Viceministro Quijandría: “Tenemos un retraso respecto a medidas de conservación en los ecosistemas marinos”

El viceministro de Desarrollo Estratégico de Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente (Minam), Gabriel Quijandría, consideró que en nuestro país existe un “retraso relativo” respecto a las medidas de conservación en los ecosistemas marinos, especialmente en el caso de explotación de hidrocarburos.

Quijandría brindó estas declaraciones en Actualidad Ambiental TV, donde asistió para hablar sobre el mecanismo de compensación ambiental, una propuesta del Minam (aún en fase de consulta) que busca compensar los impactos ambientales inevitables, con el fin de mantener o recuperar ecosistemas naturales con características similares a las de los afectados.

“La idea o principio general está vinculada a reconocer que los ecosistemas prestan una serie de servicios que son tan relevantes como la infraestructura física que creamos a partir de la inversión”, señaló.

“Este instrumento está asociado a los instrumentos de evaluación de impacto ambiental y, en este caso específico, está previsto –por lo menos en esta etapa inicial– para proyectos de tipo 3, que son aquellos proyectos que por la escala de intervención e impactos, son los que requieren un estudio de impacto ambiental detallado”, agregó el Viceministro.

TRES TIPO DE IMPACTOS

Quijandría explicó que existen tres tipos de impactos ambientales. Los prevenibles o evitables, los que son sometidos a una serie de medias para que no ocurran; los reducibles o mitigables, que se pueden rehabilitar o recuperar; y los impactos sobre los ecosistemas que son inevitables, aquellos que por más medias de prevención que se tomen van a ocurrir de todas maneras y sobre esos impactos es donde opera el instrumento de compensación.

“Cuando no puedo evitar que esos impactos ocurran, lo que hago es rehabilitar o conservar un ecosistema o un espacio de biodiversidad de características similares en un lugar que no es exactamente el mismo donde ocurre el impacto pero puede ser cercano o en alguna otra zona”, señaló Quijandría.

Asimsimo, explicó que si las medidas de compensación están asociadas a la creación de Áreas de Conservación Privada puede ser viable. “Podría además ser un área de conservación regional o nacional y asegurar, como parte del compromiso de la empresa, el financiamiento para conservar o mantener por lo menos durante el periodo que dura su intervención empresarial la conservación de esta zona”, mencionó.

CONGA ES UN CASO DIFERENTE

Ante la pregunta referida a si la construcción de reservorios para reemplazar el agua de las lagunas afectadas por el proyecto Conga sería una especie de compensación, Quijandría dijo que “se trata de un caso diferente”.

“La construcción de reservorios es como una especie de indemnización, de retribución económica, o retribución por un servicio, o por una función social no atendida previamente. O sea, lo que se está atiendo es una necesidad más vinculada a la agenda social que a la ambiental”, precisó.

Por otro lado, Quijandría señaló que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), será el ente encargado de supervisar el cumplimiento del plan de compensación.

Asimismo, afirmó que las multas elevadas, aprobadas recientemente, “es justificable” porque “esas multas están en proporción a los daños que se podrían generar”.

Finalmente, invitó a ingresar a la web del Minam para descargar la propuesta sobre este tema y opinar sobre ella. Aún queda una semana para recibir los aportes del sector privado u organizaciones especializadas en el tema.

—–Ver y descargar la propuesta aquí—–



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

14 + ten =