Conservación y beneficios para la población: Zona Reservada Illescas cumple diez años

Foto: Conservamos por Naturaleza

  • Área protegida de Piura, donde se puede avistar al cóndor andino, conserva el paisaje costero donde habitan importantes especies flora y fauna. Asimismo, promueve la investigación científica y el desarrollo de la población que habita alrededor de la zona.
  • El proceso para que Illescas se convierta en reserva nacional se encuentra en la etapa de consulta, justo antes de la elaboración de un expediente técnico.

 

El 16 de diciembre de 2010, el Ministerio del Ambiente (Minam) estableció la Zona Reservada Illescas, ubicada en el distrito y provincia de Sechura, departamento de Piura. La idea es proteger un espacio valioso para nuestra biodiversidad hasta que se realicen estudios necesarios y se inicie un proceso para pasar de zona reservada a reserva nacional. Es decir, de una categoría transitoria a una definitiva.

Según la Resolución Ministerial 251-2010-MINAM, este espacio posee una extensión de 37 452.58 hectáreas, y tiene como objetivo conservar una muestra del paisaje del desierto costero del Perú, sus formaciones vegetales y la diversidad de fauna silvestre que alberga. Asimismo, busca garantizar la conservación de los atractivos naturales costeros para el turismo sostenible y la recreación; y contribuir al desarrollo sostenible, la educación ambiental y el bienestar de las poblaciones de las regiones costeras.

En Illescas se protege paisaje, flora y fauna, pero también se promueve el desarrollo de la población local, especialmente de los que se dedican al turismo y la pesca artesanal. Otra actividad que se realiza en el lugar es la investigación científica y la protección de zonas arqueológicas.

Para conocer un poco más sobre Illescas, conversamos con el jefe del área, Aldo Aguirre, quien nos contó sobre los valores de la zona reservada, las especies que se pueden encontrar en ella, los beneficios que el área proporciona a la población local y, finalmente, sobre el proceso que se sigue para que se convierta en reserva nacional.

¿Qué es lo más resaltante en términos de diversidad biológica de la Zona Reservada Illescas?

Illescas está enclavada en la ecorregión del desierto de Sechura donde protege una importante porción donde existen paisajes, flora y fauna. Entre las especies características de este espacio figuran reptiles, mamíferos como el zorro costeño o pequeños roedores, pero lo más resaltante son los felinos y el cóndor andino. Llama la atención que en la zona, que tiene 480 metros en su parte más alta, exista la presencia del cóndor. Es tal vez el lugar más próximo a la costa donde en algún momento, inclusive en el 2014, se evidenció un nido de esta especie. Además existen unas 120 especies de aves.

Hay que resaltar además que frente a Illescas confluyen las dos corrientes marinas, la de aguas templadas que viene del Sur y la de aguas cálidas del Norte. Esta confluencia hace que toda la costa de Illescas tenga especies hidrobiológicas importantes. A esto se le suma la existencia de un macizo de 480 metros que contribuye a que tras la evaporación del mar se formen neblinas y con ello vegetación de lomas. Es la parte más norte del país donde se ha identificado vegetación de lomas.

[Ver además ► [Fotos] Pampa de Ayacucho: santuario histórico donde Perú selló su independencia]

Illescas es una de las pocas zonas donde se puede avistar al cóndor andino. Foto: Conservamos por Naturaleza

Illescas tiene una categoría transitoria. ¿El proceso para tener una categoría definitiva tiene un avance considerable?

Actualmente estamos en el proceso de categorización definitiva. Este proceso tiene cuatro etapas y ya hemos agotado las dos primeras, la de sistematización y la informativa. En este preciso instante estamos en la tercera etapa, que es de consulta. Esta involucra a todos los actores que tienen una vinculación con el área. Algunos tienen derechos sobre el área y otros viven alrededor de la zona. A ellos se les presenta la propuesta de categorización, en este caso una reserva nacional, con el fin de escuchar su punto de vista y dudas. La cuarta etapa es la elaboración y sistematización de todo el proceso para desarrollar el expediente que pasa del Sernanp al Minam para que luego se eleve al Consejo de Ministros, donde se decide la creación del área a través de un decreto supremo.

¿Se puede calcular más o menos cuánto demorarían los dos procesos que faltan para la categorización?

Es complejo. Yo no me atrevería a darte una fecha exacta. Lamentablemente la pandemia del COVID-19 descuadró un poco los plazos, pero la aspiración era que por lo menos este año el expediente salga del Sernanp y vaya al Minam. Con la pandemia también se complica la fase de consulta porque no podemos reunir, como normalmente hacía el Sernanp en sus talleres, a todos los involucrados. Hemos empezado con dirigentes y este mes de diciembre tenemos con las personas que viven alrededor. Se trata de usar diferentes medios, como el escrito, las radios locales, entre otros.

[Ver además ► Conservar, investigar y enseñar: las tres labores del guardaparque ilustre de Junín]

Foto: Conservamos por Naturaleza

Respecto a la población que vive en los alrededores: ¿cuál es el beneficio de Illescas como zona reservada y cómo beneficiaría al convertirse en reserva nacional?

En la zona reservada ya hay usos que benefician directa o indirectamente a la gente. Por ejemplo, si bien todavía no promovemos a gran escala el turismo porque debemos tener mejores condiciones básicas para los visitantes, ya existe un flujo de unos 1100 visitantes por año en promedio. Hay actores de la propia Sechura que se está organizando y llevando visitantes.

El lugar también es usado como zona de tránsito, de asentamiento de pescadores de orilla. Obviamente Illescas no tiene mar pero tiene continente, y los pescadores entran al borde costero y desde ahí hacen sus labores. Eso ocurre ya, pero con la categorización esas dos actividades se potencian, principalmente el turismo porque tendríamos una zonificación específica, tendremos la oportunidad de dar otorgamientos de derechos por el uso del recurso paisaje. Nosotros apuntamos a que en el futuro tengamos un turismo sostenible y ordenado.

En las reuniones que ya se han realizado, ¿cuál ha sido la principal duda de la población?

Felizmente, en Illescas no hemos tenido mayor oposición o preocupaciones respecto al tema de usos, de derechos. Aquí es importante el rol que juega la Comunidad Campesina de San Martín de Sechura. Todo este espacio en el que estamos es parte de esa comunidad, que es la más grande de la Costa peruana, y nosotros articulamos permanentemente con ellos. En su momento, la comunidad fue quien presidió el Comité de Gestión de Illescas, y ellos están de acuerdo en que se categorice finalmente.

[Ver además ► [Infografía] Ecosistemas vulnerados: conoce la norma que defenderá los humedales del país]

Aldo Aguirre, jefe de la Zona Reservada Illescas. Foto: Conservamos por Naturaleza

Además de Illescas, en Piura existe otro proceso de categorización, la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau. De llegar a ser categorizadas, ¿ambas reservas se complementarían?

Sí, de alguna manera. Illescas no tiene porción marina, el límite es donde empieza el mar. En cambio, Mar Tropical de Grau es netamente marina, las cuatro porciones están en el mar. Sin embargo, hay una relación, una conectividad a nivel de especies, por ejemplo en el caso de las aves. Por otro lado, el hecho tener un espacio mayor protegido en Piura fortalece la presencia del Sernanp en la zona.

 

Conoce más sobre este lugar a través de este video de Conservamos por Naturaleza:

Illescas, una joya en la Costa de Sechura que necesita protección from Conservamos por Naturaleza on Vimeo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

20 − 9 =