluyó la especialista de la SPDA.

__________________________________________________

Mira además el documental: “Raíces de esperanza: ¿de dónde provienen nuestros alimentos?”:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

five − 5 =