[Video] Naciones Unidas: Líder indígena peruano denuncia violación de derechos humanos en áreas protegidas

Julio Cusurichi en Foro Permanente para Cuestiones Indígenas de la ONU

El presidente de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad), Julio Cusurichi, denunció ante las Naciones Unidas que se vienen amenazando los derechos de comunidades nativas en áreas protegidas. El dirigente aseguró que ellos no tienen derecho a administrar sus territorios ancestrales, lo que sería una violación de sus derechos humanos.

[Madre de Dios: Minería ingresa y afecta a la reserva comunal Amarakaeri]

“Existe una seria violación de los derechos humanos sobre las áreas protegidas que habitan hermanos indígenas pero la visión de las áreas naturales protegidas les indican no tener el derecho de administrar a pesar que son territorios ancestrales. Ahí nosotros no tenemos el derecho a ejercer la administración y la participación. Eso es una violación de los derechos humanos”, enfatizó Cusurichi.

El presidente de Fenamad dio estas declaraciones durante su presentación en el Foro Permanente para Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, donde participan más de mil líderes indígenas de todo el mundo. La sesión del foro de este año está precisamente relacionada al territorio indígena, sus derechos y distintas identidades culturales.

El presidente de Fenamad exigió seguridad legal para las comunidades indígenas ante foro de la ONU. Foto: Servindi.

El presidente de Fenamad exigió seguridad legal para las comunidades indígenas ante foro de la ONU. Foto: Servindi.

“Yo creo que nosotros somos los que trabajamos los bosques para que respire la humanidad, pero en la actualidad casi no sentimos, como pueblos indígenas, los beneficios de los grandes recursos que se habla. Nosotros seguimos más pobres y sin tener los servicios básicos”, sentenció Cusurichi ante el foro mundial.

Asimismo, el líder indígena solicitó ante la asamblea de Naciones Unidas que exija a los gobiernos implementar mecanismos legales para proteger los derechos de los pueblos indígenas. Hizo especial énfasis en la situación de los pueblos en aislamiento voluntario. “Porque si no se protege esto, estaríamos atentando con un etnocidio por la presencia de actividad extractivista en nuestros territorios”, resumió el representante indígena.

Durante su presentación, también solicitó ante la asamblea que se cree un tribunal internacional para la “justicia y el respeto de los pueblos indígenas del mundo”. Aseguró que esa era la mejor manera de conseguir paz y tranquilidad para todos los pueblos del mundo.

En la región Madre de Dios existe la reserva comunal Amarakaeri, un territorio protegido por el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp). En la reserva y en su zona de influencia están presentes las etnias Harakmbut, Yine y Matsiguenka. Las comunidades indígenas participan de la cogestión y administración conjunta con el Estado mediante el Ejecutor del Contrato de Administración, una organización técnica y administrativa del movimiento indígena. Fenamad afirma en su web que esta es una “figura legal impuesta por el gobierno peruano”, por lo que, aseguran, aún no tienen dominio pleno de su territorio ancestral.

Julio Cusurichi fue elegido presidente de Fenamad en enero de este año para el periodo 2016-2018. Este gremio representa a siete pueblos indígenas: Tacana, Harakbut, Matsigenka, Yine, Amahuaca, Shipibo y Kichwa Runa. Una de sus principales tareas ha sido la lucha por lograr seguridad jurídica para las comunidades indígenas. En el 2007 su trabajo por conservar el bosque amazónico y los derechos de las comunidades que lo habitan le valió hacerse del premio internacional Goldman, considerado el “nobel del medioambiente”.

“Cusurichi se ha enfrentado a amenazas violentas contra su vida y ataques públicos falsos en su carácter de las entidades ilegales de tala y minería que se oponen a su trabajo”, asegura la web del galardón mundial sobre el líder shipibo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

20 − seven =