[Especial fotográfico] Conflictos y diálogo para la paz a orillas del río Nanay

Los conflictos en el Perú escalan por diferentes motivos, sobre todo porque son atendidos tardíamente. En las comunidades nativas y campesinas, surgen por la falta de acceso a la información y por la escasa articulación entre autoridades comunales, locales y regionales, así como el desconocimiento de los roles y funciones que deben cumplir cada una.

Como parte del proyecto Conservación para la paz, implementado por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) y financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el reconocido fotógrafo peruano Musuk Nolte fotografió algunas de estas comunidades y fueron presentadas en la exposición fotográfica A Orillas del Río Nanay.

->[VIDEO] Mira “Agentes por la paz”, documental sobre manejo de conflictos en Loreto<-

Por alrededor de un año, el proyecto capacitó a líderes locales de cinco comunidades ribereñas del río Nanay, en Loreto, con el fin de fortalecer actitudes de liderazgo y compartir conocimientos para la prevención y transformación de conflictos. De esta manera, y gracias al trabajo con autoridades locales y regionales, se logró implementar un mecanismo de prevención para futuros escenarios de conflictividad.

Los participantes de estas capacitaciones fueron reconocidos como “agentes de paz”. Ahora, tras un largo proceso de reflexión y diálogo intercomunal, están preparados para atender los conflictos locales de manera oportuna y buscar soluciones perdurables.

Los jóvenes y niños que pertenecen a estas comunidades crecen teniendo un contacto directo con la naturaleza y sus recursos. El acceso a ellos pueden generar disputas entre comunidades. Por ello, la promoción de una cultura de paz es indispensable para asegurar un futuro sostenible y armonioso.

Una casa tradicional en la comunidad de San Juan de Ungurahual.
Manuel, agente de paz en la comunidad de Santa María.
Emil visita la comunidad de Santa María en busca de nuevos aprendizajes.
El río Nanay, fuente de innumerables recursos.
Yerli usa los frutos del bosque para su consumo propio y para la venta.
La madera que crece en el monte es utilizada como material de construcción.
La madera también es usada para elaborar herramientas de trabajo.
La pesca también es una de sus actividades principales.
Aristóteles es agente de paz en Diamante Azul.
Leonor es una de las agentes de las paz en la comunidad Samito.
Manuel también trabaja como juez de paz en su comunidad.
Nolberto, uno de los agentes de paz más jóvenes, junto a su familia.
Un grupo de niños descansa después de jugar fútbol en el barro.
Los niños aprenden a nadar en el río Nanay desde pequeños.
Su relación con el río y sus recursos toman valor a medida que crecen.
Un grupo de niños juega fútbol después de la lluvia.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

1 × 1 =