Congresistas impulsan carreteras que perjudicarían a indígenas en aislamiento

Indígenas mashco piro. Foto: Ministerio de Cultura

En una reunión de trabajo en el Congreso de la República, representantes indígenas de Madre de Dios y Ucayali expresaron su preocupación por la posible construcción de vías terrestres que afectarían no solo áreas naturales protegidas de ambas regiones, sino también a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario (PIACI).

Tanto Elizardo Cáuper, de la Organización Regional de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana Ucayali (Orau), como Emilio Montes de la Federación de Comunidades Nativas de la Provincia del Purús (Feconapu), hicieron un llamado a las autoridades para frenar la promoción de vías que se realizan a través del Congreso, gobiernos regionales y locales.

Una de las iniciativas parlamentarias tiene como autor al congresista de Fuerza Popular, Glider Ushñahua, quien presentó el proyecto de ley 1123/2016-CR, que “declara de interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en el departamento de Ucayali”.

Originalmente, la iniciativa parlamentaria -presentada el 4 de abril- proponía lo mismo, pero agregaba la frase “sin afectar las áreas naturales y arqueológicas protegidas, así como el medio ambiente”. Sin embargo, el dictamen de la Comisión de Transportes y Comunicaciones la eliminó en julio pasado.

El otro proyecto de ley es el 1893/2017-CR y pertenece a Modesto Figueroa, también de Fuerza Popular. Esta iniciativa “declara de necesidad pública y de interés nacional la construcción de la carretera de integración regional Madre de Dios, tramo: Puerto Maldonado – Mazuco – Limonchayoc – Gamitana – Salvación”.

Ambas posibles vías, según los dirigentes indígenas, afectarían gravemente a los PIACI y las áreas protegidas, además serían aprovechadas por narcotraficantes y traficantes de tierras. Agregaron también que las poblaciones tienen otras necesidades relacionadas a salud, educación, entre otros, pero autoridades como Ushñahua impulsan proyectos que atraerían solo a madereros, mineros ilegales, entre otros.

Grupo de trabajo convocado por la congresista del Nuevo Perú, Tania Pariona, se reunió en el Congreso la semana pasada. Foto: SPDA

Las vías trazadas

En la reunión impulsada por la congresista de Nuevo Perú, Tania Pariona, participaron también representantes de Fenamad, ministerio de Cultura, Serfor, Sernanp, entre diversas organizaciones civiles, quienes hicieron un balance sobre el estado de los PIACI.

En su intervención, la Fenamad indicó que uno de los factores que han originado la preocupación referida a las carreteras y sus posibles impactos, es el clasificador de rutas elaborado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), el cual podría ser activado a través del Congreso o de los gobiernos regionales.

“El proyecto del congresista Carlos Tubino tenía la deferencia de pedir que se contemplen los derechos fundamentales de los PIACI, pero estos dos proyectos no lo hacen, solo se refieren a la protección de las áreas naturales protegidas y de los yacimientos arqueológicos”, señaló Pablo Abdo, abogado de Fenamad.

La congresista Tania Pariona pidió un pronunciamiento sobre este tema a los ministerios de Cultura y MTC, además del Serfor y Sernanp, sobre los proyectos de ley que “están vulnerando los derechos de los pueblos originarios y el Convenio 169”.

La legisladora también solicitó al MTC excluir las rutas viales que afecten a los territorios de los PIACI. Asimismo, pidió la integración de los sectores mencionados para proteger los territorios donde viven las poblaciones indígenas más vulnerables.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

5 × four =