(Video) Huiquilla, la pasión por la naturaleza se contagia

Huiquilla from Peru Natural on Vimeo.

Lo rodean restos arqueológicos y bosques naturales que son vistos solo en documentales de televisión. Huiquilla, aunque no lo crea, está dentro del Perú y debería ser un lugar de paso obligatorio en nuestras vidas.

A unos kilómetros de Kuelap, monos nocturnos, osos de anteojos y pumas comparten un hábitat natural con el ser humano. Más de mil hectáreas de bosque lo invitan a meterse entre los árboles, mojarse en sus aguas y disfrutar de uno de los últimos lugares de su tipo en el mundo. Esto, lo que hoy nos puede parecer normal como beber agua, en unos años se podría convertir en un lujo como ir a la luna.

José La Torre heredó este terreno en Amazonas. Se considera uno de los pioneros en conservación privada en esta parte de la selva peruana. En 1908 su abuelo compró este gran lote sin pensar en lo que vendría. La Torre y sus ocho hermanos invierten su tiempo en un proyecto de conservación de la biodiversidad que pretende ser ejemplo para las comunidades que hay alrededor.

Están promoviendo el ecoturismo y la investigación. Tienen un circuito de caminatas que une Colcamar, Lanche, pasa por Huiquilla y termina en el imponente Kuelap. Encontrará complejos de piedras que aún no han sido desveladas completamente. Los amaneceres serán cada vez más coloridos. Y la naturaleza sabia le regalará todos los días espectáculos únicos. Cielos coloridos, monos jugando entre los árboles, aves alimentándose de barro con los primeros rayos de sol, son solo algunas cosas que ninguna tarjeta de crédito puede pagar…

Ver reportaje completo aquí.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario